La supuesta obra de arte 'La vaca sagrada'.
La supuesta obra de arte 'La vaca sagrada'.

En Bélgica las sorpresas no se acaban, y normalmente no son sorpresas agradables. Al menos para quienes aman y respetan a la Iglesia católica. La última noticia es que la iglesia católica -todavía no desacralizada- de Kuttekoven, en Looz, en la diócesis de Limburgo, han colocado una obra de arte del artista Tom Kerck que se titula La vaca sagrada. En un gran crucifijo está colgada una vaca rodeada de un lago de leche.

El domingo pasado por la tarde un grupo de católicos, como consecuencia del ruido de las redes sociales, se reunieron en la iglesia armados con rosarios como reparación de aquello que por lo menos es una falta clamorosa de buen gusto. Venían de diferentes parte de Flandes y la acción estaba organizada por la ASB Katholiek Forum.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La iglesia está en pésimo estado y no se usa para celebraciones litúrgicas. Pero no ha sido desacralizada. Y aunque en Bélgica muchas iglesias han padecido un cambio de uso muy grande, de supermercados a gimnasios, el hecho de que el edificio religioso todavía tenga su carácter sagrado ha exacerbado los sentimientos de los fieles.

Para el Katholiek Forum, se trata de una imagen satánica y un insulto a Dios y al catolicismo.

Siempre es la religión cristiana la que ofrece inspiración y material para las provocaciones

El grupo de católicos ha rezado con sus rosarios, con un cruz y llevaban un cartel, dirigido al autor de la obra y al obispo, monseñor Patrick Hoogmartens, que decía: «Parad la blasfemia y el arte degenerado. Rezad por la rehabilitación». «Estamos decepcionados con el obispo Patrick Hoogmartens», ha declarado Dries Goethals, director del Katholiek Forum.

«No ha hecho nada contra esta supuesta obra de arte para evitar el conflicto. Tiene miedo a los medios de comunicación. Por eso hemos venido a rezar aquí, porque el catolicismo ha sido deshonrado». El autor de la obra estaba presente y ha dicho al grupo de católicos: «Estoy feliz porque hayáis venido. Cada uno tiene derecho a tener su opinión».

Según el autor, la obra no quiere ser un insulto al catolicismo, sino que hace referencia al despilfarro que se produce en nuestra sociedad. Pero es curioso que otra vez más, como en otros muchos episodios siempre es la religión cristiana la que ofrece inspiración y material para las provocaciones. Extrañamente otras fes, quizás objeto de fe de personas más susceptibles, y que fácilmente demuestran su susceptibilidad no sólo con palabras, no inspiran del mismo modo a los artistas. Misterios de la creación artística.

Esta noticia fue publicada originalmente en italiano por La Nuova Bussola Quotidiana.

Comentarios

Comentarios