La alcaldesa de Barcelona Ada Colau / EFE
La alcaldesa de Barcelona Ada Colau / EFE

La formación morada y sus marcas locales siempre aprovechan cada ocasión para estar en boca de todos. Ya sea por hablar -en ocasiones mal, fuera de lugar y con errores-, ya sea por callar -no hablar cuando deben-.

Si hace unos días fue la espada de San Fernando III del escudo de la ciudad de Sevilla, esta vez ha sido el silencio de Ada Colau el dia de Navidad. Eso sí, suponemos que la ha celebrado e incluso no habrá trabajado.

En julio de este año, con motivo del fin de la fiesta del Ramadán, la alcaldesa de la Ciduad Condal felicitó a la comunidad musulmana. Algo que puede ser lógico ya que la comunidad islámica ha ido creciendo en Cataluña y es de las más numerosas de España.

Pero claro, luego llega la Navidad… Y ahí parece que se le ha olvidado la clave de Twitter ya que el pajarito no ha dicho ni pío. Sin embargo otros pájaros se lo han recordado. Supongo que como ha sido un lunes ordinario, de rutina, ni se ha dado cuenta. Eso y que muchas de las luces de Navidad de las calles de Barcelona, menos de Navidad, pueden traer reminiscencias de cualquier cosa.

Aunque claro está, esto no debería sorprender a nadie. En su primer año como alcaldesa, supongo que para felicitar a los creyentes de las religiones paganas, invitó a los barceloneses a “celebrar el solsticio de invierno“, en lugar de la Navidad.

También te puede interesar:

Ada Colau ignora miles de peticiones para combatir la cristianofobia en Barcelona

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.