Momento de la transmisión desde una iglesia que fue asaltada en directo.
Momento de la transmisión desde una iglesia que fue asaltada en directo.

El miércoles 15 de julio por la noche la parroquia São José Operário en São Leopoldo (Brasil), sufrió un asalto cuando el sacerdote celebraba y transmitía en vivo la Santa Misa.

El párroco, padre Ramiro Micanto relató que cerca de 20 minutos después del inicio de la Misa, en el momento de la proclamación del Evangelio, la alarma comenzó a sonar y se dio cuenta de que el templo estaba siendo asaltado.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora
Missa Memória São Boaventura – 15 de julho de 2020

"Tudo me foi entregue por meu Pai" Evangelho.

Publiée par Ramiro Mincato sur Mercredi 15 juillet 2020

Otras cuatro personas estaban en la iglesia para la Misa de las 7:00 p.m. Fue entonces cuando dos hombres entraron al templo y tomaron dos teléfonos celulares y la llave de un auto.

En seguida, el padre Micanto se dirigió a la cámara y pidió a los espectadores que “manden la policía a la iglesia, porque estamos siendo asaltados durante la Misa”.

Por la pandemia del COVID-19, las celebraciones Eucarísticas en São Leopoldo se han realizado sin la presencia de fieles y se han transmitido online, a fin de evitar la aglomeración de personas y la posibilidad de contagios.

El sacerdote dijo al sitio web GaúchaZH que los desconocidos le indicaron que se “callara”, pero él no entendió.

“Pensé que eran mendigos. Me tomó un tiempo entender. Cuando los vi señalando a los demás, como si quisieran mostrar algo debajo de su ropa, me di cuenta de lo que estaba sucediendo”, informó.

En ese momento, el padre Micanto pidió ayuda a quienes acompañaban la Misa por internet, hasta que uno de los hombres trató de llevarse la laptop por donde transmitía la celebración.

“Me las arregle para aguantar”, indicó. Tomé un objeto para defenderme “pero se rindió y los dos huyeron”, agregó.

Al reanudar la transmisión, el sacerdote pidió perdón por los inconvenientes y relató el robo del que habían sido víctimas.

Según GaúchaZH, el sacerdote informó que el templo tiene cámaras de seguridad y las grabaciones serán entregadas a la Policía.

Después del evento, el P. Micanto declaró que celebrará Misas en un horario más temprano.

* Traducido y adaptado por Harumi Suzuki para ACI Prensa. Publicado originalmente en ACI Digital.

Comentarios

Comentarios