Este viernes se vota en el Ayuntamiento de Sevilla, a propuesta de Participa Sevilla (Podemos) e Izquierda Unida, una moción en la que, entre otras medidas, se pide el apoyo institucional a la pseudo procesión «del santísimo cono insumiso», celebrada en mayo de 2014.

Al mismo tiempo, la moción presentada por los dos grupos de ideología comunista en el consistorio hispalense, reclama la «prohibición a alcaldes y ediles de participar en procesiones«, retirar la condición de «autoridad pública» al arzobispo de la diócesis sevillana, quitar el nombre de calles a personajes religiosos, así como las imágenes devocionales y «promover un callejero laico y aconfesional«.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

A raíz de la interposición de una querella por parte de la Asociación de Abogados Cristianos por ofensas a los sentimientos religiosos, al menos tres personas permanecen bajo la condición judicial de investigados.

La plataforma en defensa de la libertad religiosa, MasLibres.org, ha puesto en marcha una campaña de peticiones para que el alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, y los portavoces del Partido Popular y de Ciudadanos, rechacen la moción.

En dicha petición, se reclama a estos representantes que consideren «los derechos que asisten a todos los ciudadanos, también a los creyentes de cualquier confesión, a expresar públicamente su fe y a participar en actos religiosos públicos» y que emprendan «las medidas necesarias para impedir que una denominada ‘procesión’ de carácter blasfemo e intención claramente provocadora enturbie la Semana Santa sevillana. Por favor, haga lo preciso para impedir la denominada ‘procesión cono insumiso'».

Comentarios

Comentarios