La alcaldesa de la Vall d'Uixó, Tania Baños /Twitter
La alcaldesa de la Vall d'Uixó, Tania Baños /Twitter

La Asociación Española de Abogados Cristianos presentará una querella contra la alcaldesa de Vall D’Uixó, la socialista Tania Baños, por prevaricación e incitación al odio por el derribo de la cruz de la Plaza de la Paz. La decisión llega después de que el Ayuntamiento haya intentado desmantelar esta mañana el monumento sin esperar a que se resuelva el recurso que hay presentado ante el juzgado de lo Contencioso número 2 de Castellón.

Polonia Castellanos, presidenta de Abogados Cristianos, asegura que “no es la primera vez que esta alcaldesa ataca a los cristianos. Hace menos de un año, eliminó calles con nombres como “La Sagrada Familia” o “Juan Pablo II”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Denuncia, además, que “la Asociación presentó un recurso para frenar el derribo de la cruz y el Ayuntamiento mintió diciendo que no habían acordado la retirada del monumento ya que no podía hacerlo de acuerdo a la propia ley de Memoria Histórica”.

Polonia Castellanos recuerda que “el monumento no incumple la Ley de Memoria Histórica ya que desde 1979 no contiene ningún simbolismo político”

Castellanos critica también la actuación del Juzgado de lo contencioso-administrativo número 2 de Castellón. Desvela que, desde Abogados Cristianos, estudian pedir responsabilidades al juez «por posible negligencia después de que éste rechazara hace apenas veinte días las medidas cautelares solicitadas para frenar el derribo de la Cruz al no apreciar motivos”.

Una plataforma ciudadana, con la ayuda de la Asociación, presentó la semana pasada en el Ayuntamiento de Vall D’Uixó más de 13.000 firmas para pedir el mantenimiento de la Cruz.

Polonia Castellanos recuerda que “el monumento no incumple la Ley de Memoria Histórica ya que desde 1979 no contiene ningún simbolismo político”. “El derribo o no de la Cruz no era un debate que estuviera en la calle. Desde el inicio de la democracia, con el Partido Comunista presidiendo el pleno municipal se llegó al acuerdo unánime de mantener la Cruz y eliminar toda simbología”.

Castellanos asegura que “es muy triste, pero se está repitiendo lo sucedido en Callosa de Segura y todo amparado por ciertos jueces parciales que deberían haberse inhibido”.

También te puede interesar:

Intentan derribar la cruz de la Plaza de la Paz en Vall de Uxó, sin sentencia judicial

Comentarios

Comentarios