La Fiscalía Provincial de Barcelona ha rechazado la denuncia contra el vídeo en el que aparecen dos mujeres simulando ser lesbianas besándose y tocándose apasionadamente en el camarín de la Virgen de Montserrat.

El vídeo fue creado y difundido a través de las redes sociales por miembros del Movimiento Arran (que se definen como movimiento radical independentista y que forma parte de la CUP en Cataluña), tal y recoge Infocatólica.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según el artículo 525 del Código Penal, se sanciona “a quienes hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de los dogmas, creencias, ritos o ceremonias de una confesión religiosa, para ofender los sentimientos de sus miembros”.

Sin embargo, la resolución determina que: “el vídeo denunciado objetivamente es irreverente y ciertamente provocador, siendo comprensible que pueda molestar los sentimientos de algunas personas que profesan la religión católica”. Y, además, añade que, “no obstante, en el contenido del video expuesto públicamente no se efectúa escarnio, ni afrenta, mofa, burla, humillación, ofensa, insulto, injuria o ultraje alguno a los dogmas, creencias, ritos o ceremonias de la Iglesia Católica”.

La iniciativa llegó justo un día antes de que Cataluña celebrase el día de Montserrat, su patrona

“Visibilización del lesbianismo” atacando a la Iglesia

En este sentido, las autoras del vídeo, que se hizo público el pasado 26 de abril ‘Día de la visibilidad lésbica’ aseguran se pretendía la “visibilización del lesbianismo”. La iniciativa llegó justo un día antes de que Cataluña celebrase el día de Montserrat, su patrona.

El colectivo informó en un comunicado que la grabación, que se titula ‘Les lesbianes també estimem, també follem!’ (‘Las lesbianas también queremos, también follamos’) tenía como objetivo “denunciar la misoginia y las lesbofobia de la Iglesia”. De ahí, que Arran afirmase que ha pretendido “atentar contra la moral de la Iglesia” y “profanar sus símbolos sacros2, en respuesta “a sus constantes ataques a la forma de ser y vivir de las lesbianas”.

El fiscal defiende que la libertad de expresión también son aquéllas que “chocan, inquietan u ofenden”

“Sentido satírico en el vídeo, pero no queda acreditado el de ofender”

Por otra parte, según la Fiscalía, “hay en el video emitido un inequívoco sentido satírico, provocador y crítico, pero no queda acreditado el de ofender que pretende el denunciante. No negamos que el denunciante y sectores de católicos se hayan sentido sinceramente ofendidos”.

Así el fiscal defiende que la libertad de expresión también son aquéllas que “chocan, inquietan u ofenden”. Y añade que “en las sociedades democráticas, los grupos religiosos deben tolerar las críticas públicas y el debate sobre sus actividades, creencias o enseñanzas, siempre que tales críticas no supongan insultos intencionados y gratuitos o discurso del odio”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Abulense de nacimiento y residente en la ciudad que nunca duerme: Madrid. Periodista por vocación y de corazón. Contadora de historias. Se licenció en la Universidad Francisco de Vitoria. Se crió en el Gabinete de Prensa del Partido Popular de Madrid, Punto Radio, Cope y en HazteOír.org . Creció en Lo Comunicas, Intereconomía y en el Departamento de Comunicación de los Colegio Zola. Y ahora disfruta en Actuall.