Las feministas radicales de Femen ya deben pensárselo dos veces antes de profanar iglesias, amenazar a obispos o impedir manifestaciones provida. Están acorraladas por las denuncias que han recibido y las investigaciones judiciales. Alguna de ellas podría ingresar en prisión por lo que durante los últimos meses han optado por un perfil mucho más bajo.

Las Femen tienen en este momento dos causas abiertas en España y el panorama no es muy halagüeño para ellas. En breve tendrán que responder ante el juez por boicotear la Marcha por la Vida de 2013 y por profanar la catedral de la Almudena en 2014 al encadenarse semidesnudas al crucifijo del altar mayor. También acosaron al cardenal Rouco Varela pero no hay investigación abierta por este asunto puesto que el arzobispo emérito de Madrid decidió no presentar denuncia.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La Fiscalía pide nueve meses de prisión y una multa de 1.800 euros para las feministas que intentaron boicotear la Marcha por la Vida. Sin embargo, la asociación católica Enraziados pide seis años y medio para ellas por los delitos de exhibicionismo y contra el ejercicio de los derechos fundamentales.

La presidenta de la Asociación de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, cuenta a Actuall que los problemas para estas extremistas no paran de crecer puesto que una de las feministas que reventó la marcha también participó en la profanación de la catedral por lo que “es algo grave para ella” ya que debe responder ante la Justicia por las dos.

“Se han visto obligadas a bajar la intensidad”

En su opinión, hay muchas posibilidades de que sea condenada en ambas casusas. “No son penas de prisión altas pero al solaparse dos delitos se le complica mucho la cosa porque aparece la posibilidad de que pueda ir a la cárcel”, afirma Castellanos, que añade que “el hecho de que tengan antecedentes es algo muy grave”.

En el caso de que fueran condenadas, las consecuencias para estas radicales irían más allá del expediente. Para la presidenta de los abogados cristianos “de cara a realizar futuros delitos se les complica mucho la cosa”.

Según explica Polonia Castellanos, hasta ahora las cinco feministas no tenían antecedentes, algo que cree que cambiará tras los dos juicios que se avecinan. “Que se expongan una y otra vez y que las pueden volver a condenar es algo muy serio y por ello han bajado la intensidad”, asegura. Además, recalca que “gracias a estos juicios es por los que no están reincidiendo” en este tipo de acciones.

Comentarios

Comentarios

Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.