Parroquia profanada en la Villa de Bigastro (Alicante) / Twitter

Más de 12.000 personas ya han exigido a la alcaldesa de Bigastro, Teresa Belmonte, para que promueva una moción de defensa de la libertad religiosa tras el ataque contra la parroquia de Nuestra Señora de Belén.

El pasado sábado, el padre Aurelio, párroco del lugar, encontró formas consagradas esparcidas por la iglesia mezcladas con orines y las cruces arrancadas y puestas del revés, en una clara provocación satánica.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Además, los autores del asalto a la parroquia se llevaron la corona de la virgen y tres cálices, sin tocar el cepillo, lo que acrecienta las sospechas sobre las motivaciones esotéricas y satánicas del ataque. Se da la circunstancia de que el ataque se produjo la víspera de la celebración del tercer centenario de la patrona, que iba a estrenar la corona sustraída.

Según argumenta la plataforma MasLibres.org en la petición alojada en la web HazteOir.org, “la intolerancia y la violencia que refleja el ataque a esta parroquia constituyen un ataque a la libertad religiosa y también un ataque al estado de derecho y a la libertad de todos los ciudadanos”, por lo que se reclama una moción “de condena de los hechos y defensa d la libertad religiosa por el bien de todos los ciudadanos”.

 

Comentarios

Comentarios

Compartir