Musulmanes rezando en las calles de Clichy, Francia.
Musulmanes rezando en las calles de Clichy, Francia.

Cientos de islamistas han salido a las calles en el noroeste de París para protestar por el cierre de una mezquita ilegal del centro de la pequeña localidad de Clichy-la-Garenne en los Hauts-de-Seine y han amenazado con seguir rezando en la calle hasta que vuelvan a controlar el centro islámico.

Los manifestantes han tomado la calle al grito de «Alá es grande» y piden la reapertura de la mezquita después de que fuera ocupada ilegalmente tras la decisión del ayuntamiento de no renovar el contrato de arrendamiento temporal.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Y es que el pasado miércoles varias decenas de islamistas entraron por la fuerza en el centro islámico. Más tarde la policía los desalojó del lugar, lo que se saldó con un agente herido debido a que los ocupantes presentaron resistencia.

Estos hechos se han convertido en debate nacional y la dirigente del Frente Nacional, Marion Le Pen, ha denunciado estas movilizaciones en mitad de la vía pública. «Múltiples presiones y oraciones de la calle al grito de «allah akbar» por una mezquita».

El alcalde de la localidad, el repúblicano Rémi Muzeau, pretende reconvertir el centro en una biblioteca municipal y propuso la construcción de una mezquita a las afueras de la ciudad, algo que rechazan los musulmanes.

De momento la tensión sigue en aumento. Las autoridades islámicas han instado a los musulmanes de Clichy-la-Garenne a reunirse de nuevo en la puerta del Ayuntamiento en los próximos días.

Comentarios

Comentarios