Miembros de la Policía Local retiran la cruz que colocaron los vecinos de Callosa de Segura.
Miembros de la Policía Local retiran la cruz que colocaron los vecinos de Callosa de Segura.

La excusa del incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica ya no tiene cabida en las acciones del alcalde de Callosa de Segura y emergen los verdaderos motivos de la retirada de la Cruz de la plaza de la Iglesia. El odio a los símbolos cristianos ha comenzado a aflorar.

Primero fue la Cruz de los Caídos, que pese a no tener ya ninguna placa en recuerdo de los muertos en la Guerra Civil, ni en recuerdo de José Antonio Primo de Rivera, fue retirada pese a no tener haber sentenciado nada la Justicia -es más, el mismo día en que se retiró, el Tribunal Superior de Justicia de Valencia mandó detener la remoción-.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Luego, durante la semanas de Cuaresma y la Semana Santa, multó diariamente con 100 euros a una vecina que por medio de un proyector reflejaba la imagen de la antigua cruz en la fachada de la iglesia, alegando el incumplimiento del apartado 11 del artículo 110 de la ordenanza reguladora de usos de la vía pública.

La cruz fue colocada con motivo del Día de la Cruz e iba a estar en el lugar durante 20 días, tal y como habían solicitado a la subdelegación del Gobierno y de la que recibieron permiso

En dicha regulación, pensada para la ocupación de espacios comunes en caso de comercios, bares o restaurantes, se especifica que los titulares de licencias para “instalaciones en la vía pública y ocupación de la misma con mesas y sillas y otros elementos auxiliares” tienen la obligación de “no instalar aparatos reproductores de imagen y/o sonido en la vía pública, tales como equipos de música, televisores, o aparatos de cualquier otra índole (equipos informáticos, karaokes, etc…), así como no emitir sonido hacia la vía pública por ningún medio”.

Ahora ha mandado retirar una cruz portátil que la Plataforma en Defensa de la Cruz había colocado donde anteriormente estaba la otra cruz. La cruz fue colocada con motivo del Día de la Cruz e iba a estar en el lugar durante 20 días, tal y como habían solicitado a la subdelegación del Gobierno y de la que recibieron permiso para hacerlo.

Sin embargo, el alcalde envió a la Policía Municipal el mismo día 3 a la plaza y desalojó a los vecinos que se encontraban allí y posteriormente retiró la cruz multando a los responsables con 150 euros. Todavía se desconoce el motivo de la sanción.

Comentarios

Comentarios