La diputada Graciela Bianchi
La diputada Graciela Bianchi / Parlamento de Uruguay

Uruguay acaba de aprobar una Ley de Violencia de Género que copia alguno de los preceptos y los errores de las leyes de este tipo que existen en Occidente, en especial en España.

Uno de ellos, y quizá el más grave, es que se invierte la carga de la prueba, por lo que los hombres pasan a ser culpables hasta que demuestren lo contrario en caso de ser denunciados por una agresión sexual.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Para lograr este punto la ley tiene que modificar el Código Penal, el Proceso Penal y el Código General del Proceso. Se aprobó con 63 votos a favor y 21 en contra y es uno de los grandes éxitos del partido izquierdista Frente Amplio que gobierna en el país.

A pesar de la amplia mayoría el debate fue muy duro, con muchas criticas al proyecto por proteger solo a las mujeres y no a todas las posibles víctimas de abusos, niños y mayores incluidos.

Pasquet advirtió que “la ley debe amparar a todas las víctimas de la violencia, no solo a las mujeres”

Así, la senadora nacionalista Graciela Bianchi advirtió que a partir de ahora “los hombres estarán en libertad condicional. Es objetivamente así”. E insiste en que “depende de la discrecionalidad del juez o de la jueza que se apruebe una orden de restricción, que sabemos que no sirve para nada si no la controlamos”.

Por su parte, el diputado colorado Ope Pasquet advirtió que “la ley debe amparar a todas las víctimas de la violencia, no solo a las mujeres”. “Hay un criterio discriminatorio. Deja de regir en esta ley el viejo precepto que en caso de duda el reo es inocente (in dubio pro reo). Es un quebrantamiento de un principio básico del Código Penal. Me parece algo muy grave”, sostuvo.

Quien también se refirió al tema fue el nacionalista Gerardo Amarilla. Indicó que “no es solución andar siempre atrás de ONG muy bien pagas y de las Naciones Unidas”, porque eso lleva a que “no sea perspectiva de género sino ideología de género”.

El proyecto “tiene rasgos de totalitarismo, es claramente la imposición de una ideología única por y desde el Estado”.

A pesar de su oposición, Uruguay entra en el club de aquellos países que protegen a las mujeres vulnerando los derechos de los hombres que pasan a perder su protección jurídica de inocencia hasta que se demuestre lo contrario, según el medio Información.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Madrileño, de familia numerosa. Comenzó a estudiar Historia aunque pronto se cambió a Periodismo. Se licenció por la Universidad Complutense de Madrid y desde entonces no ha parado. Ha trabajado para las agencias de información Colpisa y Europa Press, para el departamento de comunicación de LaSexta y ha logrado saborear la experiencia de trabajar en papel gracias al periódico La Razón.