El alcalde de Zaragoza, el podemita Pedro Santisteve, ha programado para este viernes la recepción municipal al Cuerpo de Voluntarios a la misma hora que tenía que acudir a la misa pontifical de San Valero, patrón de la ciudad, y a la que tradicionalmente ha ido en pleno la corporación municipal.

Esta recepción de voluntarios se organiza todos los años a las once de la mañana, sin embargo, este año el Ayuntamiento ha retrasado la hora haciendo coincidir este evento con el acto religioso. Esto ha obligado a los concejales a elegir entre ir a misa o acudir a la recepción.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Por ello, sólo el Partido Popular y el Partido Socialista han participado en la ceremonia religiosa, mientras que los podemitas de Zaragoza en Común, partido que gobierna, Ciudadanos y Chunta Aragonesista han optado por el acto en el consistorio.

Además, el Ayuntamiento de Zaragoza se ha negado también a que se realice la tradicional bendición del roscón que se repartía en la plaza del Pilar entre los ciudadanos después de la misa.

No es la primera vez que el alcalde Santiesteve opta por estas actitudes laicistas. De hecho, en las fiestas del Pilar, patrona de la ciudad, también decidió no acudir a la misa pontifical rompiendo igualmente otra antigua tradición del Ayuntamiento.

El obispo de Zaragoza bendiciendo el roscón después de la misa de San Valero / Arainfo
Un sacerdote realiza la bendicion del roscón en 2013 / Arainfo

En contra de los actos religiosos

Los concejales de Zaragoza en Común ya habían adelantado este miércoles que no asistirían a la misa porque no se les podía obligar a asistir a un acto de este tipo. Todo ello a pesar de que el Reglamento de Protocolo, Ceremonial, Honores y Distinciones dice que «la Corporación municipal asistirá» a los actos considerados «solemnes». Entre ellos, la misa pontifical de San Valero.

De hecho, la marca blanca de Podemos intentó modificar este reglamento nada más llegar al poder. Sólo consiguieron el apoyo de Ciudadanos, ya que PSOE y PP votaron en contra.

Por su parte, y según informa ABC, el Partido Popular ha denunciado que la actitud de Santisteve representa el «sectarismo» de un Gobierno en el que «hablan mucho de las libertades, pero son incapaces de respetarlas».

Y añaden que esta decisión «sólo puede explicarse desde la obsesión de un equipo de gobierno que quiere esconder su incapacidad, sus errores y su falta de proyecto político tras un nuevo ataque a los actos tradicionales de carácter religioso».

Por ello, los populares han exigido al edil de Zaragoza que acabe con «ese rencor incomprensible que piensa más en destruir y desunir a los zaragozanos que en construir y tejer lazos de unión entre sus vecinos».

Comentarios

Comentarios