José Luis Rodríguez Zapatero /EFE
José Luis Rodríguez Zapatero /EFE

La separación de poderes, la defensa de los derechos humanos, el régimen de libertades, la posibilidad de elegir y ser elegido, la contribución solidaria a los gastos comunes… ninguna de estas características de los sistemas democráticos son tan imprescindibles para el expresidente del Gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero como el feminismo.

«El feminismo no es una política sectorial o parte de un programa, para mí es el eje vertebrador de la concepción de una sociedad democrática» ha asegurado durante su intervención en un seminario organizado por la Oficina de Mujer y Ciencia del Consejo Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Así, recordó durante su acción de gobierno algunas decisiones que son fruto de esta concepción del sistema democrático: la ley del divorcio exprés que hace del matrimonio un contrato jurídico más débil que el que se tiene con una compañía telefónica; la ley de violencia de género que elimina la presunción de inocencia, criminaliza al varón por el hecho de serlo e invierte la carga de la prueba; la ley de aborto de 2010, por la que se convierte en derecho incluido en la cartera de servicios sanitarios a cargo del contribuyente y a voluntad durante las primeras 14 semanas de vida prenatal; o las leyes de reproducción artificial que conllevan la destrucción o congelación de numerosos seres humanos en fase embrionaria.

Rodríguez Zapatero considera que el feminismo «es una de las grandes aportaciones ideológicas e intelectuales de los siglos XX y XXI, y la idea que más progreso origina y más abre la mente y mejora la sociedad».

«Cuando te acercas al feminismo reconoces los valores y principios que debería uno regirse en esta vida», ha asegurado.

Comentarios

Comentarios