El Obispado de Cádiz ha dicho basta a la fiesta de Halloween este año y ha prohibido a las hermandades que participen en cualquier evento que tenga que ver con la celebración norteamericana cada vez más arraigada en España. Eso sí, a nivel institucional, puesto que a nivel particular cada uno puede hacer lo que quiera.

La orden afecta a las hermandades de Piedad y Despojado, en especial a esta última pues tenía previsto celebrar este sábado una fiesta infantil con la temática de las brujas y los vampiros para recaudar fondos para la acción social de la hermanda de Salesianos, pero parece que no va a poder ser.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El motivo de esta prohibición no es otro que evitar celebrar «la fiesta más señalada del calendario satánico», como hizo referencia el delegado de Hermandades, Juan Enrique Sánchez. La moda llegó hace unos años desde EEUU pero en el último lustro se ha convertido en una festividad a la par o mayor que la tradición española por la cual suele ser festivo el 1 de noviembre: el día de todos los santos.

No es una fiesta inocente

Estas cofradías solían celebrar fiestas con dicha temática, lo que el propio Sánchez disculpa que «se haga por ignorancia», pero insiste en que Halloween no es una «fiesta inocente» a pesar de que aparente ser un «carnaval de otoño».

«Los cristianos celebramos la Vida, somos hijos de la luz. Y no podemos por tanto ser partícipes de una fiesta frente a los santos, que propone monstruos y ese tipo de caracterizaciones», insiste Sánchez, que recuerda que el mundo del ocultismo otorga al 31 de octubre una significación muy grande, llegando a calificarlo como «el día más mágico del año, la víspera del año nuevo del mundo esotérico, la fiesta anual más importante para los seguidores de Satanás».

Por lo tanto, los miembros de estas cofradías no podrán celebrar este año su «truco o trato», aunque siempre podrán comer las famosos huesos de santo, los buñuelos o los pañellets.

 

Comentarios

Comentarios