Retrato de Isabel la Católica situado en el monasterio franciscano de Santa María La Rábida, en Huelva (España).
Retrato de Isabel la Católica situado en el monasterio franciscano de Santa María La Rábida, en Huelva (España).

Este viernes 26 de noviembre se cumple el 517 Aniversario del tránsito de la Reina Isabel la Católica, una de las mujeres más emblemáticas de la historia, coronada Reina con solo 23 años el 13 de diciembre de 1474 en la iglesia de San Miguel de Segovia.

Quinientos diez y siete años después, la Asociación Enraizados en conjunto con otras entidades, como la Comisión de Isabel la Católica, quieren honrar a la Reina en esta fecha. Gracias al esfuerzo de los voluntarios de la Asociación, junto con el de otros devotos de la Reina, se celebrarán más de 100 misas en España y en Hispanoamérica y otros lugares del mundo en acción de gracias por la vida de la Reina y para pedir su pronta beatificación.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Así lo explicaba Pepe castro, presidente de ‘Enraizados’:

«La Reina Isabel la Católica, no solo llevó a cabo hazañas que cambiaron la historia de la humanidad, sino que lo hizo con especial devoción a Dios, con obediencia a Su Providencia y siendo heroica en sus virtudes. Por eso la Iglesia la ha reconocido como ‘Sierva de Dios’. En esta fecha tan importante, Enraizados promueve la devoción a la Reina y mediante las misas que se celebrarán, pide por su pronta beatificación. Isabel, Católica y Reina, gobernó partiendo de su amor y obediencia incondicional a Dios«.

La Asociación Enraizados señala en su página web algunas de las causas por las que considera debe ser beatificada, entre ellas:

  • Impulsar el descubrimiento de América.
  • Evangelizar América
  • Ser precursora de los derechos fundamentales de la persona
  • Unificar y pacificar los reinos de España
  • Formar la primera Guardia Civil, Hermandad, que dio seguridad a los necesitados
  • Casarse con el hombre que escogió, no el que le impusieron
  • Ser una madre, hija, hermana ejemplar
  • Ser capaz de rodearse de mujeres intelectuales en la corte, para formarse más y mejor y obtener asesoramiento de estas.
  • Buscar el consejo de hombres expertos y sabios para gobernar justamente.
  • Su testamento y codicilio, culmen de una vida de entrega a Dios.
  • Su obediencia a la Jerarquía de la Iglesia, especialmente al Papado.
  • Buscar siempre el bien común mundial, especialmente a través de la paz con otros reinos cristianos

En España habrá Misas en 42 provincias:

Albacete, Alicante, Almería, Asturias, Ávila, Badajoz, Barcelona, Burgos, Cádiz, Cantabria, Ciudad Real, Córdoba, Cuenca, Gerona, Granada, Guadalajara, Guipúzcoa, Huelva, Islas Baleares, Jaén, La Coruña, La Rioja, Las Palmas, León, Lugo, Madrid, Málaga, Murcia, Navarra, Palencia, Salamanca, Santa Cruz de Tenerife, Segovia, Sevilla, Soria, Teruel, Toledo, Valencia, Valladolid, Vizcaya, Zamora y Zaragoza.

Y en Hispanoamérica, a falta de confirmar más países, habrá misas en:

En Argentina en las ciudades de Buenos Aires y Mendoza; en México en distrito federal; en Costa Rica; en Perú; en Uruguay, en la ciudad de Montevideo; en Chile, en la Región Metropolitana y en la Patagonia; en Venezuela, en la ciudad de Cabudare; y en la ciudad de Táchira.

Y en el resto del mundo en:

Italia, en la ciudad de Roma; y en Túnez así como en las antípodas de España, Papúa-Nueva Guínea.

Puede encontrarse el detalle actualizado de las Misas en este enlace

La Asociación también peregrinó el pasado 13 de noviembre a Madrigal de las Altas Torres. Más de 100 personas celebraron en la Villa natal de la Reina una Jornada de oración culminada con una Santa Misa presidida por D. José Luis Rubio Willen de la Comisión de Isabel la Católica de la Diócesis de Valladolid y con la visita al Palacio de Juan II, hoy regentado por una Comunidad Contemplativa de monjas Agustinas.

Este es el resumen de la visita de Castro:

«Sin duda se ve la mano de la Reina en el destino de su Palacio natal. Donde otras muchas muestras de nuestro arte sacro han pasado a ser hoteles o edificios civiles, el lugar donde nació la Reina, un modesto palacio en su época, se ha convertido en casa de oración«

Comentarios

Comentarios