La organización ateísta Freedom for Religion Foundation (FFRF), con sede en Wisconsin, que aboga por una estricta adhesión a la separación entre iglesia y Estado y que cuenta con más de 1.400 miembros en Florida, envió el pasado martes al senador Marco Rubio, un requerimiento quejándose del aumento de tuits de Rubio alusivos a la Biblia desde mayo.

“Entendemos que usted ha estado tuiteando versículos bíblicos desde @MarcoRubio a casi 3 millones de seguidores. Parece que comenzó a tuitear la Biblia a mediados de mayo y lo ha estado haciendo regularmente desde entonces. No se trata de uno o dos versos sueltos de la Biblia, son más de 60 versículos bíblicos en tres meses“, se afirma en la carta, escrita por el abogado de la organización, Andrew Seidel.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Son versículos suficientes como para tuitear toda la Epístola de Judas. Uno de los versos más recientes, tuiteados durante el pasado eclipse solar, parece sugerir que el eclipse es obra de Dios, citando el Éxodo, 10: 21.1”, segíun recoge The Christian Post.

Seidel argumenta que una claúsula relativa a la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos implica que el Gobierno no puede “promover un libro religioso sobre otros o promover la religión sobre la no religión“. Seidel sostiene que esta cláusula también implica que los funcionarios públicos no pueden “aparecer respaldando al cristianismo”.

LOS COMUNICADOS DE PRENSA DE LA OFICINA DE RUBIO HAN SOSTENIDO QUE @MARCORUBIO ES UNA CUENTA “PERSONAL” DE TWITTER

Para apoyar esta demanda, la organización cita una sentencia de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, según la cual los tuiteos del presidente Donald Trump se consideran “declaraciones oficiales del Presidente de los Estados Unidos”. “No veo ninguna razón legal para tratar su Twitter de forma diferente”, dice Seidel en su carta a Rubio.

“En este caso, vinculando su título gubernamental a una página de redes sociales, ha relacionado íntimamente su posición oficial con los mensajes que envía desde esa plataforma, creando la apariencia de un respaldo oficial”, afirma en la carta.

Seidel también citó un fallo de la corte federal, Davison contra la Junta de Supervisores del Condado de Loudoun, que sentenció que un funcionario público no podía bloquear a un miembro de su página de Facebook.

“En parte debido al poder y a la influencia de las cuentas [de las redes sociales], las cuentas de los medios sociales privados de las personas que asumen cargos gubernamentales pueden convertirse en cuentas que hablan por el gobierno, a menos que estos cargos distingan cuidadosamente entre sus funciones públicas y privadas”, continúa la carta.

“La cuenta de @MarcoRubio no ha sido escrupulosa ni minuciosa a este respecto, ya que periódicamente, en la mayoría de los casos, transmite declaraciones oficiales y se consideraría discurso gubernamental. No se puede esperar que los ciudadanos sean capaces de discernir la diferencia entre una declaración oficial del gobierno y una declaración privada cuando la fuente de esas declaraciones no se ha molestado en hacer una distinción clara.”

El senador Rubio maneja dos cuentas de Twitter

Aunque Rubio tiene una cuenta oficial de prensa en Twitter, la de @SenRubioPress, Seidel sostiene que la existencia de esta cuenta de prensa no altera la naturaleza oficial de su cuenta @MarcoRubio”.

“El gobierno no se limita a hacer declaraciones oficiales desde una sola plataforma”, agregó Seidel. “Los mensajes en Twitter del presidente Trump en @RealDonaldTrump se consideraron ‘declaraciones oficiales’ a pesar de la existencia de varias otras cuentas oficiales, incluyendo @WhiteHouse y @POTUS.”

La carta añade que los comunicados de prensa de la oficina de Rubio han sostenido que @MarcoRubio es una cuenta “personal” de Twitter. Sin embargo, los lanzamientos han alentado a los integrantes a seguir la cuenta de actualizaciones oficiales.

La carta de Seidel sugiere que hay dos soluciones a lo que llama una “violación constitucional”. La primera es que Rubio deje de tuitear versículos bíblicos y otros apoyos religiosos en su cuenta de @MarcoRubio. La segunda es que Rubio elimine “todos los rastros de oficina pública” de su cuenta de @MarcoRubio y sólo trate temas oficiales desde su cuenta de @SenRubioPress.

“Los litigios para reivindicar los derechos de los miembros de redes sociales en cuanto a las cuentas de funcionarios gubernamentales y del gobierno han tenido éxito”, escribió Seidel. “La ACLU ha demandado a tres ciudades en Indiana, al gobernador de Maine Paul LePage, al gobernador de Kentucky, Matt Bevin, y al gobernador de Maryland, Larry Hogan-, a través de las cuentas de redes sociales. San Mateo, en California, fue demandado y sentenciado. San Diego también pagó honorarios de abogados y, por supuesto, está la demanda del Instituto Knight First Amendment de la Universidad de Columbia contra el presidente Trump por bloquear a los electores”.

Más tuiteos del libro de los Proverbios

A pesar de la carta de la FFRF a Rubio el pasado martes 22 de agosto, amenazando con un posible juicio, el senador ha seguido tuiteando con palabras del libro de los Proverbios, al menos en seis ocasiones.

Otras presiones de los ateos contra la libertad religiosa

Esta no es la primera vez que la esta organización atea presiona a un funcionario público para que deje de tuitear sobre su fe cristiana.

A principios de este año, la Fundación presionó a la Universidad de Mississippi para evitar que su antiguo primer entrenador de fútbol Hugh Freeze usara su cuenta de Twitter para publicar sobre Dios y su fe cristiana.

En ese momento, Jeremy Dys, abogado del The First Liberty Institutedijo a The Christian Post que la FFRF estaba “equivocada”.

“Los entrenadores de fútbol no pierden sus derechos reconocidos por la Primera Enmienda simplemente porque trabajen para una universidad pública”, señaló Dys. “La Primera Enmienda protege el derecho de los estadounidenses como el entrenador Freeze de participar de la expresión religiosa a través de sus cuentas personales de Twitter… La FFRF ha recurrido a una intolerante intimidación en un intento de silenciar y censurar al entrenador Freeze”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.