El alcalde de Valencia, Joan Ribó / EFE

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha dado marcha atrás en su plan de suprimir la misa de los Fieles Difuntos que viene celebrando el arzobispo de la ciudad cada 2 de noviembre en la explanada del cementerio municipal.

Tras la protesta de los valencianos y la campaña lanzada por HazteOir.org por la retirada de la imagen de la Virgen de los Desamparados de la capilla número 1 del cementerio, el alcalde Ribó permitirá finalmente la celebración de la misa de los Fieles Difuntos que se celebrará en la explanada del cementerio.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Miembros del consistorio valenciano mantuvieron ayer una reunión de urgencia con el vicario general, Vicente Fontestad, para hablar sobre los actos que se celebrarán en el ayuntamiento general de Valencia los días 1 y 2 de noviembre. Por ello, finalmente la misa de los Fieles Difuntos se celebrará en la explanada a las 16:30h del cementerio el día 2 de noviembre.

Retiran las imágenes de la Virgen y San Francisco de Borja

Pero, por otro lado, el alcalde Ribó contraprograma con un acto de homenaje a los republicanos. La novedad este año se producirá el día 1 cuando el cardenal Antonio Cañizares celebre la misa de todos los Santos en la capilla del cementerio general a la misma hora que el ayuntamiento rinde homenaje a «valencianos ilustres» y a las «víctimas represaliadas del franquismo» justo enfrente de la capilla. La misa será a las 13:00h mientras que los estos actos del ayuntamiento se desarrollarán entre las 12:45h y las 13:30h.

IMG_3049

El problema está en que la capilla es muy pequeña y muchos fieles tienen que seguir la misa desde fuera. «Antes permitíamos el uso de la megafonía, no sé qué pasará este año», declara a Actuall la concejal del PP Lourdes Bernal, que se encargó de la gestión del cementerio en los últimos 8 años.

Valencia

 

Asimismo, el ayuntamiento ha justificado la retirada de la imagen de la patrona de Valencia «para construir una armariada en la que la imagen permanecerá con las puertas abiertas o cerradas, a petición de los organizadores de cada celebración, para respetar todas las creencias religiosas». Además el ayuntamiento también ha quitado una figura de San Francisco de Borja que pertenecía a un particular al que ya se ha devuelto.

Comentarios

Comentarios