Nadie ama a quien no conoce
Nadie ama a quien no conoce

Estaba el otro día hablando con unos buenos amigos sobre un pasaje del evangelio y me sorprendió su reacción. Les pregunté sobre las circunstancias que rodearon a la mítica escena de Jesucristo en el templo cuando expulsó del edifico sagrado a los mercaderes. Ellos, de aparente formación católica, al deslizarles la duda sobre el comportamiento del Señor, no supieron responderme. No tenían conocimiento de la actitud que había tenido Cristo.

Eso me ha hecho plantearme la preocupación de que quizá los creyentes no conozcamos de forma tan cristalina la vida de Jesús. ¿Cómo alguien que dice procesar una fe de libro no tiene certezas al cuestionarle sobre experiencias de la persona a la que aspira imitar? ¿Es posible ser otro Cristo sin conocer los evangelios? Creo en mi humilde opinión que sería algo como tener de referencia a Kennedy sin haber leído nunca una de sus biografías. “Ojalá fuera tal tu compostura y tu conversión que todos pudieran decir al verte o al oírte hablar: éste lee la vida de Jesucristo” (Camino, San Josemaría Escrivá de Balaguer). Esta cita del fundador del Opus Dei me acompaña todos los días de mi vida. Una, que no podría ni tan siquiera intentar materializar sin ojear la buena noticia. No podemos olvidarnos de que pese a que el catolicismo también está basado en los escritos de los padres de la Iglesia y el Catecismo, el fin de todo católico debe ser en última instancia ser un reflejo de la figura de Jesús en la tierra.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Debemos conocer las escrituras, sino correremos el riesgo en proyectar nuestra fe en una mera tradición, en una circunstancia ajena a nuestra voluntad promovida por las costumbres sociales. El camino del cristiano es una llamada a la revelación permanente, un comenzar y recomenzar. “Convertíos y creed en el Evangelio” (Mc 1,14-20), ¿cómo vamos a confiar en alguien a quien no conocemos?

Comentarios

Comentarios