La Basilica de Santa Sofía en Estambul / Wikimedia
La Basilica de Santa Sofía en Estambul / Wikimedia

La basílica de Santa Sofía se ha convertido en mezquita durante el mes de ramadán. Las autoridades turcas han decidido que los musulmanes puedan utilizarla para el mes de ayuno, que se prolonga durante todo el mes de junio.

Las oraciones están dirigidas cada día por un clérigo distinto y comienzan poco antes del alba, con el objetivo de que el resto del día la basílica vuelva a acoger como museo a miles de turistas.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Se trata de una decisión que ha provocado el malestar de la iglesia ortodoxa y de varios gobiernos occidentales. El enfado ha llegado hasta la ONU y otras instituciones internacionales, pero el presidente islamista Recep Tayyip Erdogan intenta que el conflicto pase inadvertido debido a los numerosos frentes que tiene abiertos.

El gobierno griego no entiende «esta especie de obsesión por celebrar ceremonias musulmanas en un monumento que pertenece al patrimonio de la humanidad». Añade que «es incomprensible, y muestra falta de respeto y de contacto con la realidad» que se hayan autorizado estas ceremonias.

El contencioso ha sido planteado ante la Unesco, el organismo de la ONU que vigila el patrimonio cultural mundial. El Departamento de Estado norteamericano ha planteado también una tímida queja ante su aliado turco, al pedirle que «preserve Santa Sofía de manera que se respeten sus tradiciones y la complejidad de su historia».

Un templo cristiano convertido en mezquita

La basílica es uno de los templos más bellos de la cristiandad y se convirtió en el signo de la iglesia de Oriente. Desde su construcción en el siglo VI, fue el templo donde se coronaron los emperadores bizantinos pero tras la caída de Constantinopla, la monumental basílica cristiana se convirtió en mezquita.

En 1935, el expresidente turco Ataturk, decidió transformarla en museo y desde entonces Erdogan ha tratado de volver a convertirla en mezquita. El estatus de museo sigue vigente pese a los deseos de algunos líderes del partido islamista.

Ante la tensión entre Rusia y Turquía y la ruptura de las relaciones diplomáticas, Sergey Gavrilov, coordinador en el Parlamento ruso para la protección de los valores cristianos, ha instado a Erdogan a devolver a los cristianos ortodoxos la catedral de Santa Sofía en Estambul.

La basílica ha sido un templo cristiano, se convirtió en mezquita y ahora es un museo. Sin embargo, los musulmanes la están usando durante el mes del ramadán para su oraciones. ¿Podrán hacer el mismo uso de ella los cristianos durante la Semana Santa?

Comentarios

Comentarios