Nuevo informe sobre la violencia por motivos religioso aporta datos preocupantes.
Nuevo informe sobre la violencia por motivos religioso aporta datos preocupantes.

El séptimo informe de ‘Ataques a la libertad religiosa en España’ del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) arroja mejores datos en 2017 respecto a la edición anterior pero, en cómputo, el resultado sigue siendo negativo: se dieron 166 ataques oficiales y la mayoría contra cristianos católicos.

Este informe se utiliza como fuente para medios de comunicación y otras instituciones que realizan otra serie de informes tanto a nivel nacional (Ministerio del Interior) como a nivel internacional (Ayuda a la Iglesia Necesitada o el Departamento de Estado de Estados Unidos) por lo que su relevancia informativa es notoria.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La situación en España en los últimos años es, como poco, conflictiva. Riesgo de ruptura de la unidad de la patria, conflictos sociales entre razas, clases e ideologías y violencia. Sobre esta última hay mucho que decir y ahí es donde entra en juego este observatorio cuyo objetivo es poner luz sobre temas que poco o nada se tratan en la sociedad.

Aunque el número de casos se ha reducido respecto al año anterior, es preocupante el carácter violento de algunos de ellos, en ocasiones instigados por los propios partidos políticos. Podemos es el partido más laicista, seguido de PSOE, Izquierda Unida (integrado en Podemos) y los separatistas catalanes siendo Cataluña la comunidad autónoma con más casos registrados.

Evolución de los ataques de 2014 a 2017 / OLRC
Evolución de los ataques de 2014 a 2017 / OLRC

Comparando con 2016 y los 208 ataques, las agresiones físicas a creyentes se mantienen en tres mientras que los ataques a lugares de culto han aumentado de 39 a 44. De los 166 casos de violencia en 2017, 128 se han dirigido contra cristianos, de los cuales 94 eran católicos. Es decir, el 77,1 por ciento de los ataques son contra cristianos y el 56,6 por ciento contra católicos.

La mayoría de ataques a lugares de culto son contra templos cristianos

Los musulmanes y judíos son los menos afectados, a pesar de que los grandes medios solo hablen de islamofobia y antisemitismo. Dieciséis ataques se han producido contra musulmanes (9,6 por ciento) y 10 contra judíos (seis por ciento). Hay 12 ataques que pueden considerarse ‘multiconfesionales’ teniendo en cuenta que van dirigidos a expulsar a todas las religiones del ámbito público.

Por la tipología, la violencia se puede dividir en tres casos de violencia contra creyentes, 44 ataques a lugares de culto, 16 vejaciones, 41 escarnios a la religión y 62 casos de marginación de la religión del ámbito público. La mayoría de ataques a lugares de culto son contra templos cristianos.

La influencia (negativa) de la política

Llama la atención la concentración de la violencia en el territorio nacional teniendo en cuenta dónde gobierna quién. Sin duda alguna, los partidos que fomentan de manera más incipiente el laicismo radical son los de izquierda o extrema izquierda. En este ámbito político, Podemos es el partido más laicista con 34 casos de ataques documentados. En los dos años posteriores a la creación del partido de Pablo Iglesias Turrión (2014-2015), estos ataques se duplicaron y, desde entonces, no se ha vuelto a los niveles anteriores.

A la agrupación morada le sigue el PSOE con 20 e Izquierda Unida con 10. Seguidos están CUP, PDeCAT, Compromís y ERC.

Ataques a la libertad religiosa por partido / OLRC
Ataques a la libertad religiosa por partido / OLRC

Las comunidades autónomas con más conflictos son Cataluña, Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana. En la primera, la inmigración musulmana se ha fomentado de cara a alimentar el ogro del separatismo y ya suponen más de medio millón de habitantes. En Andalucía gobierna el PSOE desde hace 40 años -más que lo que gobernó Franco- con lo que eso conlleva de clientelismo anticlerical muy típico de este partido, como pudo apreciarse durante la II República y durante la Guerra Civil. La Comunidad de Madrid, gobernada por el Partido Popular, también ha sido víctima de la inmigración masiva facilitada por la clase política de uno y otro signo siendo una de las ciudades con mayor número de inmigrantes de toda España de muy diferente raíz cultural (y no siempre compatible). En la Comunidad Valenciana gobierna el PSPV aliado con Compromís, un partido de extrema izquierda de corte podemita.

Donde menos conflictos religiosos hay es Melilla, Navarra y Castilla-La Mancha.

Ataques por comunidad autónoma / OLRC
Ataques por comunidad autónoma / OLRC

Según María García, presidenta del observatorio, hacen un “llamamiento a los partidos políticos españoles para que respeten el derecho a la libertad religiosa, tando desde el punto de vista individual como desde el colectivo, así como los tratados firmados con las diferentes confesiones religiosas”.

El respeto a la libertad religiosa no beneficia únicamente a los creyentes, sino que favorece a toda la sociedad, al promover la convivencia pacífica entre ciudadanos”, explica.

Algo sobre lo que siempre se discute es sobre la aconfesionalidad del Estado y es que “frecuentemente se confunde […] con marginación de la religión del espacio público”, comenta García. “Resulta incomprensible para muchos ciudadanos que las instituciones públicas, que nos representan a todos, menosprecien las creencias de españoles”, se queja la presidenta del observatorio.

También te puede interesar: 

Nuevo informe revela preocupante situación de la libertad religiosa en el mundo

Comentarios

Comentarios