Un grupo de miembros del grupo terrorista islamista Boko Haram/ EFE
Un grupo de miembros del grupo terrorista islamista Boko Haram/ EFE

26 soldados regulares nigerianos y de Níger han sido asesinados, 112 heridos y 50.000 personas se han visto obligados a huir de sus hogares. Este es el balance provisional del último ataque de Boko Haram en Níger, tras conquistar una de sus localidades, Bosso, el pasado de 3 de junio.

Y es que tras la conquista de esta localidad a manos del grupo yihadista, llegaron más de 2.000 soldados enviados desde Chad para contrarrestar el ataque de Boko Haram proveniente de la frontera de Nigeria, tal y como recoge Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Así los enfrentamientos durante varios días. De hecho, el pasado 4 de junio, el ejército nigeriano se hizo con el control de Bosso, pero al día siguiente volvió a las manos de los yihadistas. Los ataques también se repitieron en otras localidades de Níger, como Yébi y Toumour.

Ayuda militar de Chad para hacer frente a Boko Haram

Por ello, el presidente nigeriano, Mahamadou Issoufou, se trasladó el pasado martes, 7 de junio, a Yamena para pedir ayuda militar al mandatario de Chad, Idris Déby, en la lucha contra Boko Haram, según informa El País.

Entre los 26 soldados asesinados, 24 eran nigerinos y dos nigerianos. Mientras que entre los 112 heridos, 111 eran varones militares y una mujer civil. No obstante, llama la atención que entre los terroristas de Boko Haram sólo haya muertos y ni un solo herido. En concreto, 55 yihadistas han perdido la vida.

Según los datos oficiales de las autoridades de Níger, la ciudad de Bosso “está totalmente bajo control”. Así lo ha asegurado el portavoz del Gobierno, Assoumana Malam Issa, en un comunicado tras los rumores de que aún quedaban terroristas de Boko Haram en esta localidad.

Búsqueda de posibles cómplices de Boko Haram

A pesar de estas declaración, se están buscando posibles cómplices ante la sospecha de Boko Haram contaba con una célula escondida en Bosso que habría participado en varios ataques terroristas.

El conflicto entre Boko Haram y el Ejército de Nigeria ha provocado unos 17.000 muertos desde el año 2009, pero también la huida de 2,4 millones de personas de sus hogares.

Sin embargo, desde 2014, cuando Boko Haram anunció la creación de un califato en el noreste de Nigeria, este conflicto afecta también en el norte de Camerún, el este de Níger y la región del Lago en Chad.

Comentarios

Comentarios