Un muro de fieles reunidos pacíficamente en oración defendió este 25 de noviembre la Catedral Metropolitana de México ante la amenaza de un posible ataque de feministas. Los fieles, congregados desde las primeras horas de la tarde, fueron convocados por el Movimiento “Vive México” a través de las redes sociales.

https://twitter.com/YoDash/status/1199175164178632704

En diálogo con ACI Prensa, Jaime Duarte, coordinador del Movimiento “Vive México”, expresó la alegría de los participantes en esta actividad pacífica porque fueron cerca de 300 fieles los que salieron “con valor, alegría y paz a defender los templos, donde sabemos que encontramos tesoros maravillosos, como el arte sacro y, desde luego, al Santísimo Sacramento”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Duarte destacó que las vallas que se colocaron para proteger los templos del centro histórico de la capital mexicana “generosamente fueron pagadas por empresarios católicos comprometidos”.

Nos sentimos muy contentos porque ningún templo fue dañado, ninguno fue ultrajado ni profanado”, subrayó, y recordó “las tristes imágenes que todavía tenemos de lo ocurrido en Chile, por ejemplo, donde vimos actos sacrílegos y profanaciones terribles”.

“Podemos sentirnos contentos, porque también, desde luego, no se puso en riesgo la integridad física de todas las personas que acudieron, jóvenes, señoras de la tercera edad, y todos los laicos comprometidos de movimientos, grupos y organizaciones”, añadió.

La manifestación feminista comenzó su recorrido por las principales calles del centro de Ciudad de México alrededor de las 5:00 p.m. (hora local). A su paso dejaron destrucción de distintos espacios públicos, como estaciones de bus y vandalizaron monumentos como los dedicados al líder mexica (azteca) Cuauhtémoc y a Cristobal Colón, en la Avenida Reforma.

En un comunicado de prensa publicado tras concluir la manifestación, cerca de las 8:30 p.m., el Gobierno de Ciudad de México señaló que las mujeres policías que se encargaron de la seguridad “retiraron martillos y artefactos con los que algunas manifestantes buscaban causar mayores daños al espacio público”.

El Gobierno de Ciudad de México estimó en 3.000 las mujeres participantes, y señaló que “de acuerdo con el reporte policial, se registraron dos lesionados, una asistente a la marcha y un hombre de profesión periodista, por lo que ambos fueron atendidos en el sitio por elementos del Escuadrón de Rescate y Urgencias médicas, y no requirieron traslado”.

Para el Coordinador del Movimiento “Vive México”, lo que hacen las feministas violentas “es denigrar la causa auténtica de las mujeres”, pues “las verdaderas feministas, mujeres, no se comportan de manera violenta. Nosotros dimos muestra de paz, alegría y entusiasmo”.

Por su parte, el P. Hugo Valdemar, que durante 15 años fue director de Comunicación de la Arquidiócesis Primada de México, durante el gobierno pastoral del Cardenal Norberto Rivera, “resulta increíble que las autoridades de la ciudad toleren marchas que desde su inicio se anuncian como violentas, y aunque tuvo una participación muy reducida de feministas, sean capaces de poner en jaque a la autoridad”.

Todos tienen derecho a manifestarse, pero nadie tiene el derecho a hacerlo de manera violenta”, subrayó. “Pese a ello, y gracias a Dios, fue poca la participación de las feministas y los daños también fueron mínimos”, añadió.

El sacerdote destacó el efecto que tuvo el muro humano que se hizo presente frente a la Catedral, pues “el poder de la oración es enorme para exorcizar a los demonios que están atrás de estas mujeres furiosas y homicidas. Además, son un claro testimonio de nuestros fieles laicos de su amor por la Iglesia y de su defensa de la vida, sobre todo de los no nacidos”.

El P. Valdemar, hoy canónigo penitenciario de la Arquidiócesis de México, alentó a los fieles laicos a “seguir defendiendo pública y de forma valiente su fe. Cristo lo dijo claramente: si alguno se avergüenza de mí, yo también lo negaré delante de mi Padre”.

“Debemos felicitar a nuestros valientes fieles laicos y seguirlos alentando a dar testimonio de su fe y a defender la iglesia a pesar de la cobardía de sus pastores”, dijo.

Tras destacar que “estamos seguros de que la Virgen Santísima y Nuestro Señor fueron importantes para salvaguardar la seguridad de los templos, los sacerdotes y los fieles laicos”, Jaime Duarte subrayó que en su movimiento han tomado “muy en serio la vida y obra de laicos comprometidos en nuestra Iglesia Católica, como el Beato Anacleto González Flores”, patrono del laicado mexicano.

Para el Coordinador del Movimiento “Vive México”, es importante que los laicos muestren “una actitud pacífica, pero firme, seria, organizada y unida. De esa manera podemos lograr que se defiendan los valores más importantes del género humano: la fe, la vida y la familia, valores que no están sujetos a negociación”.

* Publicado originalmente por David Ramos en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios