El Gobierno ha anunciado que la exhumación de Francisco Franco tendrá lugar el próximo jueves 24 de octubre de 2019, según ha anunciado el Gobierno a través de la cuenta oficial de Twitter del Ejecutivo.

Para preparar todo el dispositivo, el recinto del Valle de los Caídos ha sido blindado por numeroso personal de la Guardia Civil y no se permite entrar al público en general, aunque por el momento, sí a los trabajadores de la hospedería. Según ha publicado el presidente de la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos en Facebook, en la mañana del lunes «el único personal externo al valle que tiene permiso para entrar, son los trabajadores de TVE que van a grabar la profanación».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Además, según ha podido saber Actuall, los encargados de realizar la operación también han impedido a la comunidad benedictina entrar en el recinto sagrado de la basílica, mediante la colocación de unas cadenas en la puerta trasera por la que entran cada día a celebrar la misa.

En la tarde del domingo 20 de octubre, ocho frailes acudieron a la basílica para reservar el Santísimo, momento tras el cual los miembros de la Guardia Civil presentes en el recinto les indicaron que no podrían volver a entrar en la basílica pontificia de la Santa Cruz hasta que terminen los trabajos de exhumación de Francisco Franco y se conduzcan sus restos al cementerio municipal de Mingorrubio.

Durante el fin de semana, numerosos fieles se han acercado hasta las puertas del valle para mostrar su protesta por el cierre de un lugar de culto. El prior de la comunidad benedictina acudió a la entrada del recinto a saludar a algunos de los presentes e impartirles la bendición.

«Rezar y poner nuestra fuerza en el Señor», recomendaba a los presentes el superior de la comunidad benedictina, mientras los fieles le agradecían sus intentos por defender los derechos a la libertad religiosa y el respeto a los recintos y lugares sagrados, así como la inviolabilidad del templo.

Ante los piropos que le calificaban de «héroe» fray Santiago Cantera ha respondido : «No, no hay héroes», para a continuación recordar los versos de Santa Teresa de Jesús: «Nada te turbe, nada te espante. Todo se pase, Dios no se muda. La paciencia todo lo alcanza. Quien a Dios tiene nada le falta. Sólo Dios basta».

Pocas horas antes de este encuentro, hacían acto de presencia las máquinas que serán necesarias para alzar la losa de la sepultura de Francisco Franco.

Comentarios

Comentarios