Abel Azcona tendrá que comparecer este jueves ante titular del juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, Fermín Otamendi, después de se admitiese a trámite la querella que presentó la Asociación Abogados Cristianos.
Azcona es investigado por los presuntos delitos de profanación y ofensa a los sentimientos religiosos después de que expusiera en la Sala Conde de Rodezno de Pamplona las fotografías que mostraban cómo tomó 242 hostias consagradas en distintas misas en Madrid y Pamplona y las colocó formando la palabra pederastia.

Por otro lado, la Delegación del Gobierno en Navarra trasladó a la Fiscalía un informe sobre la exposición por si pudiera incurrir en un delito contra los sentimientos religiosos.

Con el beneplácito del Ayuntamiento

El Consistorio de Pamplona, a pesar de las quejas de cientos de personas, no cerró esta exposición y permitió que siguiera abierta con las imágenes de la profanación en una sala de exposiciones propiedad del Ayuntamiento.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El alcalde de la ciudad, Joseba Asiron, amparo la actitud del artista bajo la libertad del expresión una vez que fueron retiradas las hostias consagradas de la exposición y por tanto no había objetos sagrados físicos en la sala.

Tras la polémica, el autor vendió la obra por 285.000 euros y dijo que donaría ese dinero a ONG. Al parecer, sería un coleccionista de Lyon el que ha decidido comprar por ese precio la obra denominada “Amén”.

 

Comentarios

Comentarios