Mike Pence y Angela Merkel
Mike Pence y Angela Merkel, durante la 53 Conferencia de Seguridad de Munich. (Fotografía: Philipp Guelland / EFE)

¡Feliz lunes, actuallers!

Las «noticias falsas» se elevan a la categoría de amenaza a la seguridad mundial, en la Cumbre de Munich; Rajoy y Hollande se reúnen este lunes en Málaga; el candidato de Correa gana las elecciones en Ecuador; lo que el Estado debe a las obras sociales de la Iglesia en España, y otras historias que te ayudarán a mejorar el mundo este 20 de febrero, día de la Beata Jacinta de Jesús Marto.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Reenvíalo a un amigo. Si te lo han reenviado, date de alta aquí para recibirlo directamente en tu buzón.

Solo para suscriptores

El debate sobre las “noticias falsas” ocupó el centro del escenario de la Cumbre de Seguridad celebrada en Munich este fin de semana, con más de 350 líderes de 70 países en la asamblea, entre ellos, el vicepresidente estadounidense Mike Pence y la canciller alemana Angela Merkel.

El informe expuesto a discusión se titula “Post-Truth, Post-West, Post-Order?” –“¿Post-verdad, post-Occidente, post-orden?”.

Su tesis fundamental es que el orden liberal nacido después de la Segunda Guerra Mundial pasa por el momento más inestable desde su fundación. “Algunos de los pilares fundamentales de Occidente y del orden liberal internacional se están debilitando”, dijo el presidente de la ConferenciaWolfgang Ischinger, en sintonía con las conclusiones del memorando.

La desinformación y la propaganda en Internet se han convertido en una amenaza para la seguridad, tan peligrosa como el ascenso de fuerzas políticas populistas o el terrorismo, sostiene el informe. Rusia, el Brexit y Donald Trump serían –de acuerdo con esta narración– los focos que habrían revelado el potencial corrosivo de las “noticias falsas” para el orden internacional basado en la democracia liberal.

Llama la atención que los líderes mundiales no indaguen en la responsabilidad de los grandes medios de noticias por la desconfianza del público. Si las fake news han encontrado un clima propicio para desestabilizar las democracias, como aseguran los políticos occidentales, es porque el Periodismo ya no resulta fiable para segmentos de la sociedad cada vez más significativos.

Las manifestaciones ciudadanas de este fin de semana en España ilustran oportunamente el nuevo papel del Periodismo como agente político selectivo.

En Barcelona, una multitud recorrió el centro de la ciudad para pedir que se acoja a todos los refugiados que lleguen a Europa.

En Madrid y otras cuarenta ciudades, los sindicatos celebraron una marcha para acabar con la precariedad laboral y los bajos salarios, pre-calentamiento –dicen– de una próxima huelga general en el país.

Otra protesta reunió a cientos de personas en la Puerta del Sol para exigir un endurecimiento de la llamada  “ley de violencia de género”.

Estas tres visiones del interés público son primadas por los medios, hasta el punto de que es difícil saber qué se da primero, si el conflicto o el relato periodístico que lo fomenta.

El canal de televisión La Sexta, por ejemplo, ha hecho público un acuerdo con las ONG para cubrir de manera singular todas las noticias que tengan que ver con refugiados, dándoles un sesgo alineado con los intereses de esas ONG. ¿Periodismo o propaganda? ¿Verdad o post-verdad?

¿Firmarían las televisiones un acuerdo similar con las ONG pro-vida y pro-familia para cubrir sus eventos y promover causas como el derecho a la vida y el apoyo a las familias numerosas?

Casi al mismo tiempo que las manifestaciones anteriores, tuvo lugar en la Plaza de Colón de Madrid y en Caracas una concentración para pedir la libertad de Leopoldo López y de más de cien presos políticos en Venezuela. Los medios, que no tienen en lo alto de su selectiva agenda los derechos humanos en países como Venezuela o Cuba, le negaron la épica de las causas políticamente correctas y lo despacharon con una cobertura de trámite.

Dice el informe de la Conferencia de Seguridad de Munich que la respuesta al desafío de las “noticias falsas” no puede venir de los Estados. La solución no es prohibirlas o introducir “agencias de la verdad”, a menos que esos Estados se conviertan en regímenes anti-liberales. Justo el camino que acaba de emprender Francia, prohibiendo bajo pena de cárcel y multa los sitios web que el Gobierno considere que obstaculizan el derecho a abortar.

¿Le recordará Mariano Rajoy a su colega François Hollandecuando se reúnan este lunes, que ningún Estado puede convertirse en una agencia de la verdad? ¿Estará la libertad de expresión entre los pilares del orden liberal que España y su estamento periodístico se comprometen a preservar con todas las consecuencias? Estamos en vilo.

Selección de Actuall

Esto es lo que el Estado le debe a la Iglesia en España, por Pablo González de Castejón. “Si la Iglesia dejara de arrimar el hombro en materia asistencial y educativa” –escribe Pablo en este análisis– “el Estado español se tambalearía”.

