Cataluña 1-O
Mensajes a favor del referéndum independentista y de la unidad de España, este domingo 1 de octubre, en la Plaza de Cataluña, Barcelona. (Fotografía: Jaime Hernández / Actuall)

¡Buenos días, actuallers!

Estas son las historias más destacadas al comenzar este lunes 2 de octubre, fiesta de los Ángeles Custodios. Si te lo han reenviado, date de alta aquí para recibirlo en tu buzón.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El 1-O en ‘Actuall’. Cobertura especial de Actuall sobre la movilización independentista de este domingo en Cataluña.

La CUP llama a tomar Barcelona la noche del domingo al lunes, por Javier Villamor. Actuall ha hablado con algunos de los votantes del referéndum ilegal.

Lluvia de piedras contra la Guardia Civil y la Policía durante el 1-O. En este vídeo, publicado en la cuenta de Twitter del Ministerio del Interior, se ven dos coches del grupo de reserva y seguridad de la Guardia Civil, escapando de un grupo de veinte personas que les atacan.

Las fotos de falsos heridos que circulan por las redes. En Internet, han aparecido varias fotos y vídeos que no son de este 1 de octubre, o que han sido manipulados.

Lo confieso, soy ‘indepe’, por Candela Sande. La autora escribe en esta columna para Actuall: “Debo confesarles una cosa, abrirles mi corazón, aunque eso suponga perder a todos mis lectores, que ustedes no se merecen que les mienta: soy independentista, sí, y nacionalista incluso. No se asusten… ahora se lo explico.”

Antidisturbios de Policía y Guardia Civil actúan en los colegios electorales ante la pasividad de los Mossos. Los agentes de la Policía Nacional se personaron este domingo en puntos de votación de Barcelona para proceder a su cierre.

El cardenal Cañizares afirma que “España no es sin Cataluña ni Cataluña sin España”, por Juan Robles. El cardenal arzobispo de Valencia ha sostenido que la solución al conflicto “pasa por la oración, la única arma del cristiano”, para que “España se fortalezca conforme a las raíces que la sustentan”.

Las heridas del 1-O. El Estado no pudo impedir este domingo la farsa de votación independentista en Cataluña. El golpe del Estado contra sí mismo se consumó en esta parte de España. Muchos ya apuntan que la consecuencia lógica del 1-O será la liquidación del contrato social de 1978.

El régimen democrático nacido de esa Constitución, la idea de una nación de personas libres e iguales ante la ley, el reconocimiento y la garantía de los mismos derechos, libertades y deberes fundamentales para todos los españoles, vivan donde vivan, todo eso es lo que probablemente se ha acabado este domingo.

La revisión de aquel acuerdo es ya inevitable, y todo vuelve a estar en cuestión: desde la Corona, a la soberanía nacional; desde el derecho a la vida, a la libertad de enseñanza o la libertad religiosa; desde la solidaridad entre comunidades autónomas, hasta la igualdad de las pensiones o la eclosión de selecciones deportivas nacionales dentro de España –por poner solo unos ejemplos de la imprevisible piñata que ahora acaba de romperse a palos.

Habrá otra Constitución, será otra democracia, pero no serán por acuerdo, sino como consecuencia de este golpe de una parte del Estado contra sí mismo.

Las imágenes de cargas policiales y de heridos –más de 400, según la Generalitat– han situado el conflicto justo en el lugar que querían los sediciosos. Esos incidentes han dado la vuelta al mundo. Están en todas las portadas de los periódicos internacionales y abren los noticiarios de las cadenas de televisión de alcance global.

