El clima creado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, en el que la influencia de la masonería fue muy alto a la hora de imponer un laicismo agresivo, se ha traducido ahora en una oleada de ataques a los cristianos a lo largo y ancho de España tras la llegada de Podemos al poder local y autonómico.

Es el coctel perfecto. Aún siendo muy diferentes, masones y marxistas tienen bastantes fines comunes. El laicismo es uno de ellos, cuyo objetivo pasa directamente por acabar con la Iglesia Católica, su gran enemiga.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Así lo explica a Actuall el periodista y experto en masonería, Vicente Alejandro Guillamón, autor de entre otros libros de Los masones en el Gobierno de España (Libros Libres).

Este laicismo ha unido de manera aún sin pretenderlo a ambos grupos. Aunque no se hayan sentado en ninguna mesa para pactar cómo acabar con la Iglesia, los papeles están muy bien repartidos. “Los masones son más finos, no entran como un elefante en una cacharrería” como hacen desde el entorno de Podemos, afirma Guillamón.

José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente de España / EFE
José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente de España / EFE

De este modo, añade que “el marxismo y la masonería coinciden en su objetivo de desmoralizar y agitar mucho el espacio público. Pero no es necesario que exista un plan conjunto entre ambos para generar este mismo clima”.

Y en este clima actual, con numerosos ataques a los sentimientos religiosos, tiene mucho que ver el expresidente Rodríguez Zapatero. Aún se sigue recogiendo lo sembrado durante sus dos legislaturas como presidente.

Con el presidente socialista se llevó en España al extremo lo que Benedicto XVI definió como “dictadura del relativismo”. Precisamente, esta ideología es una de las señas de identidad de la masonería, y que se ha ido imponiendo en la sociedad occidental.

El propio Guillamón no cree que sea casualidad que se impusiera este relativismo en España en el Gobierno de Zapatero puesto que cuenta que el expresidente es masón grado 33 de una logia masónica encubierta en el centro de Europa.

Personajes como Zapatero pertenecen a logias internacionales a las que sólo acceden miembros de la élite del poder

“En estos casos de personas con altas responsabilidades políticas, económicas o sociales, su pertenencia masónica no es a ninguna logia común de las que trabajan en el territorio nacional, sino a logias internacionales a las que sólo acceden miembros de la élite del poder”, afirma Guillamón. Además, añade que en dichas logias “se toman decisiones de aplicación general o mundial”.

Su influencia en España se ha traducido en leyes agresivas como las del aborto o el matrimonio homosexual así como otras como la de la memoria histórica. “El aborto es una promoción típicamente masónica, aunque otros (como la izquierda) lo secunden con entusiasmo”, agrega.

Óscar de Alfonso, gran maestre de la Gran Logia de España, a la izquierda de la imagen / GLE
Óscar de Alfonso, gran maestre de la Gran Logia de España, a la izquierda de la imagen / GLE

El periodista subraya que los masones son uno de los grupos que apuesta de una manera más decidida por limitar la natalidad. “Se tienen por malthusianos”, asegura, motivo por el cual son grandes promotores de la industria abortista y anticonceptiva.

Pero no sólo el aspecto legislativo es clave para la masonería. Hay otro punto considerado clave por ellos y en el que son también aliados de la izquierda encabezada por Podemos.
Gran parte de la influencia masónica en España se observa también en el cambio de tradiciones centenarias por comportamientos de inspiración masónica.

Guillamón pone algunos ejemplos que muestran el calado de esta política: “Los minutos de silencio en el homenaje a un personaje famoso fallecido o a la víctima de un acto violento no dejan de ser un rito de inspiración masónica para suplantar la vieja costumbre de rezar por los difuntos”.

Pablo Iglesias e Íñigo Errejon, número dos de Podemos, celebran los resultados la noche del 20-D/Fuente:EFE.
Pablo Iglesias e Íñigo Errejon, número dos de Podemos, celebran los resultados la noche del 20-D/Fuente:EFE.

Esta obsesión por eliminar las tradiciones la comparten también con Podemos. Dirigentes de la formación como Pablo Iglesias, Iñigo Errejon o Juan Carlos Monedero han apostado firmemente por ello. Pretenden reescribir la historia y eliminar todo vestigio de la tradición cristiana.

