Virginio Bressanelli, obispo de Neuquén / Fuente: Youtube

La Asociación de Trabajadores de la Educación en Neuquén (ATEN) ha propuesto excluir a los colegios privados y religiosos de las subvenciones estatales que el gobierno provincial les aporta. Cientos de personas firman desde CitizenGO para que se mantenga la financiación a las escuelas privadas.

Virginio Bressanelli, que pide que mantenga las ayudas a los colegios religiosos, cita al pastor Hugo Márquez porque la Iglesia católica junto a la evangélica han presentado un proyecto de ley de Educación Pública con Gestión Privada a la Doctora Ana M. Pechén, vicegobernadora y presidenta de la legislatura local y a la Comisión Legislativa de Educación.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Ante la proposición de ATEN, Monseñor Bressanelli respondió que no se puede incluir a todos los colegios en la misma bolsa e ir «desparramando falacias al respecto». Explica que hay escuelas de gestión privada que no persiguen el lucro y otras que sí y por ello, cobran unas tasas muy altas.

Asimismo, se refiere precisamente a esta diferencia para formalizar su queja: «Esto nos diferencia de las escuelas de autogestión, que en el servicio educativo se manejan con una modalidad empresarial», sentenció Bressanelli

La petición la ha realizado en nombre del Consejo de Educación Católica (CDEC) que reúne a 17 instituciones educativas reconocidas por el obispado que prestan su servicio a más de 8.000 alumnos.

Desde CitizenGO, cientos de personas respaldan al obispo de Neuquén y piden a la Dra. Ana M. Pechén que garantice la educación de todos de la manera más eficiente posible. Para ello, piden que se mantenga la colaboración con las confesiones religiosas que llevan siglos dedicados a la educación de una manera altruista.

Comentarios

Comentarios