Fabricio Alvarado, político de Costa Rica
Fabricio Alvarado, candidato del Partido Restauración Nacional, atiende a los periodistas después de votar el pasado domingo 4 de febrero en San José de Costa Rica. (Fotografía: Jeffrey Arguedas / EFE)

¡Buenos días, actuallers!

Estas son las historias más destacadas al comenzar este miércoles 7 de febrero de 2018, santos Máximo de Nola; Partenio; Moisés de los Sarracenos; Lorenzo de Siponte, obispos. Juliana; Ricardo; Gil o Egidio; María de San José; Lucas, eremita; Juan de Triora, presbítero y mártir. Beatos Anselmo Polanco y Felipe Ripoll. Si te lo han reenviado, date de alta aquí para recibirlo en tu buzón.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

 

Costa Rica. El pastor evangélico Fabricio Alvarado ha ganado la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Costa Rica, celebrada este domingo 4 de febrero, con casi el 25% de los votos. El candidato del Partido Restauración Nacional se enfrentará en la segunda ronda al periodista Carlos Alvarado, candidato del Partido Acción Ciudadana, que recibió un 21,6% de las papeletas. Fabricio Alvarado se postuló con un discurso a favor de la familia y de resistencia frente al reciente dictamen de la Corte Interamericana de  Derechos Humanos, que instó a Costa Rica a reconocer el matrimonio de personas del mismo sexo. (Religión en Libertad)

Familia. Las rupturas de familias numerosas dan lugar a un problema añadido en España: cuál de los cónyuges se queda con el título de familia numerosa. La ley española impide que un menor figure en dos títulos de familia numerosa al mismo tiempo, y eso es motivo de disputas. (El Mundo)

Derecho a la vida. En el día mundial de la lucha contra el cáncer, también es posible recordar el heroísmo de cinco mujeres que dijeron no al aborto y salvaron a sus bebés. Se trata de Santa Gianna Beretta Molla, Cecilia Perrín, Bárbara Castro, Lorreine Alard y Elizabeth Joice. Estas son sus historias. (ACI Prensa)

Libertad religiosa. Dos sacerdotes de la Diócesis de Acapulco, México, han sido asesinados este lunes en los municipios de San Marcos y Mezcala. Las autoridades desconocen todavía quienes son los autores, y por qué lo hicieron. En el ataque con armas de fuego, resultaron heridas otras tres personas. El Estado de Guerrero es uno de los que mayor tasa de asesinatos registra en el país. La ciudad de Acapulco concentra el 80% de los homicidios del Estado. (Juan María Piñero, para Actuall)

SELECCIÓN DE ACTUALL

Con Donald Trump vuelve la humildad a la Casa Blanca, por José Carlos Rodríguez. El autor apunta en esta columna que “los políticos no tienen que despreciar y aleccionar a los ciudadanos. Tienen que ser humildes y respetarlos. Este es el gran mensaje de Donald Trump que los medios, ¡ay, los medios!, no han recogido”.

Alfonso Coronel de Palma siempre fue un gran señor, por Jenaro González del Yerro. Ha fallecido en Madrid Alfonso Coronel de Palma, expresidente del Grupo COPE y de la Asociación Católica de Propagandistas. Su amigo y colaborador Jenaro González del Yierro recuerda su figura en este artículo.

CORRESPONDENCIA

‘Millennials’ LGBT por obligación

Soy ‘millennial’. Vale, me pongo la etiqueta. Y como ‘millennial’, detecto las maniobras de los ‘mass media’ y el “progresismo” para asociar a mi generación determinados ídolos juveniles. Son el “modelo” a seguir. Debes “ser” como ellos. Ellos son como tú, son el “reflejo de los jóvenes actuales”. 

¡Cuidado con criticarlos un pelo! Chicos y chicas mediocres, desconocidos, que nadie ha elegido ni de referente ni de nada, sin licenciatura terminada, pero elevados a horas y horas de televisión, radio e Internet por “orden de arriba”. 

Ejemplos: los omnipresentes “Javis”, homosexuales vinculados a la actual Operación Triunfo. La ‘youtuber’ Dulceida, […] apoyada por los también ‘youtubers’ homosexuales llamados ‘The Tripletz’. Todos ellos viven para y por la promoción del homosexualismo. 

Mensaje claro: la homosexualidad, bisexualidad y transexualidad es mejor, está de moda, es lo que se lleva. Estos ídolos ingresan miles de euros que jamás soñarían estando en la precariedad en que vivimos otros ‘millennials’. 

¿Eres ‘millennial’ y tienes convicciones, éticas y morales contrarias a eso? ¿No eres LGTBI? Entonces, no cuentas, no existes. No critiques. Aunque seas la mayoría y conozcas a amigos y amigas heterosexuales con años de estudio a sus espaldas e increíbles dotes artísticas… en paro.

Héctor M.

Otro tema

Mis buenos amigos de ‘Actuall’:

La Paz de Cristo esté con todos ustedes.

Quiero aprovechar este espacio digital para hacer una serie de comentarios relacionados con el acontecer humano de nuestros días.

Yo soy una persona que desde hace ya algunos años viene “acumulando juventud” y es por ello que, a mi muy particular parecer, observo el acontecer cotidiano con una mente más serena y con menor apasionamiento.

Desde hace ya cierto tiempo se han inventado nuevos términos que se pretende incorporar al lenguaje de nuestro hermoso idioma español y de otros idiomas en el mundo llamado occidental.

Corresponde a cada persona adoptar esos términos, disparatados o no y están en su natural derecho, aunque algunos sean “disparatados”.

Lo que sí es un  hecho incontrastable es haber escuchado o leído frases como “la dictadura del relativismo” y “la Cultura de la Muerte”, o algunas otras que en lo particular no me gusta usar, pero que desafortunadamente reflejan el modo de pensar de algunos seres que vivimos en esta época. La más común y para muchos progresistas y liberales, la más “sacrosanta” es “mi derecho”, pudiendo agregar otras como “la ideología de género”, “la memoria histórica” y agregue el lector la que haya escuchado o leído.

Si bien esos personajes “progresistas” nunca lo van a reconocer y menos a usar, hay otros términos que definen muy bien la época actual. Podemos citar como ejemplo (aunque hay muchos más) los siguientes: “El Gran Hermano”, “Terminación del embarazo” (los abortistas no mencionan la palabra correcta, aborto), y “El pensamiento único”.

Todas esas frases solamente reflejan el ser y acontecer de algunas personas, grupos, sociedades y países pero también reflejan las situaciones tan terribles que estamos viviendo.

Es muy común oír decir que todas las épocas son iguales, o que en todos los tiempos siempre han existido guerras y violencia. Cierto, hay que reconocerlo, aunque esta es la época que nos ha tocado vivir y puedo estar equivocado, pero a partir de la “revolución cultura” de la sexta década del siglo pasado, siento que estamos viviendo, es necesario repetirlo, circunstancias que son del todo negativas y calamitosas.

Muchos factores han contribuido para ello. En primerísimo lugar, tenemos el hecho de sacar a Dios de la vida de algunos seres humanos, o peor aún, decir que Dios no existe.

Pero, debemos agregar a lo que me refería anteriormente, se ha establecido la dictadura del relativismo que también es manifiestamente atea pues se argumenta que nada es malo, o que el mal es subjetivo y que “depende de”.

Un tercer factor lo constituyen los medios tradicionales de comunicación (y los modernos, es decir, los electrónicos). Todavía hasta hace un siglo y medio (por decir una fecha) las noticias eran dadas a conocer unos días o unas semanas después de que algo “de primera plana” acontecía. Actualmente esas noticias se conocen en el momento que se presenta equis o zeta acontecimiento.

No pretendo hacer creer a uno que otro crítico “despistado” que estoy en contra del progreso o el avance de la tecnología, para nada. Lo que quiero establecer es que desafortunadamente el uso de los medios modernos de comunicación se ha manejado para cosas muy negativas – aunque siempre existirá lo positivo – y muchas noticias, al “correr de voz en voz” se desvirtúan (me parece que ya he comentado anteriormente que ahora ya no sabe uno quién está diciendo una verdad y quien te está mintiendo).

Un factor más. El dinero. Si bien el oro ha sido un factor de corrupción desde tiempos inmemoriales, cuando no se usa para lo que se supone debe servir, actualmente el poder que se obtiene acumulando mucha riqueza se usa para establecer ideologías (el pensamiento único, al que me refería) y controlar a las personas, incluso castigarlas si no “comulgan con nuestras ideas”.

Con el poder económico también se compran conciencias y eso lo vemos principalmente en los políticos y magistrados, con sus muy positivas y loables excepciones. Ellos, algunos políticos y magistrados, proponen y aprueban leyes que no defienden a la mayoría, sino a una insignificante minoría. Sólo que hay algo que “inventó” el ser humano: la democracia.

Al igual que en el caso del dinero, ejercer la democracia se ha desvirtuado. Si sabemos que la palabra etimológicamente significa “el gobierno del pueblo”, o en otras palabras, “es el pueblo – o los ciudadanos – quien elige libremente a sus dirigentes”.

En muchos casos, siendo una excelente teoría, en la práctica no es ejercida ni respetada, asunto que debería cumplirse si la traducimos como: “El pueblo es el soberano”, permitan la expresión.

Pero, ¿cómo se puede ejercer y hacer que se cumplir ese maravillosos postulado? La respuesta está, precisamente, en el mismo pueblo, o para expresarlo mejor, en el ciudadano común, como usted, como yo. Es la pasividad del “ciudadano” la que le otorga el poder a los políticos y magistrados, un poder que, de no existir esa pasividad (hasta indiferencia, se podría añadir) nos permitiría contemplar una época mejor, si consideramos también los otros factores arriba mencionados.

Para no variar, de todo lo expresado se podría escribir mucho más. De momento, gracias por la paciencia, verdaderos amigos de ‘Actuall’.

Manuel Morales

Envíanos comentarios, pistas de noticias y críticas a brief@actuall.com.

Únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

¡Que pases un buen día!

El Brief de Actuall

Comentarios

Comentarios