La terapia de sustitución hormonal utilizada en personas transgénero y transexuales cambian el balance de las hormonas en sus cuerpos.

A petición de los colectivos LGTBI de Vancouver, un concejal presentará el próximo en el consistorio una moción que permitiría prohibir la terapia de conversión para jóvenes.

Aunque la iniciativa todavía no se ha presentado, implicaría la retirada de licencias comerciales a cualquier terapeuta que aconseje a las personas cambiar su orientación sexual o identidad de género. Mientras tanto, el lobby LGTBI está reuniendo una petición para prohibirlo también en toda la provincia.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Así el concejal Tim Stevenson, encargado de presentar la iniciativa, ha anunciado que la moción se enfocará en proteger a los jóvenes.»Significa que un terapeuta no puede entrar en ese tipo de terapia para los jóvenes, mientras que los adultos tienen la opción de tomarlo si lo desean», ha detallado.

Peter Gajdics, que se sometió a una terapia de conversión en los años 90, es la imagen que los colectivos LGTBI han utilizado para impulsar la prohibición. «Enseña a los jóvenes que esto es algo que no es bueno, que el gobierno no lo hace, y eso hace una gran diferencia», ha asegurado.Y ha señalado, además, que el psiquiatra que estaba tratando de «sanar» su homosexualidad, oficialmente lo estaba haciendo por depresión.

Asimismo, Jen Marchbank, profesora de género, sexualidad y estudios de la mujer, de la Universidad Simon Fraser, ha detallado que la terapia de conversión es una gama de tratamientos que busca «curar» a alguien de su orientación sexual o identidad de género.»Se ha demostrado una y otra vez que son ineficaces y, por lo tanto, simplemente crueles», ha defendido.

También te puede interesar

Malta penaliza con hasta un año de cárcel las terapias de conversión homosexuales

Comentarios

Comentarios