Junto a la potencia emocional de esas escenas, palidece la racionalidad jurídica del Gobierno de España. El presidente Mariano Rajoy lo ha apostado todo a la actuación de los jueces. Él, su vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y todo el Gobierno creyeron que el impulso independentista nacido del Estatut de Pascual Maragall y José Luis Rodríguez Zapatero, viciado de inconstitucionalidad en varios de sus artículos, decaería a base de palo y zanahoria, según conviniera, escondiendo la cabeza debajo del ala de los jueces o agitando el sonajero de nuevas transferencias financieras para tapar los agujeros creados por la corrupción del régimen nacionalista y apaciguar a sus jerarcas.

La vicepresidenta llegó a decir hace poco, cuando aún lideraba la solución dialogada dentro del Gobierno, que fue un error del PP recurrir ante el Tribunal Constitucional un Estatuto lleno de artículos ilegales.

No hace ni una semana que el ministro de Economía, Luis de Guindos, en plena rebelión de las instituciones de la Generalitat frente a la ley, ofreció al presidente catalán Carles Puigdemont un cupo fiscal como el vasco, a cambio de que depusiera su desafío.

La presencia de miles de agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil no basta, en un solo día, para suplir la ausencia del discurso constitucional, democrático y nacional en Cataluña desde 1980, año en que Jordi Pujolllegó a la Presidencia de la Generalitat y el nacionalismo catalán se instaló como religión obligatoria y excluyente en la enseñanza, los medios de comunicación, las grandes empresas, los clubes deportivos y, en fin, en cada rincón de la sociedad. Las cargas policiales de este domingo al ocupar los colegios y requisar las urnas pueden hacer que muchos catalanes, abandonados a su suerte durante cuatro décadas por sentirse españoles, se pregunten ahora a qué viene esta sobreactuación.

No había concluido la jornada más peligrosa de la democracia española desde el 23-F, y el PSOE, a través de Miquel Iceta, ya estaba pidiendo al presidente Rajoy que dimita y pida al Rey que disuelvas las Cortes y convoque elecciones generales. Debe ser esto lo que el nuevo PSOE de Pedro Sánchez entiende por apoyar lealmente al Gobierno frente a los golpistas.

Para Podemos, el 1-O ha sido otro día de fiesta en su calendario del caos. Su única opción de asaltar el poder pasa por que todo se vaya por el sumidero. Y, desde este domingo, están un poco más cerca de conseguirlo.

Los días del Gobierno de Mariano Rajoy parecen contados. El PNV es ahora más reticente que nunca a apoyar el proyecto de Presupuestos del Estado, tras los incidentes de este domingo en Cataluña. Si no es una moción de censura que lleve a la Presidencia a Pedro Sánchez, con el apoyo de Podemos, nacionalistas e independentistas, será por unas elecciones generales.

No tiene nada de particular la caída de un Gobierno en una democracia, si es que España sigue siendo una democracia tras el triunfo del golpe de Estado que este domingo ha quebrado el régimen constitucional de 1978.

En este boletín de noticias, llamamos a los partidos constitucionalistas a formar un Gobierno de concentración que haga frente a la emergencia nacional creada por el desafío separatista, y que impulse, como único mandato, una reforma de la Constitución con el objetivo de afianzar moral y legalmente la igualdad de derechos y deberes de todos los españoles en cualquier territorio de España.

Familia. Los obispos españoles están estudiando cómo responder a la proposición de ley LGBT, porque “conculca derechos fundamentales” y “se quiere imponer obligatoriamente a la sociedad española”. El obispo de Bilbao, Mario Iceta, y presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia, presentó un informe, “dada la gravedad de esta iniciativa legal y otras similares autonómicas para la concepción cristiana del amor humano, el matrimonio, la familia y la educación, además de la conculcación de derechos fundamentales de la persona, consagrados por la Constitución”. (Cuatro)

