Sevilla reacciona contra las medidas anticlericales propuestas por la izquierda radical en el Ayuntamiento gobernado por el socialista Juan Espadas. Centenares de personas se han concentrado en la Plaza Nueva, lugar en el que está situado el ayuntamiento en el cual se estaba celebrando el Pleno municipal.

Durante ese pleno se va a votar una moción para promover «un callejero laico y aconfesional» que borraría calles como Santa Ángela de la Cruz. Otra de las medidas a debate es la prohibición a alcaldes y ediles de participar en procesiones, así como vetar a los colegios religiosos su participación en jornadas electorales.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Por si fuera poco, los partidos de extrema izquierda también proponen el apoyo a la procesión «Coño Insumiso» celebrada en mayo de 2014. Participa Sevilla (Podemos) pide que se retire la denuncia contra esta procesión blasfema por la que hay cinco personas procesadas.

Por todos estos motivos varios centenares de ciudadanos se han echado a la calle ante lo que consideran una agresión contra los sentimientos religiosos y el amparo de actitudes blasfemas. En la concentración ha destacado una gran imagen de Santa Ángela de la Cruz, quizá, la santa a la que más devoción se tiene en Sevilla.

El único partido en sumarse a esta protesta ha sido el PP a través de su portavoz Juan Ignacio Zoido, exalcalde de Sevilla. El resto de partidos (PSOE, Ciudadanos, Participa Sevilla e IU) decidieron seguir en el salón de plenos del consistorio hispalense.

Comentarios

Comentarios