La red social Twitter censura cuentas por extremistas.
La red social Twitter censura cuentas por extremistas.

Twitter ha actualizado su «política de conducta de odio» de tal forma que ha reforzado el veto a quienes quieran referirse a personas transexuales por sus nombres originales. Así, será castigado hacer menciones como Bruce ‘Caitlyn’ Jenner o Bradley ‘Chlesea’ Manning. Esta práctica de conoce por el término anglosajón ‘deadnaming’.

La compañía estadounidense estipula en sus nuevas condiciones la prohibición de realizar este tipo de comentarios sobre «categorías protegidas», lo que puede cercenar el debate de ideas sobre la transexualidad y sus fundamentos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Así, mientras los grupos LGTBI han recibido con entusiasmo la noticia, no son pocos los usuarios de la red de microblogging que han alertado sobre los efectos negativos de la medida, que podría llevar a la censura del debate de ideas sobre una cuestión tan debatida y en boga como esta.

Esta política entra en colisión directa con la misión de Twitter: «Darles a todos el poder de crear y compartir ideas e información y expresar sus opiniones y creencias sin barreras».

El pasado mes de enero una investigación de Proyecto Veritas desveló que Twitter alteraba los algoritmos para censurar determinados mensajes de perfiles de ususarios «conservadores»

Con esta decisión, la expresión de verdades científicas sobre la configuración cromosómica de los seres humanos o la diferenciación sexual a nivel corporal, sentimental o cerebral entre hombres y mujeres quedarían expulsadas del debate libre de ideas en la red social.

Prohibición oculta y «gente de mierda»

En el pasado, Twitter también ha vetado a algunos usuarios por expresar posiciones provida. Así sucedió con Charlotte Helene Fien, una mujer con Síndrome de Down que es muy activa en redes sociales para expresar su defensa de la dignidad de toda vida humana y su oposición al aborto.

El pasado mes de enero una investigación de Proyecto Veritas desveló que Twitter alteraba los algoritmos para censurar determinados mensajes de perfiles de ususarios «conservadores».

Esta censura se lleva a cabo a través de la llamada «prohibición oculta». Esta técnica supone «que se prohíbe a alguien pero no saben que se les ha prohibido, porque siguen publicando y nadie ve su contenido”, tal y com desvela en la investigación Abhinav Vadrevu, un exingeniero de Twitter.

En la misma investigación, a través de cámara oculta, empleados de la firma reconocían que estaban trabajando en un proyecto llamado de forma coloquial «gente de mierda» para  que las personas que discrepen de lo políticamente correcto desaparezcan de su red social.

También te puede interesar:

El CEO de Twitter pide disculpas por cenar en un restaurante con «trasfondo cristiano»

Comentarios

Comentarios