El uso de bloqueadores de la pubertad para procesos de transexualidad en menores con lleva riesgos.
El uso de bloqueadores de la pubertad para procesos de transexualidad en menores conlleva riesgos.

Canadá no solo se ha convertido en uno de los países más progresistas del mundo, sino que parece decidido a eliminar del todo la potestad de los padres para educar a sus hijos, aún a coste de poner en riesgo sus vidas.

No es una exageración, al menos no para los padres de una niña de 11 años que cerca ha estado de quitarse la vida porque su colegio le ayudó a cambiarse de sexo sin conocimiento de sus padres.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según denuncia el abogado de la familia, John Carpay, esta niña quería ser un niño, pero no quería contárselo a sus padres, por lo que acudió a la escuela en busca de ayuda.

En su colegio decidieron ayudarla y la metieron un grupo LGTB para que le guiase con el tratamiento necesario. Los padres sospechaban que algo pasaba, pero no tenían ni idea de que era el propio colegio de su hija quién estaba involucrado en el asunto.

Cuando la niña reconoció que quería suicidarse, el colegio acudió a los padres y estos pudieron calmar la situación

La situación se mantuvo así un año entero, con la niña viviendo una doble vida con apenas 11 años, hasta que de repente todo cambió y esta reconoció que estaba empezando a tener pensamiento suicidas.

Fue entonces cuando el colegio acudió a los padres y estos pudieron calmar la situación. Su hija tiene rasgos de autismo, algo que no tuvieron en cuenta los que quisieron ayudarla.

Este caso ha sido particularmente comentado en Alberta (Canadá), donde han ocurrido los hechos, debido a la ley que el gobierno quiere aprobar en este estado, y es precisamente prohibir a los colegios contar a los padres si sus hijos están en grupos LGTB, informa LifeSite.

Es por eso que los padres han puesto el asunto en manos de su abogado, quien critica duramente este proyecto de ley. “La ley parece no querer reconocer que los activistas políticos no aman a estos niños como sus padres”, declaró el abogado Carpay.

El ministro de Educación de Aberta, Dave Eggen, presentó el jueves pasado el proyecto de ley 24, conocida como la “ley para apoyar alianzas gay-heterosexuales”, un proyecto para evitar que los colegios “delaten”, dicen, a los padres que sus hijos están acudiendo a clubes LGTB.

 

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.