Monseñor Osoro, arzobispo de Madrid
Monseñor Osoro, arzobispo de Madrid

En días pasados la Santa Sede hizo pública la designación de Monseñor Luis Javier Argüello como nuevo arzobispo de Valladolid.

Este nombramiento ha provocado que aumenten las especulaciones acerca de quién será el sucesor del Cardenal Carlos Osoro que es lo mismo que decir quién será el futuro arzobispo de Madrid..

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El que Monseñor Luis Javier Argüello haya sido enviado a Valladolid le quita la posibilidad de ser destinado a Madrid, posibilidad que se mencionó con insistencia durante las últimas semanas.

Así pues, al irse Argüello a Valladolid, les quitan un obstáculo a otros prelados que ansiosamente esperan que les toque tener como sede la catedral de la Almudena.

Aquí lo grave del caso es que, debido a una serie de escándalos inmobiliarios, la arquidiócesis madrileña está en tan difícil situación económica que hay quienes llegan a decir que se encuentra ya al borde de la quiebra.

Una quiebra que mancharía no solamente la reputación de los hombres de negocios que abusaron de la confianza del Cardenal sino que, si el escándalo fuese en aumento, hasta el mismo honor del Cardenal Osoro quedaría en entredicho.

Esa es la razón por la cual, en medios bien informados, corre el rumor de que la prioridad del Cardenal madrileño no es otra más que lograr que Roma nombre como sucesor suyo a un obispo no solamente afín ideológicamente sino que también sea capaz de cubrirle las espaldas si llegara a descubrirse algún nuevo fraude.

Esa es la razón por la cual, en esos mismos medios, se afirma que al Cardenal Osoro le conviene que su sucesor sea Monseñor Luis Ángel de las Heras, actual obispo de León.

Esto explica el que hace algunas semanas un grupo de obispos españoles, encabezados por los Cardenales Osoro, de Madrid y Omella, de Barcelona, hayan viajado a Roma para ver si convencían al Papa de la conveniencia de que Monseñor Luis Ángel de las Heras (por cierto, presente en dicha reunión) fuese nombrado arzobispo de Madrid.

Una maniobra al estilo de las que se realizan en los medios políticos profanos y en las cuales son los intereses creados los que todo lo manipulan.

Una maniobra ambiciosa en la cual un pequeño grupo de obispos mundanos hizo a un lado al Nuncio Bernardito Auzá quien –según disponen las normas canónicas- es el único a quien corresponde presentarle al Papa la terna con los nombres de los candidatos más convenientes.

Pues bien, un pequeño grupo de obispos politiqueros se saltó al representante del Vaticano, quien se hallaba ausente de España por motivos familiares, y aprovechó para influir en la decisión de un pontífice anciano y enfermo cuya salud se deteriora día con día.

Ante estos antecedentes, consideramos que ninguna sorpresa puede ser descartada.

Con lo fácil que sería dejar que el proceso transcurriera por los cauces adecuados…

Y si el proceso transcurriera por los cauces adecuados, a Madrid podrían llegar personajes de gran valía como es el Padre Jesús Higueras, párroco de Santa María de Caná (Pozuelo de Alarcón) quien en poco tiempo construyó un templo monumental e incluso se dio el lujo de que quedase dinero sobrante.

Ni duda cabe que, si lo nombrasen arzobispo de Madrid, en muy poco tiempo la arquidiócesis pagaría todas sus deudas dejando de operar con números rojos.

Con esta jugada mundana, se ven lejanas las posibilidades de que otro gran elemento como es Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, obispo auxiliar de Madrid, pueda llegar a tener diócesis propia. Con lo bien que estaría si lo nombrasen arzobispo de Oviedo, en su Asturias natal, a la vez que el actual arzobispo, Monseñor Jesús Sanz Montes, podría ser trasladado a Santiago de Compostela.

En fin, que, más que designaciones inspiradas por el Espíritu Santo, lo que estamos viendo son una serie de sucias maniobras politiqueras que dejan mucho que desear y que a más de uno puede hacerle perder la fe.

Y dentro del mismo tema y ya para terminar: No deja de ser significativa la visita que, hace un par de días, le hizo al Papa el Cardenal Antonio María Rouco Varela. Ni duda cabe que, por haber sido el anterior arzobispo de Madrid, tan importante prelado tiene mucho que aportar.

Comentarios

Comentarios

Abogado, historiador y periodista. Editorialista de el Heraldo de México (1973-2003). Colaborador de varias revistas mexicanas y españolas. Corresponsal en México de la revista Iglesia-Mundo (1981-1994). Autor de 'La cruzada que forjó una patria' (1976); 'Forjadores de México' (1983); 'Los mitos del Bicentenario' (2010) e 'Isabel la Católica. Su legado para México (2013).