Colombia. El proyecto de ley de participación, una de las iniciativas derivadas del acuerdo de paz del Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC prevé medidas de vigilancia y sanciones para los medios de comunicación que critiquen a las organizaciones sociales que forman parte del entramado de la banda terrorista. Los artículos 52 y 53 del borrador obligan a los medios “de manera especial, a consultar como fuente a las organizaciones y movimientos sociales y a sus líderes, pues de no hacerlo, se configurarán sanciones al medio”, según alertó Marta Lucía Ramírez, exministra de Defensa y precandidata presidencial. Para la señora Ramírez, la llamada “ley estatutaria” pondrá en peligro la libertad de prensaen Colombia, si se aprueba en los términos en los que está redactado el proyecto. (Panam Post, Blu Radio)

Libertad religiosa. El cardenal secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, pidió reconstruir la sociedad iraquí y continuar la lucha contra el terrorismo, para que los cristianos puedan regresar a su hogar. Parolin aseguró que “el Santo Padre ha seguido con particular preocupación, desde el inicio, la dramática situación de miles de familias que han debido abandonar las propias ciudades y pueblos a causa de la invasión de Estado Islámico, desde junio de 2014”. (ACI Prensa)

Terrorismo. Estado Islámico lanzó el pasado jueves un mensaje en vídeodel líder de la organización, Abu Bakr al-Baghdadi, su primer comunicado en un año, lo que sugiere a las autoridades de contra-terrorismo que el jefe de Estado Islámico podría estar vivo, y acallaría los rumores sobre su muerte. El vídeo, de 46 minutos, está dirigido a los militantes de la organización, a los que el auto-proclamado califa intenta elevar la moral. Los investigadores de Inteligencia y contra-terrorismo de varios países están intentando averiguar si el vídeo es reciente, y si Abu Bakr al-Baghdadi sigue con vida. (The New York Times, en inglés)

Puerto Rico. La imagen de Puerto Rico tras el huracán María es la de una isla en estado de crisis humanitaria, según la CNN. El Gobierno local denuncia la falta de ayuda de la Administración Trump. El presidente, por ejemplo, no habló en público del desastre en Puerto Rico, hasta el pasado jueves. Lo hizo en Twitter, y solo para rechazar la corriente de críticas que empezaba a recibir por la inacción de su Gobierno. Washington ha enviado una flotilla con miles de soldados que intervienen en las tareas de reconstrucción. La población necesita urgentemente suministros básicos.Empiezan a escasear alimentos y no hay agua corriente para la mayoría de  portorriqueños, debido al colapso de las infraestructuras. La cifra oficial de muertos es de 16 personas. (CNN, USA Today, Miami Herald, The Guardian, en inglés)

Libertades. El autobús-anuncio sobre los abusos de las leyes LGBT concluyó en Roma su ruta por Italia. El “bus de la libertad” fue recibido, en general, con apoyo y curiosidad por parte de la población, aunque hubo también grupos de intolerantes que insultaron a los miembros de la campaña de CitizenGO.org y la asociación Generazione Famiglia, y en Nápoles, su alcalde intentó prohibirle circular. (Actuall)

SELECCIÓN DE ACTUALL

Escena inacabada, por Candela Sande. La autora compara la crisis entre Cataluña y el resto de España con un divorcio traumático: “¿Los detalles, las condiciones de la separación, el régimen de visitas, el reparto de los bienes? Ya se vería. Ahora, lo importante era acabar de una vez.”

¡Peligro! Mezquinos en la Iglesia, por Álex Navajas. El autor sostiene que “hoy en día, nos encontramos algunas obras de la Iglesia dirigidas, sencillamente, por personas incompetentes. Personas que seguramente sean buenas, pero mezquinas e incapaces”.

Vargas Llosa contra la “derecha cavernaria”, por Pablo González de Castejón. El Nobel de Literatura definió como “cavernarios” a los diputados chilenos que votaron a favor del derecho a la vida frente a la ley del aborto impulsada por la presidenta Michelle Bachelet.

CORRESPONDENCIA

Llegan muchos comentarios sobre la declaración de la Conferencia Episcopal Española ante la situación política en Cataluña.

Si aún no la conoces, puedes leer la declaración completa aquí. En Actuall, publicamos este resumen.

La mayoría de los suscriptores discrepa de nuestra aproximación al documento de los obispos, incluida en el boletín del pasado viernes.

Completamente en desacuerdo con ustedes en la cuestión de la declaración de la Conferencia Episcopal. 

No es que sean tibios, ¡es que igualan al delincuente con la ley; a la destrucción con la unidad! 

Completamente vergonzoso, y muchísimos católicos la hemos sentido como una puñalada trapera. 

¡Qué triste!

Ricardo Alonso 

L. Aguilar, sobre la posición de la Iglesia española:

Estimados amigos:

Soy católico (practicante, como se dice ahora), y siento no estar de acuerdo con el comunicado de mi Iglesia, que ha sido algo cobarde, y hace referencia a “los pueblos”, cuando, por historia, solo hay un pueblo, el español (salvo que volvamos a las tribus íberas). 

Y no es de recibo que sacerdotes y obispos de Cataluña digan que están de acuerdo con votar, que es contrario a la ley democrática que tenemos.

Hay mucha infiltración en la Iglesia, por desgracia.

Saludos,

L. Aguilar

José Antonio G., sobre ciertas omisiones en nuestra lectura de la declaración de los obispos sobre Cataluña:

¡Madre mía!

Me asombra que a ustedes –pero, también ha pasado con la COPE– se les olvide la parte en la que los obispos se refieren a  “los distintos pueblos del Estado” (¿?), sin nombrar “español” o “España” en ningún momento, en la nota de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal.

Difiero claramente de vuestro análisis (quizá, por primera vez) porque esa nota fue una de cal y otra de arena. Y ya se conoce cómo presionaron los de Tarragona para que saliera así esa nota. 

Una cobardía de monseñor Blázquez, que es tan […] decepcionante para un cristiano (yo).

Saludos,

Jose Antonio G.

Eduardo Galdón no está de acuerdo con el análisis que hicimos en este boletín el pasado viernes:

Queridos amigos,

siento disentir de vuestra opinión sobre el papel de la Iglesia en el conflicto catalán. 

El cristianismo no puede mantenerse equidistante entre los que quieren mantener la unidad de España y los que quieren romperla. El nacionalismo es una ideología nefasta que se basa en el egoísmo (sus fundamentos son básicamente económicos) y la discriminación al que no sigue el pensamiento único o no comparte un mismo origen. 

Los obispos de toda España no pueden “apoyar unánimemente” (punto 1 de la declaración) a los obispos catalanes, ya que éstos han dejado de lado a la mitad de su grey, apoyando una votación ilegal y contraria a la Constitución desde sus púlpitos y a través de otros medios. 

Asimismo, conozco de primera mano lo difícil que es encontrar una misa en español en Cataluña, donde abundan los oficios en catalán a pesar de que más del 50% de la población se declara hispanohablante. 

En vuestro comentario, decís que “cuando esos mismos políticos crean problemas o son incapaces de resolverlos, todos miran a la Iglesia y le reprochan “tibieza” o “equidistancia”. 

Eso se contradice con lo que escribía más arriba, donde queda claro que las críticas a la Iglesia vienen de dos medios de comunicación, es decir, de periodistas, no políticos. Una crítica que, en mi opinión, es completamente legítima con los antecedentes que os he expuesto. 

No se trata de meterse en política, se trata de defender a todo el pueblo español, sin discriminar a nadie ni “bailarle el agua” a quien esté en el poder, como llevan haciendo tantos años los prelados catalanes. 

Como católico, me siento decepcionado ante el abandono de la Iglesia española a los catalanes que no son nacionalistas y/o no hablan catalán, y a tantos sacerdotes que se salen del “borreguismo” imperante y apoyan la unidad de España y a todos los fieles, tengan la ideología que tengan. 

Un saludo, 

Eduardo Galdón

El manifiesto de los 300 curas secesionistas

¡Buenos días!

No sólo 300, sino 400 más, pidiendo al Santo Padre que apoye el diálogo con los independentistas, que mantienen un pulso al Estado.

Ustedes recogieron la doctrina social de la Iglesia, que se han saltado separatistas y monseñor Blázquez. En esta doctrina, lo que se indica es lo contrario de lo que hacen estos curas y la Conferencia.

Los cristianos tenemos que intervenir en la vida pública, estamos llamados a eso. Los obispos,  presbíteros  y diáconos están llamados a pastorear a la grey de Cristo, no a despeñarla. 

La doctrina social de la Iglesia supone buscar el orden justo y el bien común, que no el interés general, en la vida política, laboral y económica. 

La secesión de España vulnera el ordenamiento que nos hemos dado libremente; por tanto, es ilegal. Es injusta, porque no podemos expresarnos todos y afecta al desarrollo de todo el Estado.

Además, es un fraude, se han vulnerado todos los principios legales y democráticos para aprobar el referéndum, y no se puede dialogar con un delito sobre la mesa: en la Constitución Española y en la ley de referéndum, están prohibidos refrendos parciales.

La Conferencia Episcopal no se ha puesto de perfil, sino que apoya descaradamente a los golpistas. 

Hay una Iglesia de izquierdas muy extendida. El demonio se estará frotando las manos, porque esta Iglesia le está haciendo el trabajo.

Cuando la izquierda quiere quitar la Cruz de todos los lugares públicos, quitar las clases de Religión, expropiar los bienes eclesiásticos, ¿se ha manifestado la Conferencia? No. ¿Estos curas catalanes? No. 

Cuando la izquierda totalitaria persigue a los cristianos, apoya al Islam que los masacra, ¿donde está la Conferencia Episcopal? ¿Y los curas catalanes separatistas? 

Cuando les asalten capillas y amenacen con quemarlos como en el 36, ¿dónde estarán?

Yo seguiré marcando la cruz en mi IRPF, seguiré apoyando de todas formas a la Iglesia de Cristo. Hay una Iglesia mártir y santa por todo el mundo.

Pero seguiré diciendo que es un pecado de escándalo que haya ministros y religiosos apoyando un golpe de Estado en un país democrático, dónde todavía somos libres e iguales. 

Que se peca por acción y omisión, y que si hay un delito de pederastia, también lo hay de desobediencia, de sedición, etcétera, y que todos, también los curas, estamos sometidos a la ley.

M. Eugenia Aguilera

José Manuel Urío Hierro expone su punto de vista en los siguientes términos:

Buenos días.

No estoy de acuerdo con vuestro análisis del comunicado de la Conferencia Episcopal: debería haber sido mucho más contundente y haberse posicionado claramente porque los obispos y curas catalanes sí lo han hecho.

Si no hubieran publicado su comunicado respaldando el “derecho” de los catalanes a “su” referéndum podría pasar la tibieza de la Conferencia Episcopal. Pero dado que se han posicionado claramente, la Conferencia debería haberles dado un tirón de orejas recordándoles lo de “dadle al César…” y por supuesto, a continuación haber defendido el estado de derecho que nos permite a todos vivir en paz con nuestras creencias.

Además, como buenos anarquistas que son, la CUP ya les ha dado a los curas del manifiesto su “plan de futuro” para la República Independiente de Cataluña (sic): laica y sin absolutamente ninguna concesión a ninguna iglesia. Por si creían los curas catalanes que con ese comunicado iban a poder congraciarse con los nuevos amos de Cataluña.

Como casi todos los actores de este vodevil, también los curas tienen mucho que perder y sin embargo ahora que están frente al precipicio defienden el paso adelante… Los únicos que han llamado a la cordura han sido los empresarios catalanes pero nadie les está haciendo ni caso.

Un saludo,

José Manuel Urío Hierro

A. Luque comenta lo siguiente:

A propósito de la declaración de la Conferencia Episcopal, por supuesto, que es bueno el diálogo, pero sólo hasta que se comprueba que con una de las partes es inútil ese diálogo.

Por supuesto, que sería deseable no llegar a una “actuación irreversible”, pero supongo que eso no quiere decir que los españoles tengamos que aceptar mansamente la ireversibilidad de la declaración de independencia.

Por supuesto, que hay que rezar para que la situación provocada por los separatistas se resuelva pacíficamente, pero desgraciadamente, esas oraciones vendrán del resto de España, porque las dos regiones donde más ha descendido la práctica religiosa son Cataluña y el País Vasco, que han sufrido un clero independentista que ha vaciado de fieles las iglesias.

Los radicales nacionalistas ya han declarado que, en cuanto se declare la independencia, la Iglesia no recibirá un céntimo ni el menor trato de favor. 

Los obispos deberían recordar a los miles de sacerdotes y monjas que fueron asesinados por los separatistas durante la Guerra Civil.

Se dice que lo único que hace falta para que el mal triunfe es que los buenos no hagan nada, así que, por favor, señores obispos, ¡sean buenos y hagan algo!, y no me digan que están rezando, porque eso ya lo estamos haciendo los fieles que quedamos.

Y por último, recuerden el versículo 3,16 del Apocalipsis: “Mas, por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”.

A. Luque

Julio Bueno cree que la Iglesia puede hacer algo más que orar en la cuestión catalana:

Pues si, como dicen ustedes, de la Iglesia sólo se puede esperar oración, para la oración, sólo hacen falta dos elementos, el orante y el orado. 

Sobra doctrina, sobre estructura, sobra liturgia y sobra parafernalia. 

En suma, sobran intermediarios, cuando el destinatario de la oración se presupone que entiende todas las lenguas. 

Traductor puede y suele ser sinónimo de traidor.

Julio Bueno

Ramón Miquel señala a los responsables de la crisis política en Cataluña:

Aquí, en Cataluña, con los separatistas no hay nada que hacer, se han obstinado en romper con España, después de 40 años de paz, y volveremos como antes, si no se remedia la situación.

En cualquier lugar, las personas separatistas hacen mucho daño a los demás, no quieren que estemos tranquilos y en paz, sino que quieren guerra.

Ramón Miquel

Decepcionada

Quiero empezar con una nota positiva y felicitarlos por sus interesantes artículos que son de interés para todos.

Resido en Puerto Rico desde hace más de 35 años, soy centroamericana pero, hasta este momento, no he leído en ‘Actuall’ mencionar lo devastador que fue el huracán ‘María’ para la isla de Puerto Rico y demás islas aledañas. 

Los padecimientos que hasta el día de hoy acá son de sufrimiento y desolación.  

La ayuda en Puerto Rico no llega, y la situación empeora cada vez más por la falta de experiencia en la logística, etcétera.

Hoy, después de 8 días, hay pueblos en Puerto Rico que aún no les ha llegado la ayuda.  

Espero que sean un poco más sensibles la próxima vez y no se les escape una noticia como esta que tanta cobertura se le está dando en otros medios internacionales.

Gracias por escucharme,

María Méndez

El Club de los Viernes, una red de opinión y activismo liberal en España, ha publicado en su página web una entrevista con Samuel Gregg, director de Investigación del Acto Institute. Uno de los miembros del Club, Ángel Manuel García Carmona, es también lector de este boletín y recomienda escuchar al señor Gregg, cuando habla sobre temas de actualidad relacionados con las teorías de género, el marxismo cultural, el invierno demográfico y otros asuntos que forman parte del foco editorial de Actuall.

Envíanos comentarios, pistas de noticias y críticas a brief@actuall.com.

Únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

¡Que pases un buen día!

La Redacción de Actuall.

Comentarios

Comentarios