Bandera de Cuba - Crédito: Flickr Indi And Rani Soemardjan (CC BY-NC-ND 2.0)
Bandera de Cuba - Crédito: Flickr Indi And Rani Soemardjan (CC BY-NC-ND 2.0)

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), advirtió que el proyecto de Constitución que será sometido a referéndum el 24 de febrero no reconoce el derecho a la pluralidad de pensamiento y excluye a quien no se considere socialista o comunista.

Este nuevo proyecto fue aprobado por la Asamblea Nacional de Poder Popular después de recibir las propuestas hechas a un primer borrador entre el 13 de agosto y 15 de noviembre de 2018 a nivel nacional.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Sin embargo, indicó la COCC, “en el Preámbulo del texto propuesto a referendo ha sido añadida, como novedad, la afirmación: ‘Solo en el socialismo y en el comunismo el ser humano alcanza su dignidad plena’, excluyendo así otras visiones sobre el hombre, la sociedad y el universo que no asumen la ideología marxista-leninista que, históricamente, también en nuestra Patria, ha inspirado y sostenido el ideario comunista”.

El “objetivo de la Constitución –recordaron los obispos en su mensaje del 3 de febrero– es salvaguardar y garantizar el ejercicio de los derechos y deberes de cada ciudadano sin discriminación alguna y respetando su dignidad, como es reconocido por el Derecho Internacional”.

Sin embargo, indicaron, lo absoluto de la afirmación sobre el socialismo y el comunismo “excluye el ejercicio efectivo del derecho a la pluralidad de pensamiento acerca del hombre y del ordenamiento de la sociedad”.

“La pluralidad debe ser salvaguardada por la Constitución, tal como ella misma expresa en el Artículo 1 al citar a José Martí: ‘Con todos y para el bien de todos’. Esta convicción, los obispos cubanos la expresamos en la Circular del 21 de noviembre de 1991: ‘El cristiano no puede ser obligado a someterse a una concepción de la realidad que no corresponda a su conciencia humana iluminada por la fe’”, recordaron.

En ese sentido, los obispos recordaron nuevamente la frase de José Martí de que “una Constitución es una ley viva y práctica que no puede construirse con elementos ideológicos”.

Estado laico y libertad religiosa

En su mensaje, los obispos afirmaron que ven “con agrado que en el artículo 15 se agregara la afirmación ‘El Estado cubano es laico’, es decir, que respeta el derecho que tiene cada persona a creer, vivir y manifestar los valores que corresponden a su fe, esto es, la aceptación de la pluralidad”.

“Sin embargo, esta afirmación no corresponde con lo expresado en el Preámbulo del texto constitucional, al presentar el carácter absoluto de la ideología marxista-leninista”, advirtieron.

Los obispos también advierten que el proyecto abre las puertas para que en el futuro se aprueben las uniones del mismo sexo

Los obispos recordaron que la libertad religiosa no es solo “la simple libertad de tener creencias religiosas sino la libertad de cada persona a vivir conforme a su fe y de expresarla públicamente, teniendo por límite el respeto al otro”.

“En nuestro caso concreto, esta libertad implica, además, el reconocimiento jurídico de la Iglesia y de su identidad y misión propias, lo que incluye la posibilidad de dar a conocer su enseñanza moral de acuerdo al Evangelio, de acceder de modo sistemático a los medios de comunicación, la libertad de enseñanza y de evangelización, de construir edificios y de adquirir y poseer bienes adecuados para su actividad; la libertad de asociarse para fines no solo estrictamente religiosos, sino también educativos, culturales, de salud y caritativos. Aspectos estos que no han sido lo suficientemente explícitos en el texto constitucional”, señalaron.

Además, “constatamos respecto a la objeción de conciencia que no se expresa que la preservación del derecho de unos no implique el violentar el derecho y la conciencia de otros”.

El mensaje de los obispos, que también advierte que el proyecto abre las puertas para que en el futuro se aprueben las uniones del mismo sexo, señaló que si bien el proyecto de Constitución reconoce el derecho a la propiedad privada, “la inversión extranjera debe ser extendido al ciudadano cubano sustentado esto en la igualdad de todos los cubanos en sus derechos, deberes y oportunidades sin discriminación alguna”.

En ese sentido, de cara al referéndum del 24 de febrero, los obispos exhortaron a los cubanos a dar un voto responsable y de conciencia, para contribuir “a la edificación de una sociedad en la que todos los cubanos nos sintamos respetados en nuestros derechos y, al mismo tiempo, construyamos una vida digna y próspera con la participación de todos sin exclusión”.

“Estas intenciones las encomendamos a la Virgen de la Caridad, Madre de todos los cubanos, e imploramos la bendición de Dios sobre nuestra querida Patria”, concluyeron.

* Publicado originalmente en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios