Protesta anti-Trump
Protesta en el aeropuerto de San Francisco contra el veto a inmigrantes musulmanes. (Fotografía: Peter Dasilva / EFE)

¡Buenos días, actuallers!

La caravana humana ha entrado en México y camina hacia los Estados Unidos. Unas 7.500 personas, en su mayoría procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras, quieren entrar en el próspero país del norte, aunque sea ilegalmente.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El presidente Donald Trump ya ha avisado de que lo impedirá. De momento, ha puesto en alerta a las fuerzas armadas, ante una situación que ha calificado de “emergencia nacional”.

El contexto de la caravana no es inocente: dentro de un mes habrá elecciones legislativas en los Estados Unidos. Los organizadores del éxodo lo saben. Los medios, que son parte de la oposición a Donald Trump, lo celebran como una oportunidad de acorralar al presidente ante un difícil dilema: frenar a los migrantes, incluso usando la fuerza, o dejarles entrar.

El problema también es para México, país de paso de la caravana, donde se ha abierto un debate sobre la respuesta a esta iniciativa. Si ahora el Gobierno de López Obrador mira para otro lado, es probable que pronto lleguen nuevas caravanas.

Está claro que la emigración es una de las grandes cuestiones de las democracias occidentales: ¿Desafío al orden público, la identidad nacional, la convivencia entre culturas? ¿Oportunidad de regeneración demográfica para unas sociedades envejecidas?

Hay además una pregunta que nadie parece querer formular: ¿Debe permitirse que las redes que organizan estas corrientes migratorias interfieran en las elecciones de un país democrático? Ahora que se clama por impedir la intromisión de Rusia, ¿está bien permitir la intromisión de los traficantes que mueven a conveniencia a miles de personas, de aquí para allá?

Mientras tanto, la caravana humana sigue avanzando a través de México, camino de la frontera con los Estados Unidos. Una prueba difícil para gobernantes democráticos. ¿Tú qué harías?


TU DÍA ACTUALL

La otra marea humana en México. Miles de personas marcharon por el derecho a la vida y la protección de la institución de la familia en México. Rodrigo Iván Cortés lo cuenta así en Actuall.

El ejemplo de los padres de Alfie Evans. Tom Evans y Katie James recibieron el sábado los Premios HazteOir.org 2018 por haber luchado con ejemplar tenacidad por salvarle la vida a su hijo, al que las autoridades británicas dejaron morir en un hospital de Liverpool. Gádor Joya, portavoz de la plataforma Derecho a Vivir, fue la encargada de entregarles la estatuilla. En este artículo para Actuall, cuenta su encuentro con esta familia.

El debate sobre el sexo al nacer. La Administración de Donald Trump quiere aclarar la definición legal del sexo, válida para los documentos oficiales. La medida ha suscitado un intenso debate. Candela Sande lo comenta en esta columna para Actuall.

Dejan un explosivo en la casa de George Soros. Los artificieros detonaron el artefacto depositado en el buzón de la casa del magnate y filántropo en Nueva York.


CARTA DEL DÍA

Diversidad vs. uniformidad

Para evitar una discusión puramente semántica, les daré una información sencilla sobre estadística. El concepto que es conocido como distribución normal de las cosas o los eventos se expresa en lo que la mayor parte de la gente llama una curva de campana. 

En la distribución normal, la probabilidad más alta de la densidad de datos ocurre cuando se acercan al valor esperado, la media o línea normal.

Así, normal es la línea en la mitad de la curva de campana. Normal es entonces simplemente un concepto estadístico de en donde van a estar la mayoría de los datos en una distribución precisamente normal.

Por ejemplo, veamos los valores del cociente intelectual (IQ) para los seres humanos. Digamos que la mayoría de la gente tiene entre 100 y 120 de IQ. La normal estará alrededor de esos valores, y así les llamamos gente normal a aquellos con un IQ entre 100 y 120. Los que tengan valores por debajo de 100 o por encima de 120 que son los valores normales, serán personas anormales. 

Una persona con un IQ de 70 es anormal, también se le conoce como idiota. Personas con un IQ de 170 o similares, también son anormales, y en estos casos se les conoce como genios. Pero, de hecho, también también hay diferencias (diversidad) entre la uniformidad de la gente “normal”.

Describamos otro ejemplo de distribución normal, la estatura de los seres humanos. Aceptemos que la mayor parte de la gente mide entre 1.5 y 1.9 metros de altura. Si esta gente es normal, aquellos por encima de 1.9. m y los por debajo de 1.5 m son anormales. En un lado estarán los chaparros, enanos, o simplemente los de baja estatura, y en el otro lado los gigantes jugadores de la NBA. Ambos grupos, como dijimos, son anormales.

Con esta información estamos listos para discutir lo de la diversidad y la uniformidad. Definamos ambos términos:

Diversidad. Cualidad de lo variado. Conjunto de cosas diferentes. Rango de cosas diferentes, contraste. Su antónimo es precisamente

Uniformidad. Similtud. Invariabilidad, estabilidad, igualdad, armonía.

Digamos que la diversidad esta más cercana a lo “anormal” que a lo “normal”, y lo opuesto es cierto, la uniformidad estará más cercana a lo normal que a lo anormal.

Regresemos a la distribución nomal de los valores IQ en la raza humana. Aquellos con un IQ muy bajo son anormales, esto es son diversos, a los que tienen un IQ entre 100 y 120; estos son los sujetos normales. Ambos grupos son diversos entre ambos, pero existe uniformidad entre los normales porque la mayor parte de esta gente están alrededor de la línea normal. Los anormales son diversos y queremos que todos los que son diversos que sean incluídos en la uniformidad de los normales. ¿Qué podemos hacer para lograr esa meta deseable? Debemos ser “incluyentes”. Pero, no podemos incluir a los idiotas en las mismas clases de las escuelas con los normales, esto sería malo para ambos grupos. Esto es apodíctico. Lo mismo podemos decir de los genios con IQ de 200. Necesitan programas ad hoc específicos para ellos. Ser incluyente, es proporcionar a ambos grupos esos programas específicos para sus características especiales. Sería estúpido ya sea disminuir la calidad de la educación normal para incluir a los idiotas, o incluir a los genios con los normales y dañar a ambos. La diversidad es deseable, pero no en detrimento de la uniformidad de la mayoría de la gente, la gente normal. 

Entremos en la discusión de la diversidad en USA. Recientemente en UCI (University of California Irvine) un grupo de estudiantes diversos se sintió ofendido por el despliegue de la bandera de los Estados Unidos en la universidad. Su diversidad es que eran de diversos países del mundo y estaban estudiando en UCI. 

Presumiblemente sentían que los Estados Unidos a través de su “imperialismo” han dañado a sus compatriotas. Aunque eran solamente seis estudiantes querían que la bandera se removiera como un símbolo de inclusividad para todos, ya que ese despliegue les ofendía. Así todos los estudiantes serían parte de esa nueva uniformidad sin bandera. Debe estimularse la diversidad para hacer a todos iguales. La igualdad es lo que este país necesita (¿?).

Esto nos lleva a la homosexualidad. ¿Cuál es la distribución normal de la preferencia sexual en USA? He oído que los homosexuales son alrededor del 7% en este país. Aunque la cifra no fuera exacta, aceptémosla porque debe estar muy cerca de la realidad. A través de la historia, la gente de este país ha aceptado la definición de matrimonio como:

A: el estado de ser unido a una persona del sexo opuesto como esposa y esposo.

B: La relación mutua de esposo y esposa

C: La institución mediante la cual los hombres y las mujeres se unen en una clase de dependencia social y legal con el propósito de fundar y mantener una familia para la preservación de la especie humana.

La mayoría de las personas que aceptan esta definición son la uniformidad en el país, mientras que los homosexuales son los diversos. Queremos inclusividad, así que vamos a incluir a todos, para que no se sientan ofendidos por ser excluidos. Esos diversos, ahora, quedan incluidos en nuestro matrimonio. Para ello, decidimos modificar la definición de matrimonio que habíamos seguido por miles de años.  Ahora somos iguales en un “matrimonio” diferente que no sigue la definición dada arriba. 

¿Cómo es que renunciamos a nuestro matrimonio por una clase diferente de “matrimonio” que es extraño para nosotros los normales y su propósito de “fundar y mantener una familia para la preservación de la raza humana”?  Para ser bondadosos e incluir a los homosexuales ¿no habría sido mejor para todos tener una clase de “unión” ad hoc para ellos, diferente del matrimonio, en lugar de forzar a todos los normales en esta nueva clase de “matrimonio”?

Diversidad significa que somos diferentes y que debido a diferentes factores existen personas que no son como las que existen en la categoría normal, así que ellos son anormales, significando esto que en la distribución normal hay pocos individuos en número como lo hemos discutido antes. ¿Cómo es que nosotros la gente normal debemos cambiar para adaptar la diversidad y cambiar drásticamente, rechazando características muy importantes de nuestro ser para acomodar los deseos de gente anormal, cuando sería mucho más fácil incluir a esos anormales en la sociedad con una solución ad hoc sin detrimento de la uniformidad de la gente? ¿Por qué quieren que nosotros removamos nuestra bandera y pongamos la de ellos?

Las personas transgénero son otra clase de diversidad, y de nuevo, debemos ser empáticos, incluso simpáticos con ellos, e incluirlos en la sociedad, y ya que hay diversidad incluso entre ellos, debemos cuidarles y caso por caso ayudarles de la mejor manera posible para que tengan una mejor vida, pero no cambiando nuestra manera de vivir, rechazando nuestras costumbres, nuestra más importantes características de nuestra uniformidad para acomodar sus necesidades. 

Boanerges R.

Felicidades a los Antonio María Claret y los Martín de Vertou en su onomástica. Envíame pistas de noticias, correcciones y sugerencias a [email protected]. Descubre más historias en Actuall, únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

Que pases un buen día actuando por las buenas causas. ¡Hasta mañana!

Comentarios

Comentarios