La Puerta de Alcalá de Madrid, convertida durante la Guerra Civil en un altar comunista.
La Puerta de Alcalá de Madrid, convertida durante la Guerra Civil en un altar comunista.

Nunca ha habido un relato consensuado sobre la II República, la Guerra Civil y el Franquismo. Ni lo puede haber. Ni entre los historiadores, que aún sostienen importantes debates, ni entre los ciudadanos, cada cual con su particular e inexpugnable acervo de recuerdos familiares.

Un pasado tan complejo como el nuestro requiere aproximaciones plurales, desapasionadas y generosas. En su lugar, esta Ley de Memoria Democrática busca imponer un relato maniqueo y falaz que limita la autonomía de los investigadores y la libertad de expresión de los españoles.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Frente al sectarismo, la obligación de los poderes públicos es fomentar la concordia, el encuentro y la reconciliación.

Poco de ello puede haber en un documento pactado con los enemigos de España y que presenta a los etarras como víctimas y luchadores por la democracia

Santiago Abascal, presidente de Vox en comentarios realizados en Twitter

Comentarios

Comentarios