Los masones están encantados con el artículo del cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, que se titula “Queridos hermanos masones”. El responsable del diálogo cultural de la Iglesia Católica no cuestiona el Magisterio escrito sobre la masonería y su incompatibilidad con el catolicismo aunque sí hace un guiño a los masones y lanza un dardo a un sector de la Iglesia. Además, las logias han aprovechado este escrito para intentar presentarse como una institución amable con la Iglesia.

Ravasi incide en que las diferencias entre masones y católicos “no impiden, sin embargo, el diálogo”. El cardenal italiano llama también a superar la actitud de “ciertos ambientes católicos integristas” y pide “ir más allá de la hostilidad, los insultos y los prejuicios recíprocos”.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Estas palabras han desatado la euforia en las distintas logias masónicas. Por ejemplo, la Gran Logia de España ha destacado en su boletín las palabras del representante de Cultura vaticano e informa que desde hace años los masones españoles ya dialogan con la Iglesia. Pone como ejemplo, el último encuentro de tres días celebrado en la Hospedería del Monasterio de Poblet.

Gianfranco Ravasi
Cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura / Wowslider.com

La logia española asegura que el “14% de los masones españoles se autodefine católico romano, sin que sientan oposición alguna entre su fe y la vivencia fraternal con todos los hombres que les propone la Masoneria”.

Un exmasón lo deja claro: «Promoviendo leyes contra la familia, la masonería intenta destruir la Iglesia Católica»

Palabras que, sin embargo, contradicen exmasones que dejaron las logias y que han revelado el odio a la Iglesia que se vive en el interior de la masonería. Es el ejemplo de Serge Abad Gallardo. Este exmasón francés que llegó a ser maestro grado 14 aseguraba en una entrevista para Actuall:

“La masonería es en la mayoría de las obediencias anti-católica y anticlerical. La masonería es para ellos una religión verdadera tal y como cuento en mi libro. Sus fundamentos son totalmente diferentes y opuestos a la moral católica, que por ejemplo hace de la familia la base de la sociedad. Promoviendo leyes contra la familia intentar destruir la Iglesia Católica. Esto es uno de los motivos por lo cual yo afirmo que no es posible ser católico y masón”.

Los «valores comunes» que destaca el Gran Maestro de Italia

En su intento de utilizar las palabras del cardenal para presentarse como algo compatible con el catolicismo el Gran Maestro del Gran Oriente de Italia, Stefano Bisi, ha escrito también otro artículo contestando al cardenal Ravasi.

En dicha carta-artículo, Bisi alaba al cardenal y dice que le “alegra saber que ha hablado de la Masoneria sin prejuicios y con la amplia visión cultural que lo caracteriza, y que, más allá de las aclaraciones y de la posición oficial y escrita de la Iglesia ampliamente conocida, ha reconocido, sin ideas preconcebidas, que entre estas dos realidades existen también valores comunes que nos unen y que, sin embargo, no anulan los diferentes puntos de vista y las marcadas diferencias”.

Stefano Bisi
Stefano Bisi (segundo por la derecha), Gran Maestro del Gran Oriente de Italia / Gran Oriente de Italia

Además, el líder masón agrega que “los valores comunes que nos unen son la dimensión comunitaria, la dignidad humana, la lucha contra el materialismo y la beneficencia. Sobre estas bases se puede auspiciar un dialogo constructivo desde el pleno respeto a las identidades diversas”.

El Gran Maestro y el cardenal Ravasi no citan las grandes diferencias y las incompatibilidades que existen entre ambos y ponen su mira sobre todo en aquellos que sí denuncian la verdadera realidad de la masonería.

¿Qué decía y sigue diciendo la Iglesia Católica?

Sin embargo, numerosos escritos de Papas y también el actual Código de Derecho Canónico siguen condenan abiertamente y sin fisuras la masonería. Y uno de los que más ha tenido que ver con esto ha sido el ahora Papa emérito Benedicto XVI. Siendo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger afrontó el intento de distintos obispos, sobre todo de Francia, del norte de Europa y Estados Unidos, que intentaban blanquear la masonería.

El Código de Derecho Canónico de 1983 alerta que todo aquel que «se inscribe en una asociación que maquina contra la Iglesia debe ser castigado», motivo por el cual será excomulgado

Actualmente, la legislación se basa en el Código de Derecho Canónico que promulgó Juan Pablo II en 1983, que alertaba de que todo católico que “se inscribe en una asociación que maquina contra la Iglesia debe ser castigado”. No citaba concretamente la masonería por lo que Ratzinger, como prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, firmó una declaración en la que aclaraba que la Iglesia no había variado en nada su posición frente a la masonería y que ésta seguía siendo incompatible con el catolicismo.

El anterior Código de Derecho Canónico de 1917 ya excomulgaba a los católicos que “den su nombre a la secta masónica, o a otras asociaciones del mismo género, que maquinan contra la Iglesia”.

Juan Pablo II y el entonces cardenal Joseph Ratzinger
Juan Pablo II y el entonces cardenal Joseph Ratzinger

Anteriormente, el Papa Clemente XII ya condenaba la masonería en la bula papal In eminenti. Por su parte, León XIII calificaba a esta organización como un “enemigo astuto y calculador” en su encíclica Humanum genus.

Desde 1738 a 1980 hay al menos 371 documentos de la Iglesia sobre la masonería. A ello habría que añadir todos los documentos de los distintos dicasterios vaticanos y de las conferencias episcopales.

Comentarios

Comentarios

Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.