El presidente de Castilla y León Fernández Mañueco, en la catedral de Salamanca en septiembre de 2019.
El presidente de Castilla y León Fernández Mañueco, en la catedral de Salamanca en septiembre de 2019.

El pasado 15 de enero, la Junta de Castilla y León, gobernada en coalición por el Partido Popular y Ciudadanos acordó que la asistencia a lugares de culto se restringía a un máximo de 25 personas.

Dicha medida no se estipula con la misma contundencia respecto de otros locales y centros de reunión, como pueden ser aulas escolares, mucho más pequeñas que cualquier templo.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El Tribunal Supremo desestimó las medidas cautelarísimas solicitadas por la Asociación Española de Abogados Cristianos para que se suspendiera la restricción decretada por el gobierno regional, alegando que no se presentó, junto a la petición de dichas medidas, el prescriptivo recurso.

Sin embargo, como ha podido demostrar Abogados Cristianos a través del sistema LexNET, donde queda registrada toda la actividad judicial, que el pasado 18 de enero a las 11:37 minutos, fue registrado ante la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo el recurso contra la decisión de la Junta que, a juicio de Abogados Cristianos vulnera el derecho fundamental a la libertad religiosa y de culto, así como el derecho de reunión.

«¿Acaso es que para el presidente de la Junta de Castilla y León sólo contagiamos los cristianos?», enfatiza el recurso

«No obstante, la Asociación Española de Abogados Cristianos para evitar cualquier problema procesal ha presentado de nuevo el recurso y la solicitud de medidas cautelares con el objetivo de obtener respuesta antes del fin de semana».

En recurso contencioso administrativo la Asociación Española de Abogados Cristianos señala que la decisión de la Junta de Castilla y León «además de vulnerar derechos fundamentales, carece de toda lógica cuando en el auge de la pandemia se restringió la asistencia a lugares de culto a un 30% del aforo (que supone un número mayor de personas que las 25 que ahora arbitrariamente decide el presidente de la Junta de Castilla y León)».

La asociación de juristas subraya que la medida «se contradice con el hecho de que en clases y aulas, de menor tamaño que iglesias y catedrales, se permita la asistencia de 25 personas», bajo el argumento de que «con las cifras actuales de contagio no hay problema».

«¿Acaso es que para el presidente de la Junta de Castilla y León sólo contagiamos los cristianos?», enfatiza el recurso.

Abogados Cristianos recuerda que la decisión ha sido generado «la repulsa generalizada de toda la sociedad» debido a que «limita de forma ilógica e ilegal el derechos fundamental a la libertad religiosa».

Comentarios

Comentarios