El ‘artista’ que realizó la grave profanación ha informado de que posee 32 hostias consagradas nuevas gracias a los voluntarios que han acudido a distintas misas para conseguirlas. Sin embargo, lo más grave es que algunas de ellas, según cuenta el propio Azcona, fueron sustraídas en la misa de reparación que se celebró en la catedral.

De ser cierto lo que cuenta Abel Azcona dispondría de decenas de hostias puesto que el ciudadano que recuperó las formas de la exposición sólo pudo llevarse una muestra. En el poder del ‘artista’ seguían más de 200.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Mientras tanto, la juez que ha analizado las querellas que se han interpuesto por esta exposición blasfema ha rechazado la clausura cautelar de la ‘exhibición’ ya que según asegura “las formas expuestas inicialmente por el autor ya no se encuentran en el lugar”. A su juicio, “no hay ya una exhibición al público de hostias consagradas por lo que no resulta necesario realizar un pronunciamiento sobre su retirada”.

Por ello, Abel Azcona se siente fuerte y no para de burlarse y de insultar a las personas que piden la clausura de su exposición. “Señoras, yo os libero, no hace falta que recéis por mí ni por mi alma”, afirma.  

Además, realiza graves acusaciones contra el sacerdocio, en especial a los presentes en la misa de reparación. “Más de cien sacerdotes estuvieron en el altar durante la misa de reparación. Me gustaría saber cuántos no han abusado nunca ¿Alguno?”.

Comentarios

Comentarios