Pintada por las feministas el 8M de 2018 en la parroquia de Santa Mónica en Rivas Vaciamadrid.
Pintada por las feministas el 8M de 2018 en la parroquia de Santa Mónica en Rivas Vaciamadrid.
Durante las manifestaciones del 8 de marzo de 2018, el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia registró un total de 11 ataques a Iglesias Católicas. Por ello, el OLRC pide que, en las concentraciones de este año, se respete la libertad religiosa.

El 7 de marzo de 2018, tres iglesias de La Coruña aparecieron pintadas. Por ejemplo, en la Castrense, se podían leer frases como “No olvidamos”, “Pederastas”, “No salí de mi costilla, tú saliste de mi coño”. En la Iglesia de Santo Tomás escribieron “Libres y combativas, 8M”, mientras que en San Jorge pintaron la frase “La iglesia que más ilumina es la que más arde”. Además, la ermita de San Isidro de Getafe (Madrid) apareció ese mismo día con la pintada “Contra el patriarcado, 8M”, firmado por un grupo comunista.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora
También en Madrid, el 8 de marzo grupos feministas radicales pintaron la Iglesia de Santa Mónica de Rivas Vaciamadrid (atacada todos los años varias veces) con frases como “Iglesia = muerte”, “Muerte al patriarcado” y “Pecadora y orgullosa”. En la capital, las iglesias del Espíritu Santo, San Cristóbal y San Juan de la Cruz amanecieron con pintadas a favor del aborto y con ofensas a la fe católica, mientras que las cerraduras fueron inutilizadas con silicona.

El día 28 de febrero, grupos feministas radicales prendieron una hoguera a las puertas de la iglesia de Berga

Distintos templos de Andalucía fueron atacados. En Sevilla, el convento de Santa María de la Paz sufrió actos vandálicos en forma de pintadas. En Córdoba, la parroquia de Santa Isabel de Hungría se encontró con la pintada “Femislam”. Finalmente, en Granada, en la Parroquia de la Inmaculada Concepción, escribieron “Mejor abortar que un hijo cura o monja de clausura”.

Además, feministas radicales se desnudaron el 8 de marzo delante de la Catedral de San Sebastián. Por último, la escritora y militante de la CUP Bel Olid aprovechó un programa en TV3 para lanzar un llamamiento a “quemar la Conferencia episcopal por machista y patriarcal” en el Día de la Mujer Trabajadora.

En 2019, ya hemos podido comprobar algunos preludios. Por ejemplo, el día 28 de febrero, grupos feministas radicales prendieron una hoguera a las puertas de la iglesia de Berga (Barcelona), mientras que el 12 de febrero en Valladolid cantaron “Vamos a quemar la Conferencia Episcopal por machista y patriarcal” en una manifestación.

“Desde el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia, recordamos que las reivindicaciones del Día de la Mujer Trabajadora deben de ser pacíficas y respetar la libertad religiosa de los creyentes”, afirma María García, presidenta del OLRC. “Condenamos toda la violencia que se pueda producir durante estas concentraciones. Para manifestarse, no hay que atacar templos”, concluye.

Comentarios

Comentarios