Mariano Rajoy en el debate sobre Cataluña
Mariano Rajoy llega a su escaño en el Congreso de los Diputados para explicar las medidas del Gobierno ante la crisis política en Cataluña. (Fotografía: Kiko Huesca / EFE)

¡Buenos días, actuallers!

Estas son las historias más destacadas al comenzar este jueves 12 de octubre, Nuestra Señora del Pilar. Feliz día de la Fiesta Nacional, si nos lees desde España. Si te lo han reenviado, date de alta aquí para recibirlo en tu buzón.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Cataluña. El presidente Mariano Rajoy y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, han acordado abrir el melón de la reforma de la Constitución, forzados por la insurrección independentista en Cataluña, rematada este 10 de octubre por la estrambótica proclamación de la República catalana por el presidente local Carles Puigdemont.

De aquí a seis meses, los dos grandes partidos tendrían listo un boceto de la nueva Carta Magna.

El acuerdo de PP y PSOE es la noticia política más relevante desde la Transición.

España ha iniciado este miércoles 11 de octubre el camino hacia un nuevo proceso constituyente. Un camino que, a diferencia del emprendido en 1978, se adentra en una dimensión desconocida.

No existen ni la ilusión, ni el acuerdo en lo básico, ni líderes con la calidad intelectual y la claridad de principios como los que había en la Transición.

Se supone que la reforma afectará, al menos, al Título Preliminar, donde está encuadrado el nudo gordiano del problema catalán y español: la soberanía nacional residente en el pueblo español, el único sujeto político soberano reconocido por el artículo 1.2.

Es probable, además, que el melón reformista abra en canal los derechos y libertades fundamentales reconocidos en la sección primera, del capítulo segundo del Título Primero de la Constitución.

“Todo vuelve a estar en cuestión”, decíamos en nuestra nota de apertura del boletín de Actuall del pasado 2 de octubre, un día después del referéndum ilegal y de los disturbios que lo acompañaron en Cataluña.

Los procesos constituyentes se sabe dónde comienzan, pero no dónde acaban, máxime, cuando, como en España, la división y las cuentas pendientes entre bandos políticos vuelven a estar a flor de piel, casi como en los días de la Segunda República.

La fragilidad de ambos resortes –el de la soberanía nacional y el de los derechos fundamentales–, unido a una probable reforma del Título II, de la Corona –en principio, para establecer la igualdad del hombre y la mujer en la sucesión al trono– obligan a una reforma agravada de la Constitución, que se tramitará por el procedimiento previsto en el artículo 168.

En síntesis, los hitos de la reforma son los siguientes: el Congreso y el Senado tendrán que aprobar por mayoría de dos tercios en cada Cámara una declaración de necesidad de la reforma; a continuación, el Rey disolverá las Cortes y convocará elecciones; las cámaras elegidas votarán para ratificar la declaración de necesidad de la reforma; lo siguiente será elaborar el contenido material de la nueva Constitución y aprobarlo por una mayoría de dos tercios de cada cámara; por último, la nueva Constitución será sometida a referéndum para su ratificación por el pueblo.

En nuestra nota del pasado 2 de octubre, llamábamos “a los partidos constitucionalistas a formar un Gobierno de concentración que haga frente a la emergencia nacional creada por el desafío separatista”. El pasado domingo, el presidente Mariano Rajoy, en una entrevista concedida al diario El País, defendió la conveniencia de un Gobierno de concentración para afrontar esta crisis de Estado.

No será posible. El PSOE no está por la labor. En todo caso, con o sin Gobierno de concentración, la sociedad civil tendrá que seguir muy de cerca la negociación de los dos grandes partidos y exigir la máxima transparencia en lo que hablan y lo que acuerdan; no vaya a ser que el precio por mantener a Cataluña dentro de España sea minar los derechos fundamentales de todos los españoles, suprimiendo la soberanía nacional, introduciendo pseudo-derechos de última generación y recortando otros ya reconocidos por nuestra Constitución.

España entra en una dimensión desconocida, y no hay prioridad más trascendental en estos momentos para los movimientos de la sociedad civil –ni el aborto, ni las leyes LGBT, ni el Pacto por la Educación, ni la eutanasia, ni los llamados “vientres de alquiler”, ni el laicismo de las autoridades– que acompañar y vigilar el experimento que la clase política va a emprender en la ley fundamental que regula nuestra convivencia y nuestros derechos.

El proceso constituyente que ahora se abre es una oportunidad.

La oportunidad de hacer una Constitución de los límites del poder.

La oportunidad de acordar entre todos un orden constitucional en el que los políticos estén obligados a dejar en paz a los ciudadanos.

La oportunidad de fijar unos límites claros que impidan al Gobierno meterse en nuestras vidas, nuestro dinero, nuestras camas, en nuestra relación con Dios y en la mente de nuestros hijos, ahora que sabemos algo que nuestros padres pasaron por alto en 1978: la afición de los políticos de todos los partidos a abusar de su poder en todas esas esferas personales.

Libertad religiosa. El líder hindú Swami Parpoornanda Saraswathi afirmóque la Madre Teresa “organizó un tráfico ilegal de 50.000 mujeres, haciéndolas trabajar como religiosas después de convertirlas al cristianismo”. También sostuvo que Santa Teresa de Calcuta recibió sin merecerlo el más alto honor en la India, el premio Bharata Ratna, que le fue otorgado en 1980. El arzobispo Thumma Bala, de la diócesis de Hyderabad, ha pedido que se condene y se tomen las medidas legales necesarias por “las acusaciones falsas y las palabras despreciativas” del líder hindú. (Fides)

Colombia. El Congreso ha aprobado uno de los puntos clave de la ley del sistema especial de Justicia benefactora de las FARC, una reforma derivada de los acuerdos de paz de La Habana entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la banda terrorista. Senado y Cámara de Representantes dieron el visto bueno al artículo que regula la participación de las FARC en las elecciones. La decisión despeja el camino para que los terroristas puedan presentarse a las elecciones de 2018. Álvaro Uribe, expresidente, anotó en su cuenta de Twitter: “El acuerdo dio a FARC elegibilidad política sin importar el delito, sin cumplir previamente la pena, real o simbólica. Nunca lo aceptamos”. (Panam Post)

Venezuela. La autoridad electoral ha cambiado de sitio 205 centros de votación para las elecciones regionales del próximo domingo, informó el periodista Eugenio Martínez, experto en temas electorales. La reubicación afecta a 16 Estados y 312.000 electores. La medida, adoptada cinco días antes de las elecciones, perseguiría el objetivo de impedir que muchos electores no avisados de los cambios puedan votar el próximo domingo. El mismo periodista ha recomendado a los electores que revisen sus centros de votación, para asegurarse de que no han sido reubicados. (El Nacional)

Chile. El expresidente Sebastián Piñera, candidato de la coalición Chile Vamos, de centro-derecha, encabeza los sondeos de las elecciones presidenciales de noviembre. La encuesta más reciente, producida por el instituto Cadem, asigna al presidente Piñera un 45% de voto estimado, mientras que su principal contrincante, Alejandro Guillier, el candidato de la coalición de los partidos de la izquierda, cuenta con un 21% de respaldo electoral. La proporción de indecisos ha subido al 11%. (Panam Post)

Familia. Argentina ha abierto el primer centro de hormonación especializado en niños trans. El departamento de Salud del Gobierno de Buenos Aires ha anunciado que se abrirán otros siete “consultorios amigables para la población LGBT en distritos de la provincia, antes de fin de año”. (Juan Robles, para Actuall)

SELECCIÓN DE ACTUALL

La BBC expulsa a una mujer embarazada y madre de un hijo Down, por Nicolás de Cárdenas. A Sarah Crusten, antigua enfermera, la llamaron para participar en un debate sobre el aborto y, una vez que confirmó su asistencia, se la negaron. ¿El motivo? Nicolás de Cárdenas, jefe de Redacción de Actuall, lo cuenta en este artículo.

Prohibir las manifestaciones pro-vida, por Tamara García Yuste. El Partido Laborista del Reino Unido ha propuesto prohibir las manifestaciones que piden cerrar los centros de abortos. El año pasado, la Comisión de Calidad de Atención suspendió los abortos bajo anestesia general y de las niñas menores de 18 años en las clínicas de la cadena Marie Stopes, después de que las inspecciones plantearon serias preocupaciones sobre la seguridad de las mujeres y el consentimiento.

Con unos golpistas no hay nada que negociar, por Elentir. El autor afirma en esta columna que el diálogo con el Estado postulado por Carles Puigdemont tras proclamar y suspender la república catalana “es un anuncio realmente absurdo, puesto que en una democracia el diálogo solo es posible desde el respeto a las normas de convivencia, que nos obligan a todos”.

CORRESPONDENCIA

A. Herrera, uno de nuestros suscriptores, no duda de que el presidente Carles Puigdemont proclamó el pasado martes la independencia de Cataluña. Por eso, reprocha a este boletín de Actuall el uso de “eufemismos” al describir lo ocurrido en la edición anterior:

Dejémonos de eufemismos. Han proclamado la independencia de Cataluña, y tenemos a […] Rajoy sin hacer nada. Espero que dimita, pues Puigdemont, [Carme] Forcadell, [Oriol] Junqueras, Jorge Sánchez, Jordi Cuixart y todos los componentes del Gobierno de la Generalidad tenían que estar en la cárcel. 

A. Herrera

Anna Sabadell, desde Cataluña, lamenta que Actuall presente el independentismo catalán como un discurso “anti-cristiano”.

Se refiere nuestra lectora, probablemente, a este artículo de Javier Villamor para Actuall, que tanto ha dado que hablar entre nuestros suscriptores:

Buenos días,

Me gustaría empezar este ‘email’ diciendo que soy una joven catalana, independentista, pero, por encima de todo, soy católica practicante, de esas que van a misa cada día (ya casi parecemos un fenómeno extraño), de esas a quienes les encanta leer el Evangelio y meditar sobre este. 

Por otra parte, me gustaría que leyeran este escrito con serenidad, así es como yo lo he escrito. Mi intención no es culpar, solamente hacerles reflexionar. 

Viendo que ustedes son cristianos me gustaría pedirles que dejaran de tachar el independentismo de anti-cristiano, pues en el mismo Evangelio, Cristo hace una clara separación entre Iglesia y política: “dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios” (Lc 20,25).

Más adelante, me gustaría pedirles que intentaran comprender la situación catalana, poniéndose en nuestros zapatos. Y que si no entienden nuestra situación, al menos, intenten respetarla o mediar a favor del diálogo, en vez de hablar de forma impositiva. 

Se nos ha olvidado que la ley y la legitimidad desgraciadamente no siempre van de la mano. Les pido, por favor, que en vez de apelar a la ley española, apelen a la legitimidad y a la moralidad de los actos. 

¿Acaso no es el aborto legal pero ilegítimo? ¿Acaso el esclavismo no era legal hace unos siglos? ¿Es que el mero hecho de que antes fuera legal lo convertía en aquellos momentos en algo legítimo mientras que una vez erradicado lo convierte en ilegítimo? 

Cito textualmente palabras del Arzobispo Venerable Fulton J. Sheen: “Los principios morales no dependen de una mayoría de voto. Lo que está mal está mal, aunque todo el mundo se equivoque. Lo que está bien está bien, aunque nadie esté en lo correcto.”

¿A dónde quiero llegar con todo esto? Me gustaría pedirles que dejaran de poner a la Iglesia o al Papa por en medio, pues interpretan ustedes sus palabras de manera que les favorezca. 

He leído el mensaje del Papa, y lo único que resumo de allí es que hay que ir con cuidado y no olvidar que, por encima de todo, debemos amarnos los unos a los otros sin crear discordia. 

Yo no odio a los españoles, tampoco odio a España. Sin embargo, no me gusta la política española, es por eso que quiero irme. Porque a ustedes les prometieron, entre otras, reformas en la ley del aborto que después no cumplieron; porque veo mucha corrupción y no me gusta. Porque oigo a cristianos españoles justificar la corrupción de España. Yo, sin embargo, no justifico el único caso de corrupción encontrado en Catalunya, pues sigo afirmando: “lo que está mal, está mal, y la corrupción está mal”. Porque se han oído grabaciones intentando calumniar contra los políticos catalanes. Y a mí, todo esto no me parece correcto.

Así pues, cuando hablen de idependentismo, no piensen en odio ni en pecado, piensen en una comunidad que no está de acuerdo con la política española, una comunidad que está cansada de falsas promesas y que ve como única solución la propia autodeterminación.

[…] Atentamente, 

Anna Sabadell

Sandra González Anasagasti expone su punto de vista sobre la actuación de la Policía y la Guardia Civil durante los incidentes del pasado 1 de octubre en Cataluña:

[…] No sé si ustedes han visto una imagen muy graciosa sobre “la canonización de Puigdemont”, en la que se ve al señor Puigdemont en un acto eclesial, junto con los obispos, y el texto dice: “Que se canonice a Puigdemont, 900 heridos que se han curado milagrosamente”.

Y no me digan que hay dos o tres casos graves (como el del pelotazo en el ojo), porque la provocación de los antisistema ha sido brutal, y tenían que ocurrir accidentes.

Los que merecen todo mi apoyo en esta tesitura son los profesionales (policías y guardias civiles) que están ahora mismo en Cataluña con instrucciones de no usar la fuerza, solo dispersar a los manifestantes, y están aguantando lo inaguantable, al contrario que los mossos de escuadra, que están con los manifestantes en lugar de cumplir con las órdenes judiciales que han recibido para impedir las votaciones y los acosos a quienes defienden la Constitución (por eso el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha pedido que este Tribunal esté protegido por la Policía Nacional y la Guardia Civil, y no por los Mossos).

[…] Aquí no hay diálogo posible, porque el Gobierno de Cataluña está llevando a cabo actuaciones ilegales; Gobierno que ha sido nombrado según los criterios de la Constitución que ellos están incumpliendo. 

Lo que debería hacerse es aplicar el artículo 155 de la Constitución española y suspender la Autonomía de Cataluña, de forma que el gobierno de España asumiera las competencias del catalán y pasara a aplicar la Constitución, restableciendo el orden constitucional en Cataluña.

Y condenar a Puigdemont y a su Gobierno, por sedición.

Pero el daño ya está hecho: la sociedad civil catalana ha sido enfrentada por sus políticos, y costará mucho curar esas heridas en la vida social (en los colegios, centros de trabajo, incluso en las familias).

Lamento mucho todo lo que está ocurriendo en Cataluña y espero y deseo que esta situación se resuelva cuanto antes, ¡a ver si el señor Rajoy toma las riendas y suspende la autonomía de Cataluña para imponer el orden constitucional! (digo imponer porque al otro lado de la Constitución están los antisistema, a los que habrá que devolver al sistema y aplicar sobre ellos el peso de la ley en el caso de que hayan cometido delitos de amenazas, sedición, actitudes contra las fuerzas del orden…).

Un cordial saludo,

Sandra González Anasgasti

El artículo de Nicolás de Cárdenas sobre el trabajo impagable e impagado de las amas de casa suscita comentarios de nuestros suscriptores.

Comentarios como el de M. Teresa Hoyos:

Buenos días Redacción de ‘Actuall’,

Quiero agradecer de manera especial el artículo del señor Nicolas de Cárdenas sobre el trabajo de una ama de casa.  

Soy profesional, y en los últimos años de mi vida, me he desempeñado como ama de casa; ante lo cual he recibido mucha crítica y persecución; pues se tiende a pensar que un ama de casa no trabaja, y por el hecho de no aportar monetariamente, somos objeto de desprecio y señalamientos.

Gracias por hacer consciencia sobre el valor del trabajo en casa, y de paso por animar a las mujeres que decidimos ser amas de casa; pues eso produce mucho escándalo en nuestra sociedad actualmente.

Atentamente,

M. Teresa Hoyos

Mauricio González Caldera, desde Monterrey, contribuye con esta reflexión:

Buenas noches, pocas veces no concuerdo con lo escrito en su ‘Actuall’, pero el día de hoy, no pude dejar de reflexionar y hacerme unas preguntas sobre el articulo escrito por Nicolás Cárdenas.

Yo pensé que el matrimonio y/o la familia se formaban voluntariamente, y que cada quien sabía lo que implicaría y aportaría (de común acuerdo) a la familia. Además, de que la toma de una opción muchas veces implica dejar otras (análisis costo beneficio) menos atractivas por amor, conveniencia o simplemente por un bien superior.

Solo me quedan unas dudas, en la sociedad “igualitaria” actual, ¿también se le pagará al padre de familia, como al plomero? ¿Se le devolverán los Intereses no ganados por la inversión realizada en sus hijos y esposa, en lugar de la bolsa de valores o en sus negocios? ¿Como guardaespaldas, por ser el protector de su familia? ¿Cobrará renta a la familia por proporcionarles vivienda? ¿Como taxista o ‘uber’, por llevarlos a sus actividades, clases o escuelas?¿como mecánico cada vez que repara el auto? ¿Como albañil, cada vez que arregla o da mantenimiento a su casa? ¿Como niñera cada vez que se queda con los hijos? ¿Como cuidador de perros cada vez que lo pasea y atiende? ¿Como maestro cada vez que les ayuda a hacer la tarea? ¿Como jardinero cada vez que arregla el césped? ¿Cuánto sería el salario? ¿Quién lo pagaría? ¿Si se reconoce el trabajo de la mujer en el hogar, se reconocerá también el del hombre públicamente? ¿También se le darán subvenciones y/o subsidios por parte del Estado, o solo a las mujeres/amas de casa?

En fin, son solo unas dudas. (espero ver publicado este comentario y no solo los que van en la misma linea del autor).

Saludos desde Monterrey, México.

Mauricio González Caldera

Olé por los polacos

Me parece una gran idea la celebración del Día de Oración en Polonia, invito a todos los todos los católicos de España e Hispanoamérica, ahora que, ya sea por catastrofes naturales o situación política, esta todo tan revuelto.

Como decía la madre Maravillas: “España se salvará por la oración”. (En realidad, todo el mundo)

Para los que quieran sumarse, la pagina “España de Maria” organiza una cadena de rosarios por España. Creo que también asesora sobre como comenzarla en los países que no exista.

Es la mejor forma de cambiar el mundo y cuesta solo un poco de fe.

M. Jesus

Envíanos comentarios, pistas de noticias y críticas a brief@actuall.com.

Únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

¡Que pases un buen día!

La Redacción de Actuall.

Comentarios

Comentarios