Imagen rota de la Virgen de Aparecida / Diócesis de Cornélio Procópio.

Un desconocido destruyó todas las imágenes religiosas de un templo católico en el estado de Paraná, en Brasil, el pasado 30 de diciembre.

Según informaron los medios locales, el hombre irrumpió en la parroquia de Santa Cecilia, en la localidad de Santa Cecília do Pavão, a las 8:40 p.m. y para entrar rompió una de las ventanas.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El atacante, que según las autoridades tiene unos 30 años, destruyó todas las imágenes que estaban en el interior del templo, entre las cuales había una de la Virgen de Fátima, de Nuestra Señora Aparecida, del Sagrado Corazón de Jesús, de Santa Cecilia y también la de Cristo que estaba en una cruz. Luego subió al tejado y quebró la efigie que está cerca de la campana.

La policía detuvo al vándalo, cuyo nombre no ha sido difundido, y lo trasladó al hospital Santa Casa de Cornélio Procópio.

Según informó el portal odiario.com, las autoridades señalaron que el sujeto no presentaba signos de ebriedad, que aparentaba tener problemas psicológicos y que les dijo que “Dios le había pedido a él que hiciera eso”.

Tras el ataque, la Diócesis de Cornélio Procópio, a la que pertenece la parroquia de Santa Cecilia, difundió las fotografías de las imágenes rotas en su página de Facebook y escribió: “Por una sociedad más humana. Amor, respeto y solidaridad en este momento”.

“Recemos por la comunidad que ha pasado por esta turbulencia. Que Dios bendiga a todos en nuestra Diócesis, principalmente después de este triste ataque en Santa Cecília do Pavão”, prosigue el mensaje.

Por su parte, el alcalde de Santa Cecília do Pavão, Edimar Santos, también difundió imágenes del acto vandálico en su cuenta de Facebook y lamentó que “nuestra patrona Santa Cecilia fue atacada y las demás imágenes de la Iglesia Católica están destruidas”.

Diversos usuarios expresaron en la publicación su indignación y tristeza por el atentado.

“Nuestra iglesia fue destruida una vez más, pero la Iglesia que vive dentro de nosotros no puede ser destruida por las manos humanas porque fue fundada por los cimientos de nuestro Señor Jesucristo. Vamos a unirnos nuevamente y reconstruir cada imagen si Dios quiere”, comentó una usuaria.

Otro indicó “¡¡¡Haremos una campaña para dejar linda (la iglesia) como siempre lo fue!!! Cuenten conmigo”.

*Este artículo ha sido publicado originalmente en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios