Familiares de Daniel Ceballos en Caracas, Venezuela
Familiares y partidarios de Daniel Ceballos, alcalde de San Cristóbal detenido por el régimen de Nicolás Maduro, protestan delante de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia, en Caracas, porque llevan más de 50 días sin noticias de él. (Fotografía: Miguel Gutiérrez / EFE)

¡Buenos días, actuallers!

Estas son las historias más destacadas al comenzar este miércoles 29 de noviembre, todos los Santos de la Orden Seráfica, San Gregorio Taumaturgo, San Saturnino. Si te lo han reenviado, date de alta aquí para recibirlo en tu buzón.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Venezuela. Gobierno y oposición vuelven a dialogar. La sociedad venezolana está exhausta, arruinada, hambrienta, sin medicinas ni esperanzas. El presidente Nicolás Maduro, causante de tanta devastación, no está en una posición política mucho mejor, a pesar de los zarpazos que lanza contra su pueblo.

Precisamente, las detenciones de opositores, las purgas en el Gobierno y en la petrolera PDVSA, y las bravatas televisadas son signos elocuentes de la debilidad extrema del régimen.

En este contexto, las conversaciones que están teniendo lugar en República Dominicana son inevitables, tal vez la única opción para evitar una guerra civil en el país. Lo importante es que la oposición y la comunidad internacional aprendan de los errores de las tentativas de diálogo del pasado, y cómo fueron utilizadas por el autócrata para ganar tiempo.

La presión internacional sobre el presidente Maduro –con sanciones desde Estados Unidos y la Unión Europea, y una caída del precio del petróleo que han puesto al régimen contra las cuerdas– lo obliga a sentarse a negociar con la Mesa de Unidad Democrática.

Los resultados tienen que ser tangibles y urgentes: libertad para todos los presos políticos, ayuda humanitaria internacional gestionada por organismos fiables y un calendario electoral claro, administrado por una autoridad electoral independiente, con asistencia de observadores internacionales.

El acto de entrega del Premio Sajarov a la oposición venezolana, que recogerán en el Parlamento Europeo Antonio Ledezma y Julio Borges, debe ser un punto de inflexión en la crisis venezolana. El mundo libre debe tomar las riendas y liberar al pueblo venezolano. Las conversaciones de Dominica no pueden ser otro tiempo muerto para Nicolás Maduro.

Libertad religiosa. La congregación de las Hermanitas de los Pobres vuelve a los tribunales, después de haber sido eximidas por la Administración Trump de entregar anticonceptivos a los empleados de sus hospitales y fundaciones, tal y como les obligaba el Plan de Salud de la Administración Obama. Los Estados de Pennsilvania y California han presentado demandas contra ellas. (Juan María Piñero, para Actuall)

Valores. El Partido Republicano en Texas ha anunciado una reforma de sus propios órganos orientada a dar más representación a los valores conservadores. La nueva sensibilidad influirá en la elección del próximo portavoz de la Cámara de Representantes del Estado. “Texas es un bastión Republicano, pero muchos electores se han sentido frustrados al comprobar que las voces conservadoras no se escuchan en la Cámara de Representantes”, dijo Jeff Leach, miembro del Caucus Republicano que está deliberando sobre la reforma interna del partido. La elección del nuevo portavoz de la Cámara marcará el alcance de este ajuste ideológico en los Conservadores. El actual portavoz Joe Straus, fue elegido para el puesto por muchos representantes Demócratas, pero solo una docena de Republicanos. Su mandato concluye en 2018, y ha anunciado que no se presentará a la re-elección; de ahí, la importancia del debate que los Republicanos han abierto para elegir un nuevo representante que, según algunos de sus líderes, será más sensible a los valores conservadores. (The Daily Signal, vía Angel Manuel García Carmona)

Familia. El Gobierno peruano ha anunciado que retirará los materiales didácticos que aprobó en 2016 para impartir la teoría de género en los colegios. El Ministerio de Educación dejará de incluir la especulación ideológica LGBT como una materia obligatoria. El Gobierno del presidente Juan Pablo Kuczynski ha dado a conocer su decisión este 24 de noviembre en el diario oficial El Peruano. Más de un millón y medio de personas se manifestaron en todo el país, en marzo de 2017, con el lema #ConMisHijosNoTeMetas. El movimiento ha celebrado la decisión del Gobierno como “una nueva victoria para las familias”. (Actuall)

SELECCIÓN DE ACTUALL

¡Es la raza, estúpida!, por José Carlos Rodríguez. Apple ha despedido a Denise Young Smith, vicepresidenta de Diversidad, por ser políticamente incorrecta. La señora Smith cometió un error imperdonable para los vigilantes del discurso: “lleva toda la vida siendo negra” –dice el autor de esta columna para Actuall– “pero no le da más importancia a la raza que al pensamiento”.

El ‘bluff’ de la paz en Colombia, por Pablo González de Castejón. Más de la mitad d elos terroristas de las FARC han vuelto a tomar las armas. Según un informe de la ONU, unos 4.000 de los 8.000 guerrilleros han vuelto a la selva, a unirse a las llamadas “disidencias de las FARC”. El presidente Juan Manuel Santos y el líder de la banda terrorista, Rodrigo Londoño alias Timochenko, prefieren ver el vaso medio lleno. “¿Cómo fiarse de ellos?”, se pregunta Pablo González de Castejón, jefe de Redacción de Actuall, en este artículo.

La crisis en Irlanda puede frenar el referéndum del aborto, por Nicolás de Cárdenas. El jefe de Redacción de Actuall analiza en este artículo la relación entre la crisis política en Irlanda –con una moción de censura recién presentada contra el Gobierno– y el referéndum para abolir el artículo pro-vida de la Constitución. ¿Qué consecuencias tendrá, para el referéndum, un eventual triunfo parlamentario de la censura contra el Gobierno? Nicolás de Cárdenas te lo cuenta en este artículo.

CORRESPONDENCIA

El cupo vasco

Jon Juaristi, vasco de pro, desnudó ante todos los españoles el mito, o la estafa, del cupo vasco en un magnífico artículo en ABC. Como no soy experto en estos asuntos, me atrevo a proponer un par de ideas que espero alguien mucho más experto que yo […] la ponga en órbita perfeccionándola y desarrollándola adecuadamente.

Nuestro Estado de las Autonomías se diseñó así para satisfacer a los dos únicos grupos políticos que deseaban de verdad una “autonomía histórica”, definición tramposa y absurda, pero que cuajó en el ambiente preelectoral y preconstitucional.  

Euskadi y Cataluña, –las dos autonomías, o regiones españolas, más industrializadas y más privilegiadas por el Régimen de Franco, desde los años 60 del siglo pasado–, eran las dos comunidades más abiertas, más luchadoras, con más aspiraciones democráticas, más europeas y más ricas de España. Tras ellas, en aquel momento quizás las más cercanas a esas aspiraciones, eran la región o Reino de Valencia, Galicia (porque también había estado más cerca de la autonomía durante la República con Castelao y otros) y Andalucía (con Infante y Betis).

Cuando estas futuras autonomías de más tirón económico, pidieron privilegios, se los dieron. Eran los más ricos por su trabajo e iniciativa, pero también como fruto de lo recibido durante la dictadura, la visión de sus propios dirigentes autonómicos y culturales, y como nueces caídas del árbol común gracias a ETA y Terra Lliure. Sufríamos muchos españoles, incluso los católicos, el mito de la Teología de la Liberación, de Fidel y el Ché Guevara. Aún no sabíamos que estos dirigentes de “izquierdas” eran más dictadores que Franco, aunque tenían bula por ser de izquierdas. 

Vascos y catalanes, políticos como Garikoetxea, Ardanza, Pujol o Maragall, pidieron privilegios y se les dieron: a unos el cupo (recaudan ellos sus impuestos y pagan al Estado ciertos servicios no traspasados), a otros (que no quisieron el cupo), los impuestos se los recauda el Estado español y reciben una financiación superior, con más transferencias y con más dinero. 

Lo reciben por ser los más ricos y más aportadores al erario común de la nación española, por tener radicadas en su territorio las industrias y empresas más grandes, que ahora ya están en Madrid. También exigieron ser llamadas “nacionalidades”. Se trató a las autonomías en España como trata un padre a los 17 hijos de su familia, en la que sólo tres o cuatro (los más mayores y autónomos económicamente), trabajan y ganan dinero para aportar a la empresa familiar común. El padre (el Estado Central) le permite a uno recaudar, administrarse y le obliga a pagar un “cupo” para atender a los gastos que hace en casa, donde guisa la madre para todos y donde él y su familia se albergan en una casa pagada por todos. 

Al otro mayor, y realmente autónomo en su trabajo y familia, le recauda las ganancias de su empresa, pero le da mucho más que al resto de los hermanos, que trabajan y ganan (unos más que otros) en la empresa común a las órdenes del padre y madre (Rajoy y Montoro). Es el hermano más trabajador y desarrollado, pero también el que goza de mejor casa, de independencia en la cocina y en muchos gastos de “adulto”. Hasta que le ha dado por separarse del negocio familiar. Le han empezado a dejar todos: los hermanos y hasta los amigos. Por todo eso, los hermanos que viven juntos en casa y trabajan y aportan al erario común según sus edades, capacidad y educación recibida, comienzan a pedir lo mismo que los dos mayores. El padre y la madre dicen que no hay para todos. Pero las envidias crecen cuando los menores y obedientes, que trabajan juntos en casa, ven que los dos mayores son, además de mayores, privilegiados en todo. 

Viene la disgregación y la petición de independencia de unos y la amenaza de los otros, sobre todo de los que, siendo bastante activos, ven que los que amenazan con terrorismo o con independencia obtienen, a las malas, las cosas que, a buenas, ellos piden y no reciben nunca, por ser “buenos y obedientes”.

Creo que el modelo de negocio familiar español debería ser más parecido al de Europa. Los Estados más ricos de Europa, los iniciadores de la UE nos trataron con gran severidad hasta que nos admitieron. Luego nos han ayudado generosísimamente hasta que nos hemos puesto a su altura. Aún nos tratan a veces como aprendices de democracia, cuando hicimos una verdadera transformación democrática (“De la Ley a la Ley”) del régimen del último Franco […]

Creo que en España deberíamos instaurar un modelo en que todos los que quieran tener una autonomía propia deberán evidenciar que son capaces de ganar con su industria, agricultura, trabajo, lo suficiente para administrarse bien las actividades transferidas y de aportar al Erario estatal el Cupo justo, calculado adecuadamente y sin privilegios para ninguna autonomía. Que el cupo tiene algo de bueno lo demuestra que las únicas Cajas de Ahorros en las que no ha habido la corrupción generalizada en las autonomías del “común” español han sido las vascas y la gran Caixa de Catalunya. Las regiones que no puedan hacer frente a esos gastos autonómicos no deben tener autonomía hasta que acrediten que cumplen los mínimos […]

Esa es mi propuesta. Autonomías, solo las que puedan crearse con responsabilidad para cobrar los impuestos y crearlos responsablemente, aportando un “cupo” (proporcional y justo, según desarrollo de la autonomía realista) al erario español común, y con provisión de ayudas a los “menos ricos” para estímulos reales al crecimiento. Como Europa ha hecho con España.

Estoy totalmente con la idea de Rubalcaba, la del cambio de “demarcación electoral a las elecciones autonómicas y nacionales, siempre españolas”; pero, añado la de proponer a las cinco o seis autonomías reales de España la posibilidad de que ellas solas (o asociadas con otras) se constituyan en “demarcaciones electorales” para elegir el Parlamento Europeo y con autonomía para promocionar sus lenguas propias, diferentes de la común Lengua Española, que nunca podrá ser prohibida o perseguida, como ha sucedido a veces. 

En ninguna de las lenguas españolas se podrán exigir niveles de exigencia gramaticales por encima del uso normal de una lengua para comunicarse, cosa que se está haciendo en algunas autonomías, en las que se exige más nivel de conocimientos gramaticales por encima de las que se exigen a los españoles normales en toda España, ni tampoco se podrá dar más puntuación por el dominio de una lengua que por la capacidad real en un oficio o profesión por motivos de dominio de la lengua examinada, cuando el domino de la lengua propia se exija para un cargo oficial.

Ángel Fabregat

Envíanos comentarios, pistas de noticias y críticas a brief@actuall.com.

Únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

¡Que pases un buen día!

El Brief de Actuall

Comentarios

Comentarios