Lisa Miller y su hija Isabella
Lisa Miller y su hija Isabella/LifesiteNews

Kenneth Miller un pastor menonita de Vermont (Estados Unidos) ha sido condenado a 27 meses prisión sin fianza por ayudar a escapar del país a Lisa Miller, una madre lesbiana que se convirtió al cristianismo y quiso «salvar» a su hija Isabella de su pareja, Janet Jenkins, según publica LifeSiteNews.

En 2009 semanas después de que naciera Isabella, Lisa Miller se convirtió al cristianismo y decidió separarse de su pareja y ‘madre’ de su hija, Janet Jenkins. El juez Richard Cohen de Vermont le concedió la custodia a Miller, pero aplicó un régimen de visitas para que Jenkins pudiera ver a la niña, aunque no tiene relación biológica con Isabella ni le ha cedido sus apellidos.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Lisa pidió al juez la custodia completa después de alegar que los continuos cambios de los regímenes de visitas le provocaban a la niña «traumas psicológicos». Pero una vez que Lisa abandonó el país con su hija, el juez Cohen le ha concedido la custodia total a Jenkins.

Lisa Miller huyó a Nicaragua

En 2012 Lisa pidió ayuda al pastor para salir del país con su hija y éste les condujo a la frontera de Canadá, más tarde Miller viajó a Nicaragua donde se cree que vive ahora con su hija Isabella con la ayuda de la comunidad menonita. Actualmente se ha decretado busca y captura para Lisa Miller y su hija.

Lisa Miller y su hija Isabella está en busca y captura
Lisa Miller y su hija Isabella está en busca y captura/NationalCenterofmissingchildren

En 2013 se produjo la primera parte del juicio al pastor Miller, que se negó a declarar en contra de las otras personas que ayudaron a Lisa y a Isabella a escapar del país. Así, fue a prisión preventiva durante un mes. Cuando fue liberado para la vista del juicio Miller aseguró: «Mis convicciones son cada vez más fuertes, Lisa necesita ayuda y se la daremos».

Pastor Miller: «Los muros de la cárcel no pueden impedir el amor de una madre valiente para salvar a su hija»

En enero de 2016 se produjo la segunda parte del juicio donde el pastor Kenneth Miller ha sido condenado a 27 meses de prisión sin fianza. Después del veredicto, Miller afirmó que «Dios permite pruebas y eso es bueno, si en mi estancia en la cárcel puedo seguir ayudando a la rehabilitación de mis compañeros, mi misión no ha acabado».

«No estoy desanimado, los muros de la cárcel no pueden derribar el amor por las personas, igual que no pueden impedir el amor de una madre valiente para salvar a su hija», sentenció el pastor.

Por su parte, desde la comunidad menonita nicaragüense se asegura que desde que se sospecha que ayudan a Lisa ha Policía ha reforzado la vigilancia. «Estamos dispuestos a renunciar a nuestros derechos, iremos a la cárcel e incluso moriremos. Ayudar a una persona a reconducir su fe y vivir en obediencia es una bendición«, afirmaron en un comunicado.

Comentarios

Comentarios