El capellán con los miembros del Sporting el verano pasado, durante la visita de inicio de temporada a la Santina. Foto: Fernando Garrido
El capellán con los miembros del Sporting el verano pasado, durante la visita de inicio de temporada a la Santina. Foto: Fernando Garrido

El capellán del Sporting de Gijón, Fernando Fueyo, volverá a entrar al vestuario minutos antes de cada encuentro y rezará un Padrenuestro junto a los jugadores después de que el entrenador del año pasado prohibiera la entrada a cualquier persona ajena al equipo.

La decisión del entrenador llegó justo cuando el equipo se encontraba peleando para no descender y decidió acabar con esta tradición y, así nadie pudiera acercarse a los futbolistas y distraerlos de su trabajo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

A pesar del esfuerzo, tanto del técnico como de los jugadores, el equipo terminó descendiendo a segunda división. Con el descenso a la categoría de plata llegó el cambio del entrenador, según recoge Religión en Libertad.

Vuelta a las tradiciones 

Sin embargo, esta temporada es Paco Herrera el que entrena al equipo rojiblanco y ha decidido restaurar las tradiciones eliminadas por Rubi, quien también había cambiado de lado el banquillo de su equipo para enfado de los aficionados.

“Ha sido el delegado de campo, Mario Cotelo, el que me dijo que se volvía a las costumbres antiguas y que podía volver a rezar con los jugadores antes de cada partido”, asegura Fernando Fueyo a Alfa y Omega.

Las buenas costumbres no hay que perderlas. Las malas sí, hay que acabar con ellas, pero no con las buenas”, continua explicando. Además, Fueyo quiere dejar claro que no guarda rencor a Rubi. Al contrario, “teníamos muy buena relación”. Es más, “sigo en contacto con él. Ahora está en el Huesca”.

Rezar por el ascenso a 1º división

Por ello, el capellán volverá a rezar con sus jugadores, y lo hará “por lo único que se puede rezar, porque la gente sea buena, que haya buen ambiente, que sean respetuosos con los demás, que no haya lesiones y, desde luego, por la meta que tenemos claramente propuesta, que es subir a primera división”, detalla Fueyo.

La vuelta a la normalidad ya se ha instaurado. De hecho, celebraron una Misa en Covadonga con los jugadores. “Estuvimos juntos en Covadonga, a donde vamos todos los años al empezar la temporada. Allí celebré la Misa en la santa cueva y se representó el hermanamiento”, explica el capellán.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Abulense de nacimiento y residente en la ciudad que nunca duerme: Madrid. Periodista por vocación y de corazón. Contadora de historias. Se licenció en la Universidad Francisco de Vitoria. Se crió en el Gabinete de Prensa del Partido Popular de Madrid, Punto Radio, Cope y en HazteOír.org . Creció en Lo Comunicas, Intereconomía y en el Departamento de Comunicación de los Colegio Zola. Y ahora disfruta en Actuall.