Imagen referencial de un estudiante / Unsplash
Imagen referencial de un estudiante / Unsplash

Una corte federal dictaminó que la Universidad de Iowa (Estados Unidos), se equivocó al quitarle a un grupo cristiano su condición de organización estudiantil registrada, después de que rechazó las normas que tenían para sus líderes estudiantiles.

En otoño de 2017, la Universidad de Iowa retiró de su campus al Business Leaders in Christ (BLinC), porque el grupo exigía a sus líderes que afirmaran sus creencias en la fe y estilo de vida cristiano.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La jueza de la Corte de Distrito de los Estados Unidos, Stephanie Rose, dijo que la universidad había cometido discriminación religiosa en su modo de aplicar la Política de Derechos Humanos a las Organizaciones de Estudiantes Registradas.

“La Constitución no tolera la forma en que (la Universidad) eligió hacer cumplir la Política de Derechos Humanos. Particularmente cuando se trata de libertad de expresión, la aplicación desigual de cualquier política pone en riesgo el estándar más exigente de control judicial, que (la universidad) no ha podido tolerar”, dijo Rose.

La membresía de BLinC está abierta a todos los estudiantes de la universidad; sin embargo, los líderes deben aceptar y respetar los principios del cristianismo. El grupo fue expulsado del campus después de que se presentó ante la universidad una queja sobre los requisitos para los líderes y las opiniones sobre el matrimonio.

Antes de la audiencia del viernes 2 de febrero, la universidad dijo que 32 grupos religiosos habían sido puestos a prueba por sus estándares de liderazgo. Entre estos están la Asociación Cristiana de Estudiantes Chinos, la organización musulmana Imam Mahdi y la Asociación de Estudiantes de los Santos de los Últimos Días.

Becket, la firma de libertad religiosa que representa a BLinC, observó que la Universidad de Iowa permite que otras agrupaciones, como las fraternidades, elijan a sus líderes en función a la misión compartida del grupo.

Aún está pendiente una demanda paralela contra la Universidad de Iowa. El caso fue presentado por InterVarsity Christian Fellowship después de que la universidad también le retirara su estatus debido a sus estándares de liderazgo estudiantil

El vicepresidente de Becket, Eric Baxter, dijo que la decisión del juez es una victoria para la justicia.

“Este fallo es un triunfo para la justicia básica, pero también es una súplica elocuente de civismo en la forma en que los gobiernos tratan a los estadounidenses en toda su diversidad. Como organismo gubernamental vinculado por la Primera Enmienda, la universidad nunca debió ‘haber jugado a los favoritos’ en primer lugar y es hora de que se detenga”, dijo.

Jake Estell, miembro de BLinC, dijo a Becket que estaban agradecidos por la decisión de la corte y aseveró que los grupos religiosos en el campus no pueden ser atacados por su fe.

“Estamos agradecidos de que el tribunal haya protegido nuestros derechos, para que tengamos el mismo derecho que todos los grupos de estudiantes a expresar nuestros puntos de vista libremente en el campus y a ser lo que somos”, dijo.

Aún está pendiente una demanda paralela contra la Universidad de Iowa. El caso fue presentado por InterVarsity Christian Fellowship después de que la universidad también le retirara su estatus debido a sus estándares de liderazgo estudiantil.

InterVarsity Christian Fellowship tiene como objetivo crear comunidades cristianas en los campus universitarios. Alberga estudios bíblicos, proyectos de caridad, servicios de adoración, etc.

Katrina Schrock, presidenta estudiantil de este grupo, destacó la importancia de la libertad religiosa en el campus.

“Estamos agradecidos de haber sido parte de la comunidad universitaria durante 25 años, y creemos que la universidad ha sido un lugar más rico por tener grupos sikh, musulmanes, mormones, católicos, judíos, ateos y cristianos”, dijo.

* Publicado originalmente en ACI prensa por Diego López Marina.

Comentarios

Comentarios