Podemos se ha inspirado en Antonio Gramsci, que pretendía acabar con las creencias y tradiciones para conseguir una “hegemonía cultural” que le permitiese luego tomar el poder

Y quieren hacerlo en todos los ámbitos, tal y como dijo el propio Errejon: “Para la nueva voluntad colectiva en formación necesitamos una nueva cultura, nuevos símbolos, canciones, representaciones e historias”.


Nada de esto es casualidad. Podemos se ha inspirado en Antonio Gramsci, fundador del Partido Comunista de Italia. Es el gran ideólogo de la formación morada y sus líderes le citan constantemente.

Antonio Gramsci, fundador del Partido Comunista italiano
Antonio Gramsci, fundador del Partido Comunista italiano

Gramsci proponía una versión más sofisticada del marxismo que pasara más por tomar el control del poder desde dentro más que con las armas. Para poder llegar a gobernar proponía primero acabar con las creencias, tradiciones y costumbres del país. La intención era conseguir una “hegemonía cultural” por lo que la Iglesia y sus valores eran un obstáculo a derribar.

El catolicismo se ha convertido, por tanto, en un objetivo prioritario tanto para los masones como para la nueva izquierda. Y este clima de odio generado por ambos ha propiciado todo lo que se está produciendo actualmente donde distintos ayuntamientos y administraciones quieren acabar con fiestas como la Navidad o la Semana Santa así como eliminar todos símbolos cristianos. No debe quedar ningún vestigio de la tradición católica.

Guillamón: “La ideología masónica, cuya base filosófica es el relativismo, y actualmente el laicismo radical, se da de bofetadas con la ortodoxia cristiana”

Guillamón explica que “la ideología masónica, cuya base filosófica es el relativismo, y actualmente el laicismo radical, se da de bofetadas con la ortodoxia cristiana”.

Para Vicente Guillamón existe una relación evidente entre la izquierda y la masonería que se enmarcan en cuestiones históricas. “Su vista a la izquierda es una constante desde su misma creación”, asegura. Para este periodista “los masones se meten donde pueden, y desde allí trabajan siempre en beneficio de la orden”.

El socialista Gregorio Peces-Barba fue uno de los padres de la Constitución / Wikipedia
El socialista Gregorio Peces-Barba fue uno de los padres de la Constitución / Wikipedia

Sobre los políticos españoles masones, Guillamón afirma que de los actuales “es muy difícil” saber quiénes son porque “ese es su verdadero secreto”. De la etapa de Zapatero, es de dominio público la adscripción a la masonería del exministro y expresidente canario, Jerónimo Saavedra, así como de Javier Solana, Peces-Barba o el también exministro Fernando Ledesma.

De la Transición, donde la masonería apenas tenía poder pues se estaba reorganizando tras el franquismo, Guillamón cita a socialistas como Carmen García Bloise, José Federico Carvajal, Rodolfo Guerra, Joaquín Ruiz Mendoza. También define como masones a los socialistas agrupados en Toulouse antes de la democracia como Rodolfo Llopis o Pascual Tomás”.

En las Cortes Constituyentes de la II República 149 de los 456 diputados eran masones

Más influencia tuvo, si cabe, la masonería durante la Segunda República española (1931-1936). Basta mostrar los datos. Según el relato de Guillamón recogido en su libro de los 456 diputados de las Cortes Constituyentes 149 eran masones, pertenecientes a distintos partidos políticos.

Manuel Azaña, presidente durante la II República y reconocido masón
Manuel Azaña, presidente durante la II República y reconocido masón

Por último, Vicente Alejandro Guillamón ofrece a Actuall algunas manifestaciones que pueden detectar a los masones, casi siempre en alianza con los marxistas:

-Hostilidad a la Iglesia Católica y a sus obras para mantenerla en “arresto domiciliario”
-Imponer el laicismo en las esferas públicas y sociales
-Acogida y estímulo de las actividades musulmanas, no por amor al islam, sino para atacar a los católicos.
-Interés en debilitar la familia
-Apoyo al matrimonio homosexual
-Apoyo a la cultura de la muerte (aborto, eutanasia…)
-Adhesión a la propuesta totalitaria de “escuela pública y laica”
-Empeño en adoctrinara escolares y adultos en valores laicistas
-Prometer y no jurar lealtad a la Constitución en la toma de cargos públicos

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.