Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwan / WikimediaTsai Ing-wen, presidenta de Taiwan / Wikimedia
Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwan / Wikimedia

Un comité parlamentario de Taiwán ha aprbado la revisión preliminar de enmiendas para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, mientras se manifestaban decenas de miles de partidarios y detractores cerca de la sede del Poder Legislativo.

La revisión aprobada se enviará a los grupos parlamentarios para su estudio. Tras la decisión, los opositores anunciaron que lucharán «hasta el final», promoverán un referendo sobre el tema y tratarán de revocar el mandato de los legisladores partidarios de equiparar el matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Las decenas de miles de manifestantes a favor y en contra del ‘matrimonio’ homosexual, a pocos metros del Parlamento, reflejan la división de opiniones en la sociedad taiwanesa sobre el modo de acomodar legalmente reivindicaciones de los grupos de presión LGTBI.

Sin padre, ni madre, ni libertad educativa

En el debate del comité parlamentario, en el que intervinieron otros legisladores no pertenecientes al mismo, se mostró que la principal oposición es la eliminación de los términos «varón», «mujer», «padre» y «madre» por palabras sin referencias al sexo.

«No puedo aceptar que en mi documento de identidad no aparezca yo como padre ni que mi madre y mi padre tampoco aparezcan así», dijo el parlamentario del opositor Partido Kuomintang Lai Shi-bao.

En los discursos de opositores al matrimonio igualitario fuera del Parlamento los dos temas más recurrentes eran la desaparición legal de los términos «padre» y «madre» y los nuevos materiales educativos sobre la homosexualidad, que según algunos «fomentan que ninos heterosexuales se hagan homosexuales».

Según informa EFE, no hay en la isla una fuerte oposición a dotar de unparahguas legal a las uniones homosexuales, pero sí a que se haga cambiando la definición de matrimonio, que es la opción preferida por el colectivo LGBT, que rechaza una legislación especial como «discriminatoria» y «contraria a los derechos humanos».

Está previsto que la equiparación legal del matrimonio a las uniones homosexuales se refrende a mediados de 2017

Encuestas en contra de la equiparación

En un sondeo hecho público la semana pasada por Familia Taiwán, grupo contrario la equiparación del matrimonio a las uniones de personas del mismo sexo, el 52,6 por ciento de los encuestados rechazaba las enmiendas y el 78 por ciento consideraba que afectaban a los valores familiares mayoritarios.

La aprobación preliminar de las enmiendas es sólo el inicio de un largo sendero legislativo que se prevé que no finalice hasta la próxima sesión parlamentaria.

«Incluso tras el paso de las enmiendas en el comité, seguirá siendo sujeto de negociaciones entre partidos», dijo el parlamentario opositor Jason Hsu, autor de una de las enmiendas, que espera que el matrimonio homosexual sea aprobado antes de mayo del próximo año.

La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, se ha manifestado a favor de la legislación del matrimonio homosexual, y la mayoría de los legisladores de su formación política, el Partido Demócrata Progresista, aprueban esa iniciativa, aunque algunos prefieren que sea con una ley especial.

Comentarios

Comentarios