El secretario general de la CEE, J. M. Gil Tamayo y el de Podemos, Pablo Iglesias.
El secretario general de la CEE, J. M. Gil Tamayo y el de Podemos, Pablo Iglesias.

El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ha concedido una entrevista a Europa Press en la que ha tocado muchos de los temas candentes para este año 2018.

Uno de los temas centrales ha sido las diversas iniciativas que se están planteando este año por parte de Unidos Podemos y la ley LGTBI que quieren impulsar, así como las que están llevando a cabo otros grupos para eliminar la Religión de la escuela pública.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El portavoz de la CEE ha calificado la ley LGBTI que impulsa el partido de Pablo Iglesias como “absolutamente autoritaria y anticonstitucional” al estar “cargada de una ideología que afecta a la concepción [cristiana] de la persona y a cuestiones fundamentales”.

La ley LGTBI de Podemos “coarta la libertad de expresión, revierte la prueba de cargo, establece una agencia que penaliza y señala quién incumple o va contra esa ideología”

“Es una ley que coarta la libertad de expresión, revierte la prueba de cargo, establece una agencia que penaliza y señala quién incumple o va contra esa ideología, que afecta al ámbito educativo subordinando las ayudas a la adopción o aceptación de un credo, de una ideología, como una especie de confesionalismo de la ideología de género”, ha explicado.

La Iglesia respeta “a todas las minorías”, ha defendido Gil Tamayo, y ha añadido que “las minorías ya tienen en el ámbito legal suficientes elementos para su protección”.

Durante la entrevista también ha reafirmado la postura de la CEE sobre el Pacto Educativo y la clase de religión. “La escuela no es un terreno franco donde el hecho religioso tenga que estar ausente, sino ya por el mero hecho de su importancia en la conformación de la sociedad, del ser humano, de nuestra historia y de nuestra cultura, forma parte del currículum si quiere ser un currículum integral y completo en la formación de personas”, ha afirmado.

“El cuestionamiento de la presencia de la enseñanza religiosa en la escuela es ideológico, no social, porque está en la sociedad con toda naturalidad, se manifiesta en nuestras fiestas, en la vida y no es un hecho privado”, ha destacado.

España necesita “una fuerte promoción de la sociedad civil” frente a un ámbito “a veces muy copado por los partidos políticos” que dejan en “la sombra” a esa “sociedad intermedia”

Según Gil Tamayo, lo que la CEE pide es que los padres puedan educar a los hijos conforme a sus convicciones, de acuerdo al artículo 27 de la Constitución, y ha apelado a que el Estado, dada su aconfesionalidad, respete el hecho religioso.

Ante estos retos, el portavoz de la CEE ha hecho un llamamiento a la sociedad civil a defender sus derechos. Según Gil Tamayo, “no son los obispos los que tienen que salir a todo, sino que la Iglesia está en el entramado social, dando responsabilidad a quienes realmente son los depositarios de sus derechos: los padres y los ciudadanos católicos”. La CEE, no va a “suplantar a otros colectivos”, ha afirmado.

Por eso ha animado a que “toda la sociedad civil, los creyentes, los padres y madres de familia y las instituciones del ámbito educativo”, tomen la responsabilidad.

España necesita “una fuerte promoción de la sociedad civil” frente a un ámbito “a veces muy copado por los partidos políticos” que dejan en “la sombra” a esa “sociedad intermedia” que, a su juicio, debe tener “un mayor protagonismo a la hora de tomar decisiones”, ha concluido.

También te puede interesar:

Arsuaga: “Denunciaremos al Estado español ante Estrasburgo por la Ley Mordaza LGTBI”

Comentarios

Comentarios