Los cuatro pecados capitales de la ONU contra la libertad religiosa, por Nicolás de Cárdenas. El grupo de juristas Alliance Defending Freedom ha elaborado un informe en el que critica el abandono de la libertad religiosa en Naciones Unidas. Nicolás de Cárdenas, jefe de Redacción de Actuall, resume y analiza el documento.

Reforma constitucional, por Luis Losada. El Consejo de Estado ya avaló en 2006 la federalización de España.

Estos ninos buscan padres adoptivos, pero 1.000 parejas optan por los vientres de alquiler, por Beatriz de La Rosa. Muchas feministas lo denuncian, y con razón: los vientres de alquiler son explotación, si la gente quiere hijos, que los adopte. 170 millones de huérfanos están a la espera, pero el trámite es lento y burocrático. Beatriz de La Rosa recorre el laberinto de las adopciones internacionales.

El saqueo de las cajas de ahorro españolas, la otra desamortización, por Pedro Fernández Barbadillo. El hundimiento de las Cajas de Ahorros, que representaban casi la mitad del sistema financiero español, comenzó con su ocupación por los políticos, por medio de una ley aprobada por el PSOE en 1985.

El vídeo con el que Eduardo Verástegui hace frente a los vientres de alquiler, por Nicolás de Cárdenas. El actor, director y productor muestra la cruda realidad del procedimiento de la maternidad subrogada, muy similar a la compra de un coche o un electrodoméstico.

Qué más

El candidato de Correa encabeza el recuento en Ecuador. Lenin Moreno habría obtenido el 38,4% de los votos, por el 29,5% de su oponente, el centro-derechista Guillermo Laso, según los resultados avanzados por el Consejo Nacional Electoral. (EFE, La Vanguardia)

La batalla de Mosul se reaviva. El Ejército iraquí lanzó una ofensiva terrestre para recuperar el lado occidental de la ciudad, ocupado en la actualidad por Estado Islámico. Unos 650.000 civiles están atrapados en la zona. (Financial Times, The Guardian)

Fallece Norma McCorvey, la mujer cuyo caso abrió la puerta al aborto. Su historia fue la base de la sentencia Roe vs. Wade, de 1973, que legalizó el aborto en los Estados Unidos. Norma McCorvey se convirtió al catolicismo y fue una gran defensora de la causa pro-vida. (Actuall)

Correspondencia

La caridad

Mis buenos amigos,

La Paz de Cristo.

Hago referencia al formidable artículo que nos presentó el sábado pasado mi periódico favorito, ‘Actuall’, y que trata sobre otra de las formas que el radicalismo intolerante de la izquierda quiere imponer en España. Es decir, que la Iglesia pague contribuciones al Gobierno (pero que los Partidos Políticos queden exentos de ellos, aunque no lo mencionen esos radicales).

Recuerdo que hace unos años, trabajando en México, uno de mis compañeros, gran admirador del marxismo leninista, me comentaba que la Iglesia tiene una enorme riqueza que había adquirido de las “limosnas” que colectaba en las Misas dominicales. Después yo le pregunté qué cuánto dinero aportaba él para esa “limosina”. Su respuesta fue que nunca asistía a la iglesia y por lo tanto él no daba ningún dinero. Mi única respuesta fue: ¿Entonces, cuál es tu problema?

Esto viene a colación para aclarar un punto. E n efecto, la Iglesia posee una enorme riqueza, la Riqueza Espiritual. Ni todo el oro del mundo se equipararía con esa riqueza.  La salvación de las almas, no tiene precio.

A diferencia de la imposición de los Gobiernos de todo el mundo, a través del sistema tributario, la Iglesia no obliga a nadie a dar dinero en las colectas de las Misas (el nombre más apropiado para lo que hasta hace muchos años se conocía como “limosna”).

Los datos que he leído con sumo interés en el artículo del sábado pasado son un perfecto reflejo de la labor que desarrolla nuestra Madre la Iglesia. Como bien dice Pablo González de Castejón, ningún gobierno del mundo podría cargar con la responsabilidad que tiene la Iglesia en cuanto a la Salud, la Educación y el cuidado de los más pobres entre los pobres, aquellos que no tienen un empleo, que no tienen para comer o un techo para cobijarse (y muchas obras más que, en nombre de la caridad y la asistencia al más necesitado, realiza la Iglesia).

Artículos como el que he citado fortalecen cada vez más mi admiración por ese periódico digital que se encarga de diseminar las noticias que los medios laicos de la comunicación nunca dan a conocer.

Sigan adelante… sigamos adelante.

Un nuevo abrazo, de parte de,

Manuel Morales

Envíanos tus comentarios, pistas de noticias y críticas. Tendrán preferencia los que estén firmados.

Únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

Que tengas un día productivo y de servicio a los demás.

¡Hasta mañana!

Actuall.

Comentarios

Comentarios