El P. Jesús Higueras, párroco de Nuestra Señora de Caná (Pozuelo)
El P. Jesús Higueras, párroco de Nuestra Señora de Caná (Pozuelo)

Fue en el mes de mayo de 2020 cuando el actual arzobispo de Madrid, Cardenal don Carlos Osoro Sierra, cumplió 75 años de edad, motivo por el cual, según dispone el Código de Derecho Canónico, debió presentar su renuncia a la arquidiócesis madrileña.

El Cardenal, cumpliendo fielmente lo establecido, presentó su renuncia la cual –a diferencia de lo ocurrido con otros prelados- no le fue aceptada.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Pues bien, conforme pasa el tiempo, crecen las especulaciones acerca del quien podría ser el sucesor del Cardenal Osoro en la diócesis que tiene su núcleo en la capital del país.

Y conforme corren las semanas formando meses y los meses formando años se caldean los ánimos en los sectores eclesiásticos que a toda costa desean a toda costa la respuesta a la pregunta: ¿Quién será el próximo arzobispo de Madrid?

Un cargo de suma importancia, máxime si tomamos en cuenta que la arquidiócesis madrileña ha tenido prelados que allí han desempeñado una magnífica labor.

Tal sería el caso de don Casimiro Morcillo quien fundó numerosas parroquias con lo cual elevó el nivel de religiosidad popular; tal sería el caso del Cardenal don Ángel Suquía Goicoechea, hombre de gran iniciativa a quien se debe la inauguración de la catedral de la Almudena; y tal sería el caso del Cardenal don Antonio María Rouco Varela quien no solamente fortaleció la sede madrileña sino que tuvo una gran influencia en toda España.

Dentro de las especulaciones acerca de quién podría ser el sucesor del Cardenal Osoro se manejan varios nombres que sería prolijo enumerar pero de los cuales solamente mencionaremos tres que –a nuestro juicio- serían magníficos nombramientos.

Un personaje de gran valía que, por ser obispo auxiliar de Madrid, conoce a fondo la arquidiócesis y que posee una sólida doctrina es monseñor Juan Antonio Martínez Camino, proveniente de la Compañía de Jesús, con 69 años de edad y que si no ha logrado ser promovido como residencial de una diócesis propia ello en gran parte se debe a que, por ser brillante intelectualmente, esto ha provocado las envidias de algunos burócratas segundones que deambulan por el Vaticano.

Otro personaje es monseñor Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo, con 67 años de edad quien se ha distinguido por ser un prelado no solamente de recta doctrina sino por tener la valentía de exponer la sana doctrina aún a sabiendas de que ello podría molestar a sectores anticatólicos.

Y el tercero sería un sacerdote que –a pesar de la gran labor realizada- no ha logrado conseguir la mitra episcopal.

Dicho sacerdote es el Padre don Jesús Higueras, párroco de Santa María de Caná en Pozuelo de Alarcón (Madrid) quien en unos cuantos años logró construir el gran templo parroquial al que acuden muchedumbres para escuchar los sermones de quien es uno de los mejores predicadores sagrados en España.

Todos los días, de lunes a viernes, a las once de la mañana el Padre Jesús Higueras ofrece una breve reflexión espiritual de escasos tres minutos en el canal Trece.

Este sacerdote ha demostrado ser un experto en finanzas puesto que en unos cuantos años logró pagar las deudas que acarreó la construcción de su parroquia.

Ni duda cabe que, ante los escándalos financieros que aquejan actualmente a la arquidiócesis madrileña, si don Jesús fuese nombrado arzobispo lograría sacar a flote las finanzas en muy poco tiempo.

Desde luego que se mencionan otros nombres. Sin embargo, debido al corto espacio de que disponemos, mencionamos a estos tres considerando que cualquiera de ellos podría ser una magnífica decisión.

Comentarios

Comentarios

Abogado, historiador y periodista. Editorialista de el Heraldo de México (1973-2003). Colaborador de varias revistas mexicanas y españolas. Corresponsal en México de la revista Iglesia-Mundo (1981-1994). Autor de 'La cruzada que forjó una patria' (1976); 'Forjadores de México' (1983); 'Los mitos del Bicentenario' (2010) e 'Isabel la Católica. Su legado para México